La historia de Purim – Teatro para niños

purim 11El Centro Kehila tiene el gusto de presentar:

La historia de Purim escrita en forma de teatro para los niños de su comunidad y/o colegio. Solo tienes que elegir los actores, ensayar o improvisar y…

¡Educar de una forma muy divertida!

Jag Purim Sameaj

Sigue leyendo

Para la Mesa de Shabat – La lucha eterna

Parashat Zajor, por Uriel Edery

zachor

El Shabbat previo a Purim es conocido como “Shabbat Zajor”, en referencia a la porción que es agregada al ciclo normal de la lectura de la Torá, en la cual se relata la obligación de borrar el nombre de Amalek de la faz de la tierra. Con respecto a esto existe en los versículos una aparente contradicción. Por un lado esta obligación recae sobre el pueblo tal como relata la Torá: “Habrás de borrar la mención de Amalek de bajo los cielos“, mientras que por otro lado D”s nos dice que Él mismo se encargará de esto, tal como está escrito: “Pues borrar habré de borrar la mención de Hamalek de bajo los cielos“.

Por lo tanto encontramos acá cierta disyuntiva, sobre quién recae tal función, sobre el hombre, el cual reside en la tierra, determinando así que Amalek corresponde a lo terrenal. O sobre El Creador, determinando que Amalek se encuentra en niveles espirituales superiores los cuales se encuentran alejados de las esferas humanas. Para poder responder a esto, creo que es necesario hacer cierta introducción.

Sigue leyendo

mascara 2

Adar, ¿mes de la alegría?

“Desde que comienza Adar, aumentamos la alegría”

Muchas son las explicaciones para esta sorprendente expresión de nuestros sabios. ¿Por qué Adar? ¿Acaso Nisan, el mes de Pesaj, no es más importante? ¿O Tishrei el mes de Rosh Hashana, Kipur y Sucot, también llamada de Zman Simjatenu (época de nuestra alegría)?

En este corto video aportamos una visión que revela una potente fuente de alegría, muy pertinente para la conturbada realidad en la que vivimos. (5:13 min).

Sigue este enlace para bajar grátis la guía completa de Purim

Versión escrita para imprimir y transmitir la clase

Sigue leyendo

4 lecciones fundamentales

Nuestros sabios decretaron que en cuatro sábados especiales del año, además de leerse la Parashá semanal como hacemos en cualquier Shabat normal del año, sean leídas una serie de lecturas adicionales, que se conocen con el nombre de las Arbá Parshiot. Ellas son: Parshat Shekalim, Parashat Zajor, Parashat Pará y Parashat Hajódesh.

El rico, el pobre y el judío – Parashat Shekalim

El Shabat anterior al comienzo del mes de Adar se conoce con el nombre de Shabat Shekalim, pues además de la Parashá semanal, en él leemos un pasaje especial en recuerdo de la Mitzvá del Majatzit Hashékel (medio shekel), que todos los hombres mayores de veinte años debieron donar para la construcción del Mishkán (Tabernáculo), en el desierto, al salir del Egipto. 

Esta ofrenda era fija y “el adinerado no incrementará y el pobre no disminuirá de medio shekel”, enfatizando que tanto el rico como el pobre tienen igualdad de derechos a los ojos de D´s y de la ley judía. Todos participaron por igual y nadie nunca podrá decir: “el Templo (o la sinagoga, o la comunidad) es más mío que tuyo”. En la sinagoga, ricos y pobres son simplemente judíos. Sigue leyendo

arbol

La fascinación y la rutina

Si caminando por los bosques aparece un arroyo justo en el instante en el que empezamos a sentir sed, lo llamaríamos milagro. Y si en una segunda caminata sintiésemos sed en el mismo sitio y volviese a aparecer el arroyo, nos daríamos cuenta de la coincidencia. Pero si ese arroyo estuviera allí siempre, lo daríamos por sentado y dejaríamos de notarlo. Sin embargo, ¿acaso no es eso todavía más milagroso? (Rabi I. Baal Shem Tov)

Al cobijarnos bajo las ramas fecundas de Tu Bishvat somos invitados a experimentar una vez más en nuestra propia piel que frente a la maravilla de la naturaleza lo único natural es el asombro permanente y genuino. Esta fascinación nos lleva a un profundo y verdadero amos a D´s, como nos enseña el Rambam (Leyes de los fundamentos de la Tora 2:2): “Cuando el hombre contempla Sus obras y creaciones grandiosas y maravillosas, vislumbrando por medio de ellas Su sabiduría inconmensurable e infinita, de inmediato Lo ama, Lo alaba y Lo glorifica, y es presa de un intenso anhelo por conocer ese gran Dios, como lo dijo David: “Mi alma está sedienta del Dios viviente” (Salmos 42:3).

Además, la observación de la belleza de la creación, nos da un sentido de responsabilidad que nos alienta a cuidar y perpetuar lo que nos ha sido dado, a fin de que quienes nos sucedan gocen de idéntica posibilidad de maravillarse frente a lo asombroso. Tal como dice el Midrash (Vaikra Raba): “Cuando lleguéis a la tierra plantareis toda clase de árboles frutales” (Vaikra 19:23). Dijo D´s al pueblo de Israel: Aun que la encontréis llena de todo lo bueno, no digáis “descansaremos y no plantaremos”, sino esmeraos en vuestras plantaciones. De la misma forma que encontraron plantaciones que otros las plantaron, así mismo debéis plantar para que desfruten vuestros hijos”.

La máscara de la naturaleza

Sólo podemos obtener acceso al mundo espiritual por medio de la máscara de lo físico. El mundo de la naturaleza oculta lo espiritual. Lo logra aparentando que es autosuficiente, avanzando en forma confiable a lo largo del mismo carril con una previsibilidad reconfortante. La diferencia entre la naturaleza y el milagro es que lo milagroso rompe el patrón esperado. Sin embargo, intrínsecamente un milagro no es más maravilloso que lo natural. La única diferencia es que estamos acostumbrados a una forma mientras que la otra es algo inesperado.

Estamos adormecidos hacia la insensibilidad por la rutina de la naturaleza. Damos por supuesto aquello con lo que estamos familiarizados. El vocablo hebreo para designar a la naturaleza es teva, cuya raíz significa “ahogar”. Si el mundo natural de causa y efecto no es estudiado de forma cuidadosa y perceptiva para descubrir sus pistas acerca sus fondos, ahoga la conciencia de lo espiritual. Pero el vocablo teva también es la raíz de la palabra matbea, que designa una moneda que lleva en su superficie una imagen estampada en relieve: el mundo es una imagen estampada de una realidad superior. Si estudiamos el mundo armados con el conocimiento de que éste refleja exactamente su fuente última, podremos percibir de forma consistente y segura los rasgos de esa última fuente.

La elección queda enteramente a cargo del observador: podemos mirar el mundo con los ojos cansados de la costumbre y solamente percibir lo mecánico, aquello que ahoga al espíritu, o podemos mirarlo con ojos de asombro y percibir la imagen de una realidad superior.

¡TuBishvat es su oportunidad de desvendar la máscara de la naturaleza!

Extraído de “La Mascara del Mundo”, Rabí Dr. Akiva Tatz

arbol 2

Actividad para Tu Bishvat

Tu Bishvat es la fiesta de los árboles. En esta actividad aprovecharemos la temática de los árboles y de Tu Bishvat para inculcar valores fundamentales en el desarrollo de la identidad judía y la formación de la personalidad.

Especialmente proyectado para escuelas, Talmud Tora o movimientos juveniles.

También las familias que deseen están invitadas a bajarlo para una linda vivencia familiar.

Pica cualquiera de las imágenes para bajar gratis la Actividad de Tu Bishvat lista para imprimir.

Personaliza la actividad con el logo de su institución o comunidad por apenas US$ 18.

Si este material es de su agrado, ayúdanos a seguir produciendo materiales de alto nivel para el enriquecimiento de la vida judía-comunitaria. (Pica aquí para efectuar su donativo)

TU BISHVAT 4                TU BISHVAT 2

Pica una imagen para bajar la Actividad de Tu Bishvat lista para imprimir.

Jewvia, el mejor juego para tu Smartphone

jewvia

Jewvia, el mejor juego de judaísmo de los últimos tiempos ya está disponible para bajar gratis, tanto para iOs como para Android.

Se trata de un divertido juego de trivia con más de 1.250 preguntas de judaísmo en seis categorías: Ética, Por qué, Personalidades, Tanaj, Festividades, Tefila y Halajá, en tres niveles (principiante, intermedio y experto).

Compite solo o en compañía de tus amigos y familiares para determinar quién posee mayores conocimientos. Bájalo gratis, diviértete y comparte con tus amigos.

Todos los contenidos del juego fueron elaborados por el Centro Kehila.

Versión iOS                   Versión Android

¿Mito, cuento o historia? Parte IV – Los patriarcas y su contexto histórico

Por: Dr. Yitzhak Calafi para Centro Kehila

nuzi tabletVarios hallazgos arqueológicos referentes a la época de los orígenes de Israel confirman que las narraciones patriarcales encajan incuestionable y auténticamente en el ambiente del comienzo del segundo milenio antes de la Era Común, lo que invalida la tesis que la religión patriarcal, tal como está descrita en Bereshit, es una retro proyección a tiempos pasados de creencias posteriores.

Se han descubierto …

Sigue leyendo

Para la mesa de Shabat: ¡Yo soy Yosef!


Parashat Vaygash
Por Uriel Edery

ThisJosephWeb

Todo aquél que leyó parashat Miketz, la cual fue leída la última semana, queda boquiabierto al notar que esta finaliza sin relatar el desenlace del encuentro entre Yosef y sus hermanos. Es en nuestra parashá, Vaigash, que el suspenso acaba y esta parte de la historia llega a su fin.

La Torá nos relata el sentimental discurso expuesto por Yehudá y la reacción de Yosef al confesar entre lágrimas “¡Yo soy Yosef!”. Los hermanos vuelven a unirse, los sueños se vuelven realidad, lo único que falta es el esperado encuentro entre Yosef y su sufrido padre Yaakov.

Luego de abandonar la tierra de Egipto en busca de su padre, la Torá nos relata: “Ascendieron ellos desde Egipto y vinieron a la tierra de Canaan a Yaacov – padre de ellos. Le anunciaron a él diciendo: Todavía vive Yosef y él gobierna en toda la tierra de Egipto. Mas se detuvo su corazón… pues él no les creyó a ellos. Pero ellos le hablaron todas las palabras de Yosef – que les había hablado – y vio las carrozas que había enviado Yosef para portarle a él. Entonces se reanimó el espíritu de Yaacov, padre de ellos.”

El que conoce la historia de Yosef y sus hermanos de forma completa, puede entender por qué Yaakov no les cree. Ya que el que mintió una vez, también puede hacerlo una segunda. Sin embargo es necesario recordar que Yaakov no era consciente de que lo que le habían dicho los hermanos sobre la muerte de Yosef no era cierto. Es por esto que surge la pregunta: ¿Qué es lo que lleva a Yaakov a no creerle a sus hijos?

Sigue leyendo