La buena actitud es contagiosa

Por: Becky Krinsky e Iliana Berezovsky de Recetas para la Vida


Toda persona tiene la obligación de tratar de alguna manera generar Kidush Hashem, actuar como un embajador y santificar el nombre de Dios. Hacer el bien, tratar al prójimo con respeto, trabajar con gusto y hacer lo mejor que cada quien puede hacer… definitivamente es poner el nombre de Hashem en muy alto.

¿Que logramos con esto? Quizá mucho mas de lo que estábamos esperando. Cuando actuamos de manera correcta y benévola, no sólo nos hacemos un bien a nosotros mismos, sino también a todos nuestros seres queridos, mejoramos el mundo y hacemos que todos vivan mejor, ¿nada mal verdad?

Un ambiente positivo motiva a trabajar mejor

Para llegar a trabajar con ganas es muy importante sentirse tranquilo, a gusto, bien recibido y valorado. El trabajo dignifica y mejora la calidad de vida. Por lo tanto, es conveniente asegurarse de siempre tener la mejor actitud para poder lograr un ambiente sano, eficiente y realmente productivo.

Apenas Arturo entraba en la oficina, se podía sentir cómo la tensión del ambiente aumentaba. Arturo no podía separar sus problemas personales de su trabajo y la gente que estaba bajo su supervisión pagaba las consecuencias. Arturo tenía una expresión malhumorada, era muy crítico con sus empleados, les hablaba con un tono despectivo y arrogante. Tenía poca paciencia y su trato era muy rudo. En su presencia, los trabajadores se sentían muy estresados y descontentos, lo cual afectaba su rendimiento. 

No fue coincidencia que el departamento que Arturo dirigía fuese el mas problemático, con menor resultados y con mas cambo de personal en toda la compañía.

Los ejecutivos advirtieron a este director que si no encontraba la causa y la solución de este problema lo tendrían que despedir. Arturo preocupado se acercó a sus personas de confianza, cuando escucho los comentarios y reproches que le dieron, se enojo, realmente le costó trabajo aceptar que él era la causa principal del problema, sin embargo la solución entonces era mucho mas simple de lo que el esperaba.

El tenia que cambiar su manera de actuar, modificar sus malos hábitos como por ejemplo el de llegar enojado, cansado y mal comido y desquitarse con gente ajena, tenia que aprender a ser mas tolerante y agradable, sobretodo tendría que utilizar la gentileza y la buena dirección. Cosas tan simples como, desayunar imageantes de llegar a trabajar, descansar bien, saludar con una sonrisa, dar las gracias cunado se le entregaban los reportes, reconocer el trabajo de sus compañeros. Los cambios realmente fueron muy pequeños y sencillos sin embargo, después de poco tiempo se convirtieron en una nueva y buena rutina, con resultados sorprendentes. Mucho más rápido de lo que se imaginó el departamento de Arturo dejo de tener problemas y las personas llegaban contentas y listas para trabajar todos los días.

Una persona puede cambiar, mejorar o estropear el amiente de trabajo, y tú: ¿Qué tipo de persona eres?

La receta

www.recetasparalavida.com

Una Buena actitud

INGREDIENTES

-1 taza de buena disposición

-1 taza de comprensión

-2 cucharadas de actitud positiva

-1 manojo de gentileza

-1 rebanada de atención

-2 racimos de flexibilidad

Espolvorear con práctica continúa

CONDIMENTOS

Sonrisas, palabras amables y consideración

Nota del chef: con una buena disposición todo se ve y sabe mejor

MODO DE PREPARACIÓN

1 Ser el primero en tratar adecuadamente a los demás invita a tener una buena relación. Tener una buena actitud, llegar con una disposición positiva, ser amable y regalar una cálida sonrisa, suaviza hasta a las personas más duras de tratar.

2 El beneficio mayor es para quien tiene la mejor actitud. Desarrollar tolerancia y paciencia fortalece el carácter y ofrece una oportunidad para entender mejor a los demás.

3 Es importante aprender a ser positivo y gentil. Tener una disposición a ser objetivo y fomentar la armonía no es una labor fácil, requiere de mucha práctica y dedicación. En el momento en que esto se logra se mejoran las relacionas personales, se alcanza una mayor tranquilidad y todos se benefician.

“La energía es una fuerza dinámica que se multiplica con facilidad; si uno es positivo el sentimiento de bienestar y felicidad se incrementa automáticamente.”

2010-2012 ® Derechos Reservados por Recetas para la vida.

Te esperamos en Facebook recipesforlife!

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield