La Prueba de Nuestra Generacion

dilema
Designed by Freepik

 El Talmud declara: “Cada setenta años aparece una estrella que descarría a los navegantes de los barcos”. En la historia judía, cada generación es puesta a prueba por una errónea filosofía o ideología. Grandes movimientos ideológicos opuestos a los auténticos valores judíos arrastran tras de sí al mundo y al pueblo judío; cada generación es puesta a prueba y tentada por uno de ellos.

 Pero, ¿cuál es la prueba de nuestra generación? ¿Qué estrella descarría a aquellos que deberían navegar a través de nuestro rumbo histórico? ¿Qué percepción  falsa es la que hoy pone a prueba y tienta las mentes de los judíos?

 Es la erosión de la distinción entre judío y no judío

 En la mente del judío moderno ha tenido lugar una transición hacia una percepción universal del ser humano sin distinciones, por lo menos en lo que respecta a la identidad judía. El carácter único del pueblo judío y su singular trayectoria a lo largo de la historia se han vuelto borrosos en las mentes de muchos judíos.

La belleza y grandeza especiales que posee nuestro pueblo, la percepción del milagro que representa nuestra existencia a pesar de los esfuerzos conjuntos de vastas secciones de la humanidad que a lo largo de la historia han procurado destruirnos; la  conciencia aguda de estas cosas se está perdiendo.

En esta época los jóvenes judíos consideran que la conciencia de la identidad judía es irrelevante o negativa. En el centro de su sentido de identidad personal no hay nada específicamente judío.              El orgullo natural de ser hijo de la historia judía – se está perdiendo.

 Debes comprender esto: Que una idea y un pueblo que han estado a la vanguardia de la conciencia y los acontecimientos humanos a lo largo de milenios, que más que cualquier otra cosa han sido el punto central de la historia mundial, desaparezcan de la conciencia de sus hijos e hijas hasta el punto tal que estén dispuestos a desecharlos sin siquiera tomarlas en cuenta, por lo menos superficialmente, es un fenómeno notable.

Constituye una prueba especial, una prueba de inconsciencia. La mente judía está dormida, narcotizada por esta prueba inusual y sin precedentes. La joven y agresiva mente judía, esa mente aguda e inquisitiva que ha examinado, penetrado, descubierto, ideado e inventado en todas las áreas del conocimiento, ha perdido el deseo de conocerse a sí misma. La mente judía esta casi en estado de coma.

Por primera vez en la historia, la ideología del mundo es que no hay ideologías. Por primera vez en la historia judía, la conciencia de toda una generación de judíos no incluye el judaísmo. El hombre ha perdido su sentido interno de sí mismo como hombre; los judíos han perdido su sentido interno de sí mismos como judíos.

 Para aquellos que no sienten en forma natural su carácter judío, ésta es un área que precisa de estudio. Antes de alejarse de siglos de historia, siglos de sufrimiento inhumano y supervivencia sobrehumana, siglos de judíos que vivieron y murieron para que continuara la milagrosa supervivencia de este pueblo, es lógico investigar qué es lo que significa esta herencia. El nivel más básico de honradez y lealtad exige esa investigación.

La prueba de nuestra generación es despertar la consciencia judía. Devolver al jóven judío el orgullo por su judaísmo. Con este objetivo fue creado el Centro Kehila!

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. En Israel las naciones serán bendecidas | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield