El despertar de un gran día

“Una Gran caminata empieza siempre con el primer paso”. Las primeras acciones del día tienen un fuerte impacto e influencia en todo lo que pueda pasar después. Por eso es muy importante empezar nuestros días con positivismo y un verdadero sentido de misión.

Con este objetivo, inmediatamente al despertar el judío ejecuta dos acciones sencillas, rápidas, pero altamente inspiradoras para aquel que se detiene unos segundos para apreciarlas.

La primera acción es agradecer. Dar gracias por la nueva oportunidad de crecer, de arreglar, de disfrutar la vida.

Inmediatamente al abrir los ojos se recita el “Mode ani” en el que expresamos nuestro agradecimiento a D´s por un nuevo día de vida, llenándonos de motivación y entusiasmo por esta nueva oportunidad que D´s nos brinda.

Mode ani lefaneja Melej jai vekayam shehejezerta bi nishmati bejemla raba emunateja

מודֶה אֲנִי לְפָנֶיךָ מֶלֶךְ חַי וְקַיָּם שֶׁהֶחֱזַרְתָּ בִּי נִשְׁמָתִי בְּחֶמְלָה, רַבָּה אֱמוּנָתֶךָ

La segunda acción es imbuir nuestra vida con un sentido de santidad y de misión.

Al igual que los sacerdotes empezaban el servicio en el templo con el lavado ritual de manos, nosotros debemos lavar las manos inmediatamente al despertase del sueño, manifestando la santidad de nuestra vida cotidiana. Es decir, nuestra casa es un Templo, nuestra mesa un altar y nosotros los sacerdotes.

Este es el orden para lavarse las manos a la mañana: Toma el jarro con su mano derecha, (lo llena con la cantidad de agua adecuada), y lo pasa a la mano izquierda. Vierte agua sobre la mano derecha. Luego pasa el jarro a la derecha y vierte sobre la izquierda. Y ejecuta similar procedimiento dos veces más. Luego, secará bien sus manos. En esta ocasión no se dice la bendición pues no se debe mencionar el nombre de D´s antes de hacer las necesidades fisiológicas.

Después de terminar su aseo personal se hace nuevamente el lavado ritual de manos, de esta vez pronunciando la bendición antes de secar las manos. La bendición debe decirse siempre en un lugar limpio, siendo el lavabo impropio para este fin.

בָּרוּךְ אַתָּה ה’, אֱלהֵינוּ מֶלֶךְ הָעולָם, אֲשֶׁר קִדְּשָׁנוּ בְּמִצְותָיו וְצִוָּנוּ עַל נְטִילַת יָדַיִם

Baruj ata Ado´nay Elo-henu Melej haolam asher kideshanu bemitzvotaiv vetzivanu al netilat yadaim

Fácil, rápido y eficiente para…

¡Que tengamos, hoy y siempre un buen día!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield