¿Causa o consecuencia?

Destrucción del Beit Hamikdash
Destrucción del Beit Hamikdash

Como motivo de los ayunos, nuestros sabios mencionan en la Mishna 10 calamidades que ocurrieron a nuestros antepasados, cinco en el 17 de Tamuz y cinco en el 9 de Av.

Curiosamente, la Mishna describe las tragedias que ocurrieron el 17 de Tamuz y en 9 de Av (consecuencias), pero no relatas las causas de las mismas. Sin embargo, los ayunos no son días de luto solamente por lo que ocurrió en el pasado, sino que son símbolo de tristeza por nuestras propias debilidades como pueblo y como personas. Si el objetivo es que nosotros podamos mejorar nuestras acciones y actitudes, lo más lógico seria que nuestros sabios mencinanen los motivos espirituales que llevaron a estas calamidades y que persisten en nuestros días.

¿Por qué la Mishna describe las consecuencias y no las causas de las tragedias?

Al mensionar las calamidades y no sus causas, nuestros sabios demuestran un profundo conocimiento de la naturaleza humana.

Normalmente, cuando alertamos a alguien acerca de su mala conducta o actitud negativa, éste se pone en la defensiva o negando los hechos o justificándolos con todo tipo de escusas. No hay limites para nuestra creatividad cuando se trata de “limpiar nuestro buen nombre”. Para admitir nuestras fallas se necesita una gran dosis de humildad y valor, que no siempre las tenemos.

Sin embargo, es mucho más fácil darse cuenta de una situación negativa por la que se está pasando. Cualquiera puede sentir que la realidad actual no es la ideal, que la situación podría ser mejor. No siempre sabemos qué es lo que está mal, pero cuando nos abren los ojos, inmediatamente vemos qué es lo que debe cambiar. Es muy dificil ver nuestras deficiencias, pero es fácil entender que determinada situación o estado son verdaderas calamidades para el pueblo de Israel.

Cuando nuestro sabios hablan de las tragedias y no de nuestra conducta su postura es educativa y no acusatória. Así evitan la reacción natural de que nos pongamos en la defensiva y nos dan la oportunidad de entender cuales son los verdaderos problemas del pueblo de Israel y asumir la responsabilidad por arreglarlos.

En síntesis: Por medio del analisis profundo de los hechos históricos, nos percatamos de nuestros propios retos, sean físicos (antisemitismo, ayuda al necesitado, etc.) o espirituales (asimilación, perdida de identidad, etc.). Como nadie nos acusa de haber causado tales calamidades, nos sentimos libres para asumir la responsabilidad por arreglar la situación. Obviamente, el primer paso es cambiarnos a nosotros mismos.

Para reflexionar:

Elige una de las 10 calamidades listadas en la Mishna a continuación.
¿Qué simboliza? ¿A cuál situación actual se asemeja?

Según tu opinión, ¿qué conducta o acción acasionó tal tragedia?
¿Qué puedes hacer para reverter esta situación?mishna taanit

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield