La justicia en el judaísmo

Justicia
Justicia

Dr. Yitzhak Calafi

El sistema de justicia que llevó a España al declive

En su libro de “Sapiens. Una breve historia de la humanidad”, el historiador y pensador israelí Yuval Noah Harari explica en el capítulo “La religión capitalista. Colon busca un inversor” que en Europa a diferencia de otros continentes, los reyes y generales fueron adaptándose gradualmente a la manera de pensar mercantil, hasta que los comerciantes y banqueros se convirtieron en la elite gobernante y que la conquista europea del mundo se financiaba cada vez más con créditos y no con impuestos. Y que los inversores europeos preferían prestar a los comerciantes holandeses antes que al Rey de España, por que en caso de impagos, los tribunales independientes de Holanda obligaban a pagar al príncipe y/los comerciantes si era justo, pero que en España ningún tribunal se atrevía a obligar a pagar al Rey de España si era justo.

En España los tribunales de justicia estaban completamente subordinados al Rey, los jueces hacían lo que él quería, y tienen miedo de represalias si no se sometían a la voluntad del Rey. En los Países Bajos, los tribunales eran ya entonces un poder separado del gobierno que no dependía ni de los burgueses ni de los príncipes. Los empresarios y banqueros aprendieron con fracasadas experiencias financieras que el tribunal de Madrid desestimaba los casos y que era mejor hacer negocios con los comerciantes holandeses y con Holanda que no con España.

Esto llevó, entre otros factores, a la falta de modernidad de España y su atraso respecto a los países de la Reforma en la que se establecían tribunales libres y no sometidos a la autoridad real, siendo España la primera potencia económica y militar de la época. España iba debiendo cada vez más dinero al emprender guerras y guerras para dominar los Países Bajos y vencer y someter al protestantismo, una vez ya se habían agotados los capitales robados a  los judíos.

La causa más importante de su atraso fue su odio al judío, la persecución, asesinato, conversión forzada por la Inquisición y Expulsión de judíos por parte de los Reyes Católicos, lo que provocó la pérdida de la elite intelectual, científica, económica y técnica artesanal del país.

La Inquisición impidió la Reforma y modernización del cristianismo en la península ibérica, no permitió la lectura de la Biblia en idiomas vernáculos y acercar la Biblia al pueblos y ahogó cualquier atisbo de pensamiento independiente y de pensadores libres. Los españoles eran “cristianos” y no leían ni la Torah ni los Evangelios, no conocían de primera mano la teórica base doctrinal de su propia religión, lo que llevaba a la ignorancia supina. La Inquisición prohibía a los españoles leer libros de autores judíos o protestantes así como tampoco los libros impresos en editoriales judías o protestantes. En otras palabras, enaltecimiento de la fe del carbonero y de la ignorancia absoluta.

España, potencia militar y económica gracias a la extracción de plata y oro y otras riquezas de América fue incapaz de elevar con todo ello el nivel cultural, social, intelectual y científico de los españoles.

 

Justicia, Justicia tú perseguirás

Completamente diferente de los sistemas de justicia de la época del nacimiento de Am Israel y de muchos actuales [1], la Justicia en el judaísmo no hace diferenciación de personas por su orientación religiosa, ideológica o de procedencia y orígenes, de intelecto o de fortuna. Su leymotiv y tema central está en la Torah: Amarás al prójimo como a ti mismo. [Levítico 19:18] y en Devarim/ Deuteronomio 16:20: Justicia, Justicia tú perseguirás. צדק צדק תרדף.

Ya desde el inicio del judaísmo, se considera que cada individuo es responsable de sus actos y ningún familiar puede ser sancionado o castigado por las faltas de un individuo, a diferencia de muchos sistemas legales de muchísimas naciones y aún hoy vigentes en zonas de África y Asia: “Los padres no serán condenados por los delitos cometidos por sus hijos, ni los hijos por los delitos de sus padres. [Devarim/Deuteronomio 24:16].

D-s perdona al que se arrepiente: “El Eterno, paciente y misericordioso perdona el pecado al arrepentido, si bien no lo justifica” [Bemidvar/Número 14:18].

Ninguna de las transgresiones que ha cometido le serán recordadas; por la justicia que ha practicado, vivirá. ¿Acaso me complazco yo en la muerte del impío, dice D-s el Eterno, y no en que se aparte de sus caminos y viva? [Jejezkel/Ezequiel 18:22-23]

Pues yo no me complazco en la muerte del que muere, dice D-s el Eterno. Arrepentíos y vivid. [Jejezkel/Ezequiel 18:32]

Diles: “Vivo Yo, dice D-s el Eterno, que no me complazco en la muerte del impío, sino en que el impío se aparte de su camino y viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos. ¿Por qué habéis de morir, oh casa de Israel? [Jejezkel /Ezequiel 33:11]

¿Qué D-s hay como tú, que perdona la iniquidad y pasa por alto la rebeldía del remanente de su heredad? No persistirá en su ira para siempre, porque se complace en la misericordia. [Mijá/Miqueas 7:18]

 

D-s perdona al que hace teshuvá [2], pero no le incumbe a Él perdonar las faltas que uno hace contra otras personas.

Rabí Elazar Ben Azarya explica el versículo: “de todos vuestros delitos ante D-s os purificaréis” en Hoshea/Oseas 14:2-3: Vuelve, oh Israel, al Eterno tu  D-s, porque tropezaste en tu iniquidad. Procuraos palabras y retornad al Eterno. Dile: “Perdona toda iniquidad y acepta lo que es bueno, y te ofreceremos por holocausto el sacrificio de nuestros labios.

Los pecados que sólo conciernen a la persona y al Creador, en el día de Kipur son perdonados; pero los pecados que atañen a las relaciones con su prójimo, sólo son perdonados en Kipur si uno se disculpa ante la víctima previamente. (Yoma, Perek 8, Mishna 9).

 

No hay justicia sin verdad

Justicia, Justicia tú perseguirás. צדק צדק תרדפ [Devarim/ Deuteronomio 16:20]

El texto del pasuk dice dos veces justicia y según El Tárgum Onkelos  (primera traducción al arameo de la Torá del siglo I d ED) traduce este versículo de la siguiente manera: קושטא קושטא תרדןף (verdad, verdad perseguirás). No hay justicia sin verdad.

De tres cosas depende la existencia del mundo. Rabán Shimon ben Gamaliel dice: el mundo se basa en tres principios: en la Justicia, en la Verdad y en la Paz (el Shalom). El rabino Muna comentó: estas tres cosas son esencialmente la misma cosa: si se hace justicia se llega a la verdad y esta conduce a la paz. Todas estas enseñanzas fueron anunciadas en un sólo versículo (Zejariá/Zakarías 8:16): “Éstas son las cosas que debéis hacer: decid la verdad unos a otros, juzgad con verdad y con juicio de paz en vuestras puertas”. Donde mora la justicia mora la paz; donde la paz se haya presente la justicia también está allí.

Abraham Ibn Ezra (España, siglo XII) propone dos interpretaciones posibles. La primera: “Incluso si ganarás o perderás”, la justicia es justicia, no importa quien gane. Este mandamiento ordena buscar la justicia a pesar de todo, aceptar que si perdemos frente a un tribunal también eso es justicia. Justicia no es solamente cuando se gana, también lo es cuando se pierde. Su segunda interpretación es dinámica, Ibn Ezra dice: “Una vez tras otra, todos los días de tu vida”. La Justicia debe ser perseguida hasta el cansancio y nunca debemos claudicar en nuestros reclamos. La justicia debe ser perseguida día tras día hasta que finalmente, con la ayuda de D-s, la misma llegue a nuestras vidas y nuestras sociedades.

Bahaya ben Asher (España, siglo XIII) explica que “La Justicia debe ser perseguida tanto con la palabra como con la acción”. El pronunciar Justicia sin actuar con justicia es inutil y vivir una vida de bien sin alzar nuestra voz contra las injusticias tampoco es la solución. La Justicia debe ser reclamada tanto con nuestra voz como con nuestras acciones concretas.

El jasídico Simja Bunim de Peshija (Polonia, siglo XVIII) afirma: “La justicia debe ser perseguida por medios justos”. El fin no justifica los medios. Si la justicia es el fin nuestros medios para alcanzarla deben ser justos, honestos y correctos y es por eso que la Torá nos recuerda dos veces la palabra Tzedek, una por el fin y la otra por los medios.

 

La justicia [Din] tiene como objetivo llegar a la verdad [Emet], el fin de todo el sistema judicial, en su sentido más noble, es conocer la verdad, conocer y entender como fueron los hechos para saber que dictaminar. Cuando se hace justicia, si se consigue realmente, está trae aparejada inmediatamente la verdad. La verdad sale a la luz luego de un proceso donde se ha hecho justicia. Ya tenemos el Din y el Emet, la justicia y la verdad. El Shalom, la Paz, se encuentra presente en esta misma ecuación. Una vez que a través de la justicia hemos conocido la verdad, la paz es simplemente el resultado de aquella ejecución. Todo se basa en definitiva en un sistema judicial confiable. Está busca la verdad y al encontrarla también encuentra la paz. Rab Muna dice “Donde mora la justicia mora la paz; donde la paz se haya presente la justicia también está allí. En un mundo donde la justicia existe la paz es una realidad, no un ideal.” [3]

En Shemot/Éxodo 22:20: “No maltrates ni oprimas al extranjero, porque extranjero fuiste en la tierra de Egipto”.

En Shemot/Éxodo  23:9: “No oprimirás al extranjero, porque vosotros conocéis el alma del extranjero, ya que lo fuisteis en tierra de Egipto.

 

¿Por qué es necesaria la Justicia?

Está escrito: “Hiciste a los hombres como peces en el mar” [Javakuk/Habacuc: 1:14]. Así como los peces en el mar, los peces grandes se comen a los chicos. Así son los hombres. Y si no fuera por el temor a la ley se comerían entre sí. [Avodá Zará 4]

 

El tipo de Justicia que exige la Torah

“No harás acepción de personas en el juicio,  ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al poderoso. Procederás según estricta justicia.” [Vayikrá/Levítico 19:15]

Está escrito: Y no aceptarás soborno” [Shemot/Éxodo 23:8]. No se refiere solamente al soborno material. También se puede sobornar con bellas palabras. [Ketubot 105]

 

¿Desde cuándo surge la necesidad de Justicia?

En el primer conflicto entre humanos, el asesinato de Hébel a manos de su hermano Cáyin, D-s le dice a éste: ¿Por qué has hecho esto? La sangre de tu hermano, que has derramado en la tierra, Me pide a gritos que haga justicia. [Bereshit/Génesis 4:10]

 

¿Quién es el Juez Supremo?

Abraham sabe que D-s que es el Juez Supremo de todo el mundo y Él hace Justicia.

 ¡No es posible que hagas morir al inocente junto con el culpable, como si ambos hubieran cometido los mismos pecados! ¡No hagas eso! Tú, que eres el Juez supremo de todo el mundo, ¿no harás justicia? [Bereshit/Génesis 18:25]

Am Israel tiene consciencia de que D-s le redimió de la esclavitud de Egipto con poder y con grandes actos de justicia. [4]

D-s, el Todopoderoso, nunca tuerce la justicia ni el derecho. [Iyov/Job 8:3]

Si D-s odiara la justicia, no podría gobernar. ¿Cómo puedes condenar a Quien es inmensamente justo? [Iyov/Job 34:17]

El salmista reconoce que D-s es el Juez Justo: Tú eres Juez Justo: te has sentado en Tu trono, para hacerme justicia. [Tehilim/Salmos 9:5]

Tu justicia, oh D-s, llega hasta el cielo; Tú has hecho grandes cosas; ¡no hay nadie como Tú! [Tehilim/Salmos 71:19]

Tu reinado, oh D-s, es eterno, y es un reinado de justicia. [Tehilim/Salmos 45:7]

Tú eres un Rey poderoso que ama la justicia; tú mismo estableciste la igualdad. Has tratado a los hijos de Jacob con justicia y rectitud. [Tehilim/Salmos 99:4]

 

El porqué es necesaria la justicia

Actualmente en hay una tendencia en Occidente de ser piadoso con los crueles, lo cual lleva a lo que dice el Talmud: “Quien es piadoso con los crueles acaba por ser cruel con los piadosos.”

 

Justicia igual para todos, sin excepción

D-s ordena al pueblo de Israel de no actuar con injusticia al dictar sentencia, ni favorecer al débil –en cuanto es débil-, ni al poderoso –en cuanto es poderoso. Y exige apegarse a la justicia cuando al dictar sentencia. [5]

Así mismo ordena hacer la misma justicia tanto al israelita como al extranjero, sin distinción de procedencia o de origen: Al mismo tiempo di a vuestros jueces las siguientes instrucciones: “Atended a todos y haced justicia, tanto a vuestros compatriotas como a los extranjeros que moran con vosotros” [Devarim 1:16]

Y no se podrá hacer acepción de personas en los juicios, se tiene que escuchar a todos, tanto al pequeño como al grande, sin temor a nadie, por que el juicio es de D-s. [Devarim/Deuteronomio 1:17]

 

D-s hace justicia y ordena amar al extranjero

“[D-s]  hace justicia al huérfano y a la viuda, y ama y da alimento y vestido al extranjero que vive entre vosotros. Amad pues al extranjero, pues extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.” [Devarim /Deuteronomio 10:18-19]

Es una obligación dictada por el Eterno poner jueces y alguaciles en todas las ciudades de Israel y que juzguen al pueblo con juicio justo, sin torcer el derecho ni aceptar acepción de personas ni admitiendo regalos ni sobornos, porque el soborno ciega los ojos del sabio y pervierte los juicios del justo. Y exige buscar la justicia para que Am Israel pueda vivir y poseer en paz Eretz, Israel, que el Eterno nos dio en heredad. [Devarim/Deuteronomio 16:18-20]

 

¿La ley y justicia sólo incumben a Am Israel?

En absoluto, existe una unidad y universalismo de la ley divina. La religión de Israel tiene dos elementos: el mosaísmo –de carácter obligatorio para el pueblo judío- y el elemento universalista: el noaquísmo, de carácter obligatorio para la gentilidad. La coexistencia de dos aspectos diferentes de una ley única, dos formas cúlticas de una misma religión. En el propio mosaísmo encontramos al lado de la ley común para todo el pueblo, unas normas y ordenanzas específicas para la tribu de Leví y otras para la familiar de Aharon, los cohanim, y otras para el Cohen HaGadol.

El mosaísmo es un aspecto particular de la verdadera religión, y no está más destinada a todo el género humano de lo que las reglas sacerdotales estaban destinadas en Israel a todos los israelitas, ni las del Gran Sacerdote a toda la tribu de Leví.

El noaquísmo es el primer peldaño de una escala que el israelita ha de superar antes de profesar la ley mosaica. Am Israel recorrió  en forma distinta  los dos peldaños: primero es iniciado con la ley noáquida, y sólo tras esa iniciación previa recibe la ley de Moshé. Rashi comenta sobre el pasuk de Shemot 24:3 que afirma que Moshé transmitió a Am Israel todas las palabras del Eterno y sus mandamientos: “Las palabras del Eterno son las órdenes relativas a la pureza que el pueblo debía observar y a su espera al pie del Sinai; Sus mandamientos son los Siete Preceptos de los hijos de Noah –es decir a la humanidad entera-.”

Entre estas 7 Leyes Noájidas está la de mantener la Justicia y prescribe tener magistrados y establecer tribunales. Las Siete Leyes Noájidas son : No asesinar. No robar. No idolatrar falsos dioses. No ser sexualmente inmoral. No comer un miembro arrancado de un animal vivo. No maldecir a D-s. Establecer cortes y llevar a los infractores ante la justicia. [6]

 

Jueces que juzguen con verdadera justicia

Está escrito: “Al pequeño como al grande escucharéis” [Devarim/Deuteronomio 1:17]. A los hombres sin importancia, a los pobres, como a los grandes, ricos. Reish Lakish interpreta: juzgaréis un pleito en torno de algo mínimo con la misma seriedad que se aplica a un pleito relativo a algo sumamente valiosos. [Sanedrín 8]

Devarim /Deuteronomio: 16:18: “Nombrad jueces y oficiales en todas las ciudades  que el Señor vuestro D-s va a dar a cada tribu, para que juzguen al pueblo con verdadera justicia.”

 

Si no hay justicia justa

Si ves una generación sobre la cual se abaten muchas desgracias, corresponden que te fijes y examines a sus jueces, los responsables. [Shabat 139]

Dijo Rabí Iójanan: Está escrito: “Y fue en la época en que juzgaban los jueces (Rut 1:1) La gente juzgaba a los jueces. Cuando un juez le decía a alguien: Quítate la astilla que tienes entre los dientes. El otro respondía: Y tú quítate el tronco que tiene entre los ojos. [Baba Batrá 15]

Los jueces son responsables de los males que sobrevienen. Como está escrito: “Oíd jefes de Jacob y oficiales de Israel que despreciáis la justicia, y aceptáis el soborno… Por vuestra causa Sión será arrasada como campo arado y Jerusalem será montículo de escombres.” [Mija/Miqueas 3:9-12]  [Shabat 139]

Enseñaba Reish Lakish: Cuando se designa un juez inhábil es como si se plantara en Israel un árbol idolátrico, como está escrito: “Jueces y oficiales designarás… No plantarás ningún árbol idolátrico” [Devarim/Deuteronomio 16:18] Lo contrario de designar al juez correcto es “plantar árbol idolátrico” [Sanedrín 7]

 

Los tribunales para casos de dinero en Israel tenían tres jueces, para los casos relativos a la vida misma se necesitaba un jurado de 23 jueces y el juzgado de 71 personas (El Gran Sanhedrín), el central

Rabí Ishmael hijo de Rabí Iosei enseñaba: Nunca juzgues a solas. El único que puede hacer justicia a solas es D-s. [Avot 4]. Rabí Yehudá hijo de Pazi dice: Ni siquiera D-s juzga solo. Como está escrito: “Vi a D-s sentado en Su Trono y el Ejercito del Cielo junto a Él, a Su izquierda y a su derecha [1 Reyes 22:19]. Los de la derecha eran los defensores. Los otros, los acusadores. D-s compartía con ellos el juicio. [Sanedrín Yerushalmi I, I]. Hilel decía: No juzgues a tu compañero hasta que te coloques en su lugar. [Avot 2]

Tres tipos humanos son odiosos para D-s: El que dice una cosa con la boca y otra con el corazón. El que puede testimoniar a favor de su prójimo y no lo hace y el que testimonia solo contra su prójimo, en lugar de reprenderlo al verlo cometer una mala acción. El Testimonio de un hombre solo es inútil. Como mínimo se requieres dos testigos. [Pesajim 113]

 

Una petición a D-s

Oh Eterno, condúceme en Tu justicia, por causa de los que me acechan. Endereza Tu camino delante de mi rostro.            [Tehilim/Salmos 5:9]

Juzgará al mundo con justicia, dictará sobre los pueblos justa sentencia. [Tehilim/Salmos 9:8]

Haz justicia al huérfano y al oprimido: ¡que el hombre, hecho de tierra, no vuelva a sembrar el terror! Tehilim/Salmos 10:18

Con mi lengua hablaré de tu justicia; ¡todo el día te alabaré! Tehilim/Salmos 35:28

 

Justicia versus injusticia

La justicia engrandece un pueblo; mas el pecado es afrenta de las naciones. [Mishlei/ Proverbios 14:33]

En Mishlei/Proverbios se afirma que D-s hace justicia con los oprimidos, da libertad a los presos y que la justicia libra de la muerte y endereza el camino del justo y libera a los hombres rectos y el que actúa con justicia recibe una recompensa efectiva, y que ir tras la justicia conduce a la vida, pero ir tras la maldad conduce a la muerte.

 

He podido ver también que en este mundo hay corrupción y maldad donde debiera haber justicia y rectitud. [Kohelet/Eclesiastés 3:16]

 

Injusticia y violencia

A los malvados los destruirá su propia violencia, por no haber querido practicar la justicia [Mishlei/Proverbios 21:7]

Lo hemos visto en la historia, cómo han acabado los sistemas y pueblos que han tenido un comportamiento malvado, como por ejemplo el régimen nazi.

El rey que hace justicia afirma a su país; el que sólo exige impuestos, lo arruina. [Tehilim/Proverbios 29:4]

Cuando se hace justicia, el justo se alegra y a los malhechores les llega la ruina. [Mishlei/Proverbios 21:15]

 

Practica la rectitud y la justicia, pues D-s prefiere eso a los sacrificios. (y por extensión a la Tefilá, lo que no que no quiere decir que no quiera la Tefilá) [Mishlei/Poverbios 21:3]

La justicia producirá paz, tranquilidad y confianza para siempre.[Yeshayahu/Isaías 32:17]

Les dije: Sembrad justicia y recoged cosecha de misericordia. Preparad la tierra para un nuevo cultivo, porque es tiempo de buscar al Eterno, hasta que Él venga y traiga lluvia de salvación sobre vosotros. [Hoshea/Oseas 10:12]

 

En qué consiste lo bueno para el ser humano

El Eterno ya te ha dicho, oh hombre, en qué consiste lo bueno y qué es lo que Él espera de ti: sólo hacer justicia, y amar la misericordia, y andar humildemente con tu D-s. [Mijá/Miqueas 6:8]

 

NOTAS

[1] Justicia en el Antiguo Egipto

La Justicia, en el Antiguo Egipto, estaba bajo la advocación de Maat, que representaba el Orden Cósmico que hacía posible la vida. La Justicia era el conjunto de normas jurídicas que regían las actividades institucionales, económicas, sociales y personales en los diferentes períodos o imperios en que se divide la historia del antiguo Egipto. Su promulgación y vigencia dependía enteramente de la figura del soberano, el cual centralizaba en su persona la totalidad de poderes, entre ellos el legislativo y el judicial.

El chaty, magistrado supremo, como el resto de magistrados y los presidentes de los distintos tribunales eran sacerdotes del dios Ra, cuya representación y encarnación era el Faraón. Todos los sacerdotes-jueces ocupaban la más alta jerarquía en la administración, eran los primeros después del faraón sin división de poderes.

 

Justicia en la Antigua Grecia

La Justicia y los castigos y sanciones que se imponían eran diferentes según la condición de las personas, ya fuesen ciudadanos, metecos o esclavos. El peregrino o extranjero (meteco) que vivía permanentemente en la ciudad griega no podía acceder nunca a los mismos derechos que el ciudadano de la polis y sus derechos eran inferiores al ciudadano. En un proceso criminal, el meteco era encarcelado antes del veredicto. El asesino de un meteco era condenable sólo al exilio del victimario (si este era ciudadano), mientras que el de un ciudadano conduce a la muerte del victimario. El esclavo no tenía derechos.

 

Justicia en la Antigua Roma

La Ley de las XII Tablas (Lex duodecim tabularum o Duodecim tabularum leges) o Ley de igualdad romana fue un texto legal que contenía normas para regular la convivencia del pueblo romano. No había igualdad entre los habitantes libres. El resto de grupos de personas que vivían en Roma y el Imperio, como los cives latini, socii, provinciales, peregrini gozaban de algunos derechos pero con muchas limitaciones y eran considerados inferiores a los cives romani, ciudadanos romanos. No hace falta recordar era potestad del amo matar al esclavo.

http://www.origenesdelcristianismo.com/descargas/davidalvarez/articulosvariosidiomas/%5B2007%5D%20La%20integraci%C3%B3n%20social%20de%20los%20jud%C3%ADos%20romanos.%20Extranjeros%20entre%20extranjeros.pdf

http://www.derechoromano.es/2015/06/ley-xii-tablas.html

http://www.thelatinlibrary.com/12tables.html

 

Justicia entre los antiguos germanos

Básicamente, una tribu germánica era una liga de clanes. Sus principales instituciones de gobierno eran el rey, su consejo y la Asamblea tribal. El rey era el jefe militar, el principal sacerdote y el presidente de la Asamblea, y era asistido en el trabajo rutinario del gobierno por su Consejo de Ancianos y Altos Nobles. La Asamblea estaba compuesta por todos los miembros libres de la tribu agrupados en clanes. Elegía reyes, declaraba la guerra, ilegalizaba a los hombres libres, y generalmente controlaba la pertenencia de la tribu por su supervisión de la manumisión de los esclavos, la emancipación de los menores y la adopción de extraños. Sólo los primeros hombres libres tenían capacidad jurídica, los nobles gozaban de una mayor participación en la distribución de tierras, eran preferentemente elegidos para cargos públicos y estaban protegidos por una compensación monetaria mayor si se lesionaban..

 

Justicia en el Islam

El dhimmi, judío o cristiano, que vivía en Dar al Islam, las tierras del Islam, tenía muchos menos derechos que el musulmán. A aquel se le toleraba vivir, al no perteneciente al judaísmo, cristianismo o Islam la Espada del Islam le impedía vivir y cortaba el cuello. Los tribunales islámicos aplican leyes severísimas al dhimmi. No se puede cuestionar al Califa pues ostenta el poder religioso y político.

 

[2] http://www.judaismohoy.com/article.php?article_id=2115

 

[3] https://urielromano.wordpress.com/2016/09/09/parashat-shoftim-por-que-dos-veces-tzedek-2016-5776/

 

[4] Por lo tanto, ve a decir a los israelitas que yo, el Señor, voy a librarlos de su esclavitud y de los duros trabajos a que han sido sometidos por los egipcios. Desplegaré mi poder y los salvaré con grandes actos de justicia. [Shemot/Éxodo 6:6]

El faraón no os hará caso, pero Yo descargaré Mi poder sobre Egipto, y con grandes actos de justicia sacaré de allí a Mis ejércitos, a Mi pueblo, los israelitas. [Shemot/Éxodo 7:4]

 

[5] “No actúes con injusticia cuando dictes sentencia: ni favorezcas al débil ni te rindas ante el poderoso. Procederás según estricta justicia. [Vayikrá/Levítico 19:15]

 

[6]

http://es.chabad.org/library/article_cdo/aid/635996/jewish/Las-Siete-Leyes-de-No.htm

http://www.jewishencyclopedia.com/articles/9679-laws-noachian

http://www.aishlatino.com/w/nj/124281204.html

http://shomershevamitzvotbneinoaj.blogspot.com.es/p/7-leyes.html

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield