Transformar viernes en Shabat – Las velas de Shabat

Shabbat Triptych [125/366] by Timsackton via Attribution Engine. Licensed under CC BY-SA.
Shabbat Triptych [125/366] by Timsackton via Attribution Engine. Licensed under CC BY-SA.


¿Cómo nos liberamos del ajetreo de la semana y pasamos a una “mentalidad de Shabat”?

La clave para un Shabat significativo es que no se debe sentir como “cualquier otro día”. Más bien, queremos crear un ambiente especial. Esto significa vestirse con nuestras ropas más lindas (o las favoritas), comprar o preparar nuestra comida preferida, y dejar un tiempo sin interrupciones para reflexionar y apreciar el verdadero significado de nuestras vidas. Trata de pasar toda la noche del viernes sin entretenimiento enlatado: sin televisión, sin radio, sin películas. Si eres realmente valiente, ¡también sin teléfono! Esto nos ayuda a salir del ciclo semanal normal, y nos dirige hacia “La Dimensión del Shabat”.
A continuación, están los pasos básicos para convertir la noche del viernes en Shabat.
1. La imagen de una mujer encendiendo sus velas de Shabat es un eterno símbolo del Judaísmo. Prendemos las velas, invitando paz y armonía al hogar, infundiendo el ambiente con luz física y espiritual. El encendido de velas trae paz, calidez y un resplandor especial de Shabat a la casa.
2. La hora de encendido varía, dependiendo de la época del año y de la ciudad, pero debe ser siempre antes de la puesta de sol (normalmente 18 minutos antes de la puesta de sol). Sigue este link para ver el horario de encendido en su localidad.
3. Una mujer casada usualmente prende velas por toda su familia, a no ser que por alguna razón no pueda hacerlo. En ese caso, su esposo o el hijo mayor, prendería.
4. La costumbre más común es encender dos velas. Las madres a menudo agregan una vela adicional por cada uno de sus hijos.
5. Siempre se debe dejar que las velas se consuman naturalmente; nunca las debe apagar uno mismo. Si por alguna razón una vela se apaga antes de terminarse completamente, no te preocupes, ya has cumplido con la mitzvá. Una vez encendidas, las velas no deben ser movidas hasta después de Shabat.
6. Muchos han adoptado la costumbre de dar unas monedas para tzedaká (caridad) justo antes de encender las velas.
7. En reverencia por el momento las mujeres casadas cubren su pelo, a menudo con un pañuelo, antes de prender las velas.
8. La Bendición de las Velas: Los brazos se mueven tres veces mientras se ponen las manos sobre las llamas, como atrayendo la luz hacia uno, extendiendo la espiritualidad y santidad del Shabat en tu casa y en tu vida. Después cubres tu cara mientras se dice la bendición especial:
Baruj Ata Ado—nay, Elo—heinu Melej Ha-Olam Asher Kidshanu Be Mitzvotav Ve-Tzivanu Lehadlik Ner Shel Shabat.
Bendito eres Tú, HASHEM, Dios nuestro, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus preceptos y nos ha ordenado encender la vela de Shabat.
9. Después de recitar la bendición, muchas toman un momento especial para agradecer a Dios por todas las bendiciones de salud, prosperidad, y felicidad en sus vidas. Es un momento para hablar con Dios. Así que expresa cualquier cosa que desees, y pide por todo lo que quieras. Él quiere escuchar tus rezos.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Estudio personal: El uso de la electricidad en Shabat – Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield