¿Quién paga la cuenta con un embarazo inesperado?

Por Becky Krinsky Braverman / recetasparalavida.com

Cuidado, mucha diversión puede terminar con la pasión

No se necesita ser un psíquico para poder predecir como puede terminar la historia que empieza como una simple y bella aventura, una relación divertida e ingênua. Generalmente no falla, el final es triste. El gusto se convierte en deseo y este confunde una buena relación con un anhelo temporal. Jóvenes se lastiman creando cicatrices emocionales difíciles de curar. Y además en ocasiones, estas relaciones dejan un paquete que hay que cargar para el resto de la vida. Cuantos embarazos existen como resultado de un deseo incontrolado.

Pasión, diversión, fantasías, promesas incumplidas, copas de más… todos estos son excelentes ingredientes para obtener una perfecta receta complicada, problemática y muy peligrosa.

Cuando una persona se siente contenta, no piensa y por supuesto tampoco escucha. Es inútil hacer entrar en razón, porque un corazón emocionado esta prendido, suspira, late y comete muchas tonterías. Está convencido de que su felicidad depende de el sentimiento enfrascado en un objetivo equivocado.

Después de una divertida noche de copas Mago quedó embarazada y Víctor el hombre que le susurró un amor eterno una noche antes, olvido todas sus promesas. Su amante, se desentendió completamente. Él se sintió engañado por Ella. Víctor asegura que Mago se embarazó tan solo para poder casarse con él. Víctor decidió alejarse de ella y jamás tener contacto ni siquiera con el bebé.

¿Será valido tener relaciones, divertirse y no tomar responsabilidad por las acciones propias? Es bien sabido que por más que uno se cuide, existe una probabilidad de que el método falle, accidentes suceden. Independientemente de si Mago tomó o no precauciones para quedar embarazada, se necesitan dos para tener un bebé y la actitud de Víctor muestra una gran irresponsabilidad e inmadurez. Pero esto sucede cuando tanto hombres como mujeres tienen relaciones “comportándose como primates u orangutanes.”

Las consecuencias son claras, al tener una relación sexual uno debe asumir responsabilidad para con su comportamiento. No se debe tomar una postura meramente animal, acostándose por instinto o por simple calentura, sin compromiso y sin valores que sostengan la relación. Mucho menos mentirse a si mismo, pretendiendo que el amor es verdadero, ingenuo y pasional cuando en realidad la calentura, el deseo y la pasión son los verdaderos motivos de la relación.

Que lástima que muchas relaciones intimas se han limitado simplemente a tener relaciones físicas, apasionadas, pero al fin vacías, sin llegar a un nivel más profundo donde el cuidado y el compromiso son más fuertes que el deseo y la pasión temporal.

Entonces la pregunta se repite: ¿quién paga la cuenta? Encontramos cada vez más relaciones inmaduras, egoístas, llenas de deseos y anhelo, con una verdadera falta de interés por crear una relación comprometida, segura y fiel.suscribete

www.recetasparalavida.com

La receta: Relaciones solidas y emocionalmente nutritivas

Ingredientes:

  • 1 taza de responsabilidad; aceptar los derechos y las obligaciones
  • 1 taza de compromiso; madurez para sostener la relación mas allá del deseo
  • 3 pedacitos de conciencia, valores solidos, acciones positivas e integridad
  • 1 litro de amor incondicional; dar y compartir tiempo, detalles, intereses etc.
  • 2 cucharadas de sinceridad; honestidad y fidelidad
  • 1 racimo de aceptación; ver y querer a la otra persona por lo que es

Recomendación del chef: Controla tus impulsos y cultiva una relación solida que te complete y te haga ser mejor persona.

Modo de preparación:

  1. Una relación emocionalmente nutritiva ofrece una satisfacción mayor que un sentimiento temporal y apasionado. La emoción, seducción y el deseo son ingredientes divertidos provocadores que contaminan y empalagan a cualquier persona. Sin embargo no hay nada mejor que tener responsabilidad, compromiso y conciencia cuando la realidad surge.
  2. Toda acción tiene consecuencias. Comportamientos positivos construyen reacciones solidas y personas contentas, comportamientos inadecuados y fuera de contexto, llena a la persona con culpas reproches y malas decisiones logrando que se vivía en un mundo que aprende a justificar y evadir el dolor que se produce.
  3. Crear verdaderas relaciones, consientes, maduras y responsables fomenta el bienestar personal, familiar y fortalece a toda la comunidad. Para tener una buena vida es vital aprender a controlar los instintos y el placer temporal. Vale la pena esforzarse por crear una relación madura que tenga metas y objetivos consistentes.

“La pasión es un fuego que tarde o temprano se acaba consumiendo si no tiene los ingredientes necesarios para continuar nutriéndose y creciendo”.

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.
Copyright © 2005-2013 Recetas para la vida TM. Todos los Derechos Reservados
.

Articulos recomendados:
“Cuando les fallas a los demás, te fallas a ti mismo”
Ya vez; Te lo dije… ¡nunca me haces caso!

Otros articulos de la categoría Recetas para la Vida

Suscríbete a nuestro boletín e entérate de la las novedades del Centro Kehila.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield