¿A qué le tienes miedo?

Por: Becky Krinsky de Recetas para la vida©

Sentir miedo hacia el Todo Poderoso es una de las primeras obligaciones que dicta el judaísmo. Esta mitzvah se lleva a cabo fácilmente en el momento que tomamos en cuenta las consecuencias de nuestras acciones. Y reconocemos la grandeza del Rey de todos los reyes.

Curiosamente sentir miedo hacia el Creador nos acerca a Él y al mismo tiempo nos regala una sensación de libertad, al hacernos hace consientes de nuestro libre albedrio y de la grandeza de Su poder. Por supuesto que Hashem no busca controlar a nadie. Simplemente quiere que cada persona desarrolle sus potencialidades y se asemeje en lo más posible a él, a la perfección y a lo mas divino.

Al pensar en cosas que intimidan, se desconocen o ocasionan sentimientos de incertidumbre crea tensión, angustia y mucho miedo además de ser molesto y muy incomodo. El miedo, tiene en general una connotación de peligro, de estado de alerta y de atención inmediata. En general las personas temen a enfermarse, a la soledad, la vejez, a la muerte, a perder la fe, a no tener el reconocimiento y el amor de sus hijos, al fracaso, al desempleo, etc. Todas estas situaciones límites y delicadas sin duda. El miedo ante estas situaciones se convierte en un ingrediente importante. Para unos, es un medio de supervivencia, superación y una motivación continua para protegerse y buscar el camino al éxito. Por lo que el miedo se convierte en un agente positivo, alentador y lleno de energía. Sin embargo, a otros el miedo los paraliza, los limita y les hace perder hasta las ganas de vivir.

Noemí sabía que tenía una enfermedad complicada, su condición física la limitaba. Ella sabía que en cualquier momento su cuerpo le podría fallar. Estaba consciente de que podría perder su vida tal cual sus hermanos la habían perdido años atrás. Todos tenían una enfermedad congénita cruel y terminal. Por esta razón esta joven buscaba siempre actividades peligrosas, películas de terror, deportes extremos, todo con el fin de estimular su adrenalina y sentir la emoción de estar viva y llena de energía. Entre más peligrosa y mas imposible era la aventura, mas emociónate se convertía. Noemí tenía realmente un espíritu visceral y muy arriesgado. Su necesidad de sentirse viva la motivaba a experimentar fuertes emociones.

Noemí murió hace un par de años tal como ella especulaba. Ella vivió intensamente, disfruto, conoció e hizo todo lo que estaba en su poder para probarse a sí misma que lo único que la podría limitar e impedir hacer cualquier actividad que quisiera seria la muerte. Y así fue.

Te pregunto ¿tú te aventuras, exploras y buscas romper tus paradigmas de las ideas que te limitan obtener lo que quieres? O simplemente sobrevives tu vida lleno de aprensiones y de excusas para justificar tus propios límites y miedos?

www.recetasparalavida.com

El miedo que ayuda. Un ingrediente importante para vivir

Ingredientes:

  • 1 taza de reconocimiento; estado de alerta, presente y preparado para aprovechar
  • 1 rebanada de sensibilidad; posibilidad de captar y experimentar las distintas emociones
  • 2 piezas de valor y fortaleza; poder enfrentar las situaciones aun las que intimidan o incomodan
  • 1 ramita de confianza; aceptar que hay un plan para cada quien, tener fe
  • 2 sobrecitos de actitud positiva y buena disposición; ver la vida con ojos nobles y buscar el lado positivo
  • 1 pizca de determinación; luchar sin dudar, llegar a la meta sin esperar recompense a medio camino 

Precaución: el miedo solo es toxico cuando se le evade y no se le enfrenta

Modo de preparación:

  • La vida es emocionante y peligrosa; es importante sentir miedo y superarlo. Aprovechándolo positivamente conduce a disfrutar, aprender, lograr etc. Cuando uno le teme  ser mediocre, vivir una vida sin sentido y sin amor, convierte al miedo en su mejor aliado para encontrar, valor, éxito y sentido a todo lo que hace.
  • El miedo empuja, fortalece y ubica en la realidad. La naturaleza humana tiende a distraerse de las cosas importantes al suceder situaciones inesperadas que requieren de atención inmediata. Sentir miedo cuando se recuerdan las limitaciones y la fragilidad de la condición humana, uno regresa a la realidad retomando los valores verdaderamente importantes.
  • El miedo define tus valores y tus limitaciones. El miedo te otorga la libertad y el poder de decidir, te ayuda a tomar conciencia de lo que es importante para ti, te hace cuidarlo y defenderlo así como también te frena y te recuerda que toda acción tiene consecuencias.

“Una vida sin miedo, es una vida aburrida, que no corre riesgos, aventuras ni busca conquistas o triunfos”.

 

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.
Copyright © 2005-2012 Recetas para la vida©. Todos los Derechos Reservados
Quiero ser tu amiga en  Facebook recipes for life y twitter @recipesforlife
Colecciona todas las recetas y nutre tu corazón.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield