No sé como quererte

Por: Becky Krinsky de Recetas para la vida©

 

562247_411904655489807_120165536_nEn una relación de pareja es tan importante lo que se dice como lo que se calla.

¡Qué fácil es lastimar y dañar la relación de pareja cuando uno o ambos miembros no tienen empatía y no pueden o se niegan a sentir compasión por el otro! Si bien al principio de las relaciones hay una gran sintonía donde uno está constantemente atento a lo que siente y necesita el otro, el romance fluye solo y la emoción por compartir y platicar son automáticos, a medida que la relación madura, se establece la rutina, los problemas de la vida diaria cautivan la atención y los sentimientos intensos que existían en un comienzo, se desvanecen al punto que en ocasiones se llegan a olvidar.

El poder estar sintonizado y sentir junto con nuestra pareja es una condición importante para cultivar la confianza, el amor y la armonía.

 

Priscilla y Sergio tienen semanas sin hablarse a pesar de que viven bajo el mismo tec210754457531580528_7tWrFC4Z_f-300x415ho. Los problemas y las presiones económicas los consumió al punto que más que una pareja hoy son como dos extraños viviendo bajo el mismo techo y cuidando a los hijos. Entre ellos pareciera que ya no hay nada en común, y el deseo de hacer el intento de volver a recuperar la relación y el amor casi ya no está presente.

Priscilla siente un gran dolor que se ha transformado en un enojo desmesurado. Ella lo atribuye a la falta de interés y esfuerzo de su marido. Cada vez que discuten Sergio se queda callado y al poco tiempo prende la televisión o se queda dormido.

Su marido por su parte, ya no puede aguantar ni una discusión más. Siente que Priscilla es demandante y no entiende que es lo que ella quiere de él. Pareciera que viven en un círculo vicioso y en un laberinto sin salida.

La desesperación y la frustración que siente Priscilla la han convertido en una mujer deprimida, muy sola y que empatia2se ofusca rápidamente. Esto ha llevado a que Sergio la ignore cada vez más y no entienda sus llantos.

El problema de esta pareja es que no hay ningún esfuerzo por ponerse en el lugar del otro y tratar de comprender el dolor y las necesidades de cada uno. Se la pasan reclamando, juzgando y peleando. No sienten compasión el uno por el otro y no están dispuestos a dar de sí para reparar la relación.

Mientras el tiempo pasa, el dolor se agudiza y la distancia se hace cada día más clara. Hay discusiones interminables, malos entendidos y una gran distancia…

 

www.recetasparalavida.com

 

Sintiendo contigo

Ingredientes:

  • 1 racimo de sensibilidad
  • 1 pieza de atención
  • 2 cucharadas de entrega
  • 3 gotitas de compasión
  • 1 rebanada de sinceridad

Condimentos: Bondad, gentileza y generosidad

Precaución: Las conexiones emocionales se pierden cuando no se entiende el otro punto de vista

Modo de preparación:

  1. Sentir empatía por otro permite tener compasión, aumenta nuestra sensibilidad y nos permite reconocer nuestros errores. Cuando la pareja es una prioridad y se le proporciona la importancia, el tiempo y la dedicación que merece, se consigue solidificar la relación, aumenta la sensación de bienestar y nuestras acciones son más acertadas.
  2. Para que las relaciones funciones es importante darle a otro lo que este necesita para que se sienta seguro y querido. El dar de sí mismo conduce a crear sentimientos de pertenencia y unión. Cuando se llena el corazón de amor, bondad y gentileza, uno es capaz de nutrir y alimentar a quien tenga el alma rota.
  3. El esfuerzo y el tiempo que se invierte en entender a la otra persona beneficia más a la persona que lo hace que a la persona que lo recibe. Nos convertimos en mejores personas cuando ayudamos y entendemos a los demás. Sólo cuando puedes ver al otro como a ti mismo es cuando realmente se logra un crecimiento verdadero.

“La verdadera importancia y el valor de las relaciones surge a medida que uno utiliza su poder para influir y cambiar positivamente sus relaciones personales y el mundo en el que vive”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.
Copyright © 2005-2011 Recetas para la vida TM. Todos los Derechos Reservados

 

Síguenos en Facebook recipes for life y twitter @recipesforlife

 

Si te gusta este artículo, recomendamos también:

En busca de la felicidad que no se conoce

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield