¿Amar a D-os?

Por: Rabino Baruj Ghelman

hasidic-kidsLa Tora nos ordena amar a D-os. “Veahavta et H´ elokeja”. Y la pregunta es clara: ¿cómo se puede amar a quien no se le conoce? O quizá si conocemos y no sabíamos…

Cuentan que hace poco menos de 100 años, en Yerushalaim, había un talmud tora para niños llamado “Etz jaim”, cuyos niños tenían fama de

ser muy listos. Varias veces venían los adultos a probar la astucia de los pequeños. En una ocasión le dijo un adulto a uno de los niños: “… Te doy una moneda si me dices dónde esta D-os…”. La astucia del pequeño no defraudó, y le contestó: “… Te doy dos monedas si me dices donde no está D-os…”

Y en verdad así dice el rey David en tehilim: “…Melo kol haaretz kevodo…” (“Todo el mundo está lleno de tu honor”). Es decir, que todo el mundo está lleno de la presencia divina… así que ¿cómo puede ser que no lo conozcamos? Quizá porque no sabemos buscar …

Rabí Israel Baal shem tov, el iniciador del movimiento jasídico, tiene una gran enseñanza que nos ayudará a entender este concepto y también a entendernos a nosotros mismos.

La gemará dice que cuando una persona, inclusive a solas, va a hacer una averá (transgresión) le entra cierto temor y se dice a sí mismo “shelo irani adam” “Que nadie me vea”. Y pregunta el Baal shem tov: ¿Por qué se le despierta a la persona el temor de que lo vea alguien, si al único a quien le importa de la averá es a D-os?

cara puzleY contesta: en verdad, al hacer una averá, estamos haciendo algo en contra de la voluntad de D-os, y muy profundamente, en el alma, sentimos el temor de estar haciendo algo malo. Pero eso es en las profundidades del alma, más arriba, en la superficie, donde están los sentimientos y emociones que vivimos día a día, este profundo sentimiento de temor a D-os se revela como temor, sin explicación, y la persona piensa que es temor de que lo vean…

Es decir, que una emoción normal que cada quien siente, tiene su origen en la profundidad del alma. Y esto, sigue el Baal shem tov, es solo un ejemplo. Todas las emociones que sentimos día a día, nacen del alma, y nosotros al fin y al cabo solo vivimos su revelación.

Y así, por ejemplo, dice rabí Yaacov Itzjak de Lublin, conocido como el “Joze MiLublin” (el “Profeta de Lublin”) de los grandes seguidores del camino del Baal shem tov, que antes de rezar, para tratar de llegar a sentir amor a D-os, la persona pase tiempo con sus hijos, juegue, y el amor que se le despierte hacia sus hijos, ese mismo amor lo canalice hacia D-os.

La gente busca experiencias espirituales para tratar de encontrar a D-os, la idea detrás de esta búsqueda, es que a D-os hay que buscarlo fuera de mí, yo soy mundano y simple, y para encontrar profundidad y significado, lo tengo que buscar afuera (quizá en la India o Tailandia…).

El Baal shem tov, nos dice diferente, ¡el lugar más profundo y santo donde puedes buscar a D-os, es dentro de ti mismo!

De esta forma, podemos llevar una vida plena, y llena de significado, sabiendo, que en cada sentimiento, y más aún, ¡en cada relación con nuestro prójimo, estamos viviendo una revelación divina!

Si este artículo te gustó, recomendamos también:

caminoEs más fácil ver los errores de los demás, recetas para la vida

¿Dónde está el Gan Eden? video charla de 4:22 min

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield