¿Cómo se pregunta cuando uno no sabe bien lo que se busca?

Por: Becky Krinsky/recetasparalavida.com

Para encontrar las respuestas correctas hay que saber qué preguntar

El Pirkei Avot (capítulo 2: enseñanza 6) nos enseña: “Un tonto no tiene miedo del pecado, ni un ignorante puede ser piadoso; una persona tímida [que tiene miedo a la pregunta] no puede aprender, ni el enojado [que no tiene paciencia] puede enseñar (…) y en el lugar donde no hay hombres, esfuérzate por ser hombre.”

¿Qué pasa cuando se tiene la intención de entender algo que no se conoce pero no se sabe ni siquiera por dónde empezar la búsqueda?

¿Por qué?… Quiero saber, necesito entender, deseo conocer, ¿Dónde puedo encontrar esto, como se hace o quien me lo puede explicar?

Sin preguntas no hay entendimiento y sin entendimiento no hay crecimiento, así que; es importante aprender a preguntar; Preguntar correctamente ¿no es así?

Cuando se sabe lo que se busca es más probable encontrarlo; independientemente de la respuesta o las expectativas creadas. Al obtener resultados se aclaran dudas, se obtiene un punto de partida, más aun, se puede elaborar un plan concreto, basado en el entendimiento y hasta tomar mejores decisiones.

Pero ¿qué pasa cuando no se sabe exactamente qué es lo que se quiere? difícilmente se puede iniciar la búsqueda adecuada.

Definitivamente saber cómo preguntar es uno de los artes más valuados en estos tiempos modernos, sobre todo porque muchas de las posibles respuestas se encuentran al alcance de toda persona que entienda y maneje bien las computadoras. El reto es saber que se debe buscar.

question-markSer parte de la generación cibernética provee algunas grandes ventajas, para empezar el idioma de la tecnología es menos amenazador, la búsqueda es más eficiente, el leguaje es muy similar a sus juegos con los que crecieron, por otra parte las compañías y las redes sociales etc… son manejadas en su mayoría por esta misma generación.

Yoli tiene un sueño y necesita transformarlo en un negocio productivo, sabe que lo que hace tiene gran valor y le gustaría expenderlo, En un principio fue un juego divertido pero hoy en día se ha convertido en una responsabilidad y un trabajo con muy poca remuneración a pesar del su gran reconocimiento.

Tiene tiempo luchando por si sola con los recursos que conoce; nadie puede negar que haya tenido grandes logros o buenas conexiones, sin embargo ha llegado un punto en donde los retos y limitantes son mayores a los que ella sabe manejar. Tanta decepción de esfuerzo ha convertido su entusiasmo en depresión y en enojo, independientemente que le han quitado las ganas de trabajar y de seguir creciendo. Ella no ha encontrado el apoyo que busca ni la manera de canalizar sus múltiples ideas en algo productivo.

Cuando el hijo mayor de Yoli regreso de la universidad y vio el sufrimiento tan grande se su madre, le dijo con mucha naturalidad, ¿ya buscaste en el internet gente que te pueda ayudar?

¿El internet? Claro Yoli le contesto; ya hice todo lo que humanamente he entendido, he mandado correos electrónicos, abierto portales y manejado las redes sociales… Su hijo simplemente le contesto, seguramente no has buscado en los lugares adecuados ni tampoco has hecho las preguntas debidas.

Que fácil se dice…. El chiste es ¿cómo hacerlo?suscribete

www.recetasparalavida.com

La receta: Preguntas asertivas, respuestas efectivas

Ingredientes:

  • 1 taza de curiosidad; deseos y apertura para aprender
  • 1 taza de ingenio y creatividad; poder buscar en nuevos y variados lugares
  • 2 cubos de objetividad; ver la realidad como es, o como uno quisiera
  • 3 cucharadas de humildad; reconocer que se puede aprender de todo y de todos
  • 1 manojo de persistencia; buscar hasta que se encuentre realmente la respuesta
  • 1 rebanada de propósito; hay que preguntar con un fin claro y especifico
  • Conciencia y responsabilidad según sea necesario, hay que saber que cuando uno obtiene la respuesta que busca, la tiene que aplicar.

Recomendación del chef:

Modo de preparación: Reconozco que tengo mucho que aprender y que si aprendo a preguntar sin miedo, voy a encontrar respuestas que me van a ayudar a crecer, a aprender y sobre todo a ver el mundo con más claridad.

  1. Aprender a preguntar y entender las respuestas, es crecer. Preguntar lleva a pensar con claridad, cuestionar y descubrir. El que pregunta se involucra con su medio. Como consecuencia, obtiene el regalo más valioso de la vida, el poder de elegir.
  2. Todas las preguntas son valiosas; No hay preguntas absurdas. Las preguntas empoderan, ofrecen información e invitan a la reflexión. No hay que tener miedo a preguntar, ya que se aprende de todos, de todo y en el lugar menos pensado.
  3. La actitud positiva y abierta es básica para hacer preguntas efectivas. La disposición y la objetividad son ingredientes importantes para no llegar a conclusiones equivocadas o irreales. Entender de qué se trata la vida, buscar lo que despierta pasión sin duda ofrece u mejor sazón.

“El que aprende a preguntar y reconoce lo que no sabe, aprende a aprender”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente. Copyright © 2005-2013 Recetas para la vida TM. Todos los Derechos Reservados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield