El secreto de la octava vela

Januca
Januca

Imagen – Gluten Free Hanukkah by Elana’s Pantry via Attribution Engine. Licensed under CC BY-NC-ND.

¿Porque festejamos ocho días de Januka, si en la realidad siete son los días del milagro ya que en el primer día el aceite se consumió naturalmente? Muchas son las respuestas a esta clásica pregunta, sin embargo, hay una que me gustaría compartir pues pienso tiene mucho que ver con nuestra realidad, con nuestra vida.

La Guemará nos cuenta que un viernes por la tarde Rabi Janina Ben Dosa llegó a su casa y se dio cuenta que su hija estaba triste. Rabi Janina le preguntó: “hija porque estás triste? Es que al preparar las velas para Shabat me confundí y en vez de poner aceite puse vinagre. Le dijo: hija que te importa! El que dijo al aceite que se queme, dirá al vinagre que se queme”. Dicen que las velas con vinagre se quedaron prendidas hasta la Havdalá. (Taanit 24a).

Rabi Janina, a quien la Guemará denomina “el que está acostumbrado a los milagros”, nos enseña que un vinagre que quema no es más fantástico que un aceite que lo hace. Los fenómenos naturales del día a día, no son menos espectaculares que la apertura del Mar Rojo o cualquier otro milagro.

Baja gratis la guía de Januka con las bendiciones del encendido

Aprendemos, entonces, que existen dos tipos de milagros, según la frecuencia con que ocurren: a los esporádicos llamamos “milagros”, a los ordinarios llamamos “naturaleza”. Tristemente, la constante exposición, la rutina, nos hace olvidar que nuestro diario vivir está repleto de pequeños milagros. ¿Qué es más milagro, que D´s nos mande curación a una grave enfermedad o que D´s nos mantenga sanos?
La respuesta está en la fiesta de Januka, en que conmemoramos ocho días de milagro. Es decir, que también el primer día, el día que el aceite se quemó “naturalmente” debe ser festejado como milagro. La luz de Januka tiene la propiedad de iluminar nuestra rutina, hacernos ver los milagros que D´s nos hace todos los días, las maravillas y bondades que D´s nos ofrece en cada momento.

Invitamos a todos a que dejen la Luz de Januka, la luz que ilumina nuestra milagrosa rutina, entrar en sus casas. Que el Rey del universo los bendiga y les proteja. Que implante entre nosotros el amor, la hermandad, la paz y la amistad. Que D´s purifique nuestros corazones para servirle con verdad.

Que la luz de la Tora ilumine nuestras vidas.

Januka Sameaj

Visita nuestro Portal de Januka, con más artículos, materiales, juegos y vedeos de Januka.

2 Comments on El secreto de la octava vela

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield