Mil sonrisas de corazón a corazón

América Latina es conocida por sus impresionantes paisajes, la calidez de su gente y, por supuesto, el amor por el fútbol. Sin embargo, pocos conocen el amor que sienten los niños de las comunidades judías por Medinat Israel. A pesar de que los maestros enseñan sobre el Estado de Israel, su presente y su pasado, sigue siendo muy difícil encontrar la oportunidad de expresar estos sentimientos al público israelí.

Gracias a la iniciativa del movimiento Centro Kehila, se produjo un cambio en la historia. Este año más de 1000 niños lograron expresar sus sentimientos y enviaron Cartisei Braja que emocionaron a los niños del hospital Shaare Zedek en Yerushalaim.

Los niños hospitalizados, que recibieron los Cartisei Beraja se conmovieron por el amor que les expresaron los niños de su misma edad, que a pesar de la lejanía se sienten muy cercanos. Por unos momentos, la tristeza y el sufrimiento dieron lugar a una sonrisa de oreja a oreja, gracias a los Cartisei Beraja y a los payasos medicinales de la organización “Simjat Halev”, que se voluntariaron para animar a los niños y demostraron profesionalismo y sensibilidad sin límites.

El rabino Ramy Avigdor, director del movimiento Centro Kehila  comentó : “Me imagino a estos niños reuniéndose en un futuro no muy lejano, ya sea después de la Tzava en su paseo por Sudamérica o de visita a Israel en Taglit-Birthright o algún programa similar. Este es el primer paso para fortalecer la conexión de la generación futura israelí y la de la diáspora.

El parlamentario de la Kneset Haim Jelin del partido Yesh Atid se unió a la delegación. “Cuando estás aquí y haces sonreír a un niño que se encuentra en diálisis, sientes que vale la pena todo. Recibes las proporciones correctas de la vida “. El parlamentario, que se unió a los payazos medicinales haciendo burbujas de jabón, quedó muy emocionado por la distribución de los Cartisei Beraja y las reacciones de los niños y sus padres.

Daniel Shwedel, director de contenidos de Centro Kehila, enfatizó que esta actividad especial se enfoca en el denominador común de la identidad judía sionista de las comunidades latinoamericanas, con niños de todas las corrientes del judaísmo que participan juntos con “un solo corazón”.

Esta hermosa actividad fue posible gracias a la generosa aportación de nuestro querido amigo el Sr, Fortunato Levy. D´os quiera que comparta la compañía de tus seres queridos por muchos años con salud y alegría.

Queremos agradecer a nuestros colaboradores por su invaluable ayuda y a los Morim que enviaron los hermosos dibujos de sus alumnos.

Participantes:

Youlyn Luna, CIM ORT, México

Mirit Amrani, Tarbut México

Raquel Saed, Colegio Sefaradí, México

Cely Chayo, Colegio Or Sameaj, México

Noemi Juejati, Yeshurun Tora, Buenos Aires, Argentina

Batia Wigutow, Bami Marc Chagall, Buenos Aires, Argentina

Viviana Levy, Talmud Tora, Bereshit,Tucuman, Argentina

Miriam Sardal, Escuela Maimonides, Buenos Aires, Argentina

Andrea Kohan, Escuela Hebrea Hatikva, Salta, Argentina

Carina Ancis, Escuela Integral, Uruguay

Lili Weizman, Instituto Dr. Jaim Weizman, Costa Rica

Colaboradores:

Carol Brousi, Amigos Shaare Zedek, México

Audrey Gross, Relaciones publicas, Shaare Zedek, Israel

Estela Kalinsky, Fundación Bama, Argentina

Sigui Ben Lulu, Organización Simjat Halev

 

 

 

 

 

 

Fotofrafías Audrey Gross, Hospital Shaare Zedek, Yerushalaim

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield