Breshit – Shabat X Domingo

Por: Dr. Yitzhak Calafi

El Shabat es un día de alegría, porque ese día el individuo es plenamente él mismo. Por ello el Talmud llama al Shabat la anticipación del tiempo mesiánico, y al tiempo mesiánico el Shabat interminable: el día en que la propiedad, el dinero y la aflicción y la tristeza son tabú; un día en que es abolido el tiempo, y solo domina el ser puro. Su predecesor histórico, el shapatu babilónico, fue un día de tristeza y de temor. El domingo moderno es un día lleno de alegría, de consumo y de huir de sí mismo.

Erich Fromm (1900-1980, psicoanalista, psicólogo social y filósofo judeo-alemán) [1]

DESCANSO DEL TRABAJADORLa gran mayoría de la población mundial ha vivido en y del campo constituyendo sociedades agro ganaderas y pescadoras. Será a partir de la Revolución Industrial y específicamente en fechas recientes en las actuales sociedades postindustriales de los países más desarrollados que sólo una pequeña fracción de la población trabaja en el sector primario. La Revolución Industrial se iniciará a partir de la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX en la Gran Bretaña en primer lugar, y posteriormente el resto de Europa. Exceptuando las clases dominantes y propietarios de esclavos, los hombres han sido esclavos del trabajo, sin descanso. Los seres humanos han estado trabajando durante milenios constantemente en el campo, ganadería, artesanía, minería, durante largas jornadas de trabajo diario –de más de doce o catorce horas al día- y sin ningún día de reposo. El asueto era exclusivo de una pequeña minoría, los amos y señores de numerosos esclavos y territorios.

El mundo civilizado ha tardado siglos y milenios para comprender que un día de descanso semanal- y de seis laborables era conveniente- para el ser humano y que en absoluto disminuía la producción y bienestar individual y colectivo. Ningún pueblo ni religión comprendió esto, excepto el judaísmo. La agrupación de días de siete en siete, -la semana-, y el descanso de uno de ellos es una aportación del judaísmo a la humanidad.

¿Cuándo el Shabat fue reemplazado por el Domingo?

 

lujot habritEl cristianismo incorporó el calendario judío al Imperio de Roma cuando devino religión oficial de este. A pesar que para los primeros cristianos el sábado era el séptimo día de la semana tal como lo leían en el Tanaj, fue posteriormente el 7 de marzo del 321, cuando el emperador romano Constantino I el Grande decretó que el domingo (el día del Sol. Sunday y Sonntag, significan en inglés y alemán el día del Sol respectivamente) fuera considerado como séptimo y principal día de la semana, en reemplazo del sábado (‘día de reposo’). En realidad el reposo era sólo para una minoría de la población que descansaba casi siempre y su “trabajo” consistía en hacer trabajar al resto y mantener el statu quo. La mayoría de la población era agricultora y esclava:

Descansen todos los jueces, la plebe de las ciudades, y los oficios de todas las artes el venerable día del sol. Pero trabajen libre y lícitamente en las faenas agrícolas los establecidos en los campos, pues acontece con frecuencia, que en ningún otro día se echa el grano a los surcos y se plantan vides en los hoyos más convenientemente, a fin de que con ocasión del momento no se pierda el beneficio concedido por la celestial providencia. [Codex Justinianus, libro 3, título 12, párrafo 2] [8]

A pesar de las disposiciones imperiales del cristianismo en cambiar el día, de sábado a domingo, muchos cristianos mantenían el Sábado como día de reposo, lo que disgustaba enormemente a la Iglesia, por lo que en su Concilio de Laodicea, año 363-364, decretará 60 cánones. El canon 29 declarará ilegal la observancia del reposo en sábado y fomentará el domingo como día del Señor, antiguo Día del Sol y se pedirá a los fieles que debían abstenerse de trabajar hasta donde fuera posible. El canon 59 restringirá la lectura del Tanaj y Evangelios en las iglesias. [9]

A comienzos del siglo VI Cesáreo y algunos otros teólogos cristianos mostraron una inclinación a aplicar la ley de reposo del Shabat la observancia del domingo cristiano. El Concilio de Orleans del año 538 reprobó esta tendencia como judaizante y no cristiana. [10]. Según el texto del Catecismo Doctrinal en el año 1566 el Concilio de Trento transfirió el descanso al primer día: «Complace a la Iglesia de Dios, que la celebración religiosa del día Shabat se debe transferir al Día del Señor: el domingo». [11]

Pero en ningún momento se pide a todos los seres humanos que descansen. El grueso de la población, los campesinos y siervos, tendrá que trabajar en la tierra y asistir obligatoriamente a los servicios religiosos en las iglesias. No será hasta la Reforma en el Reino Unido y con los puritanos protestantes en los siglos XVI y XVII que se castigará la “violación de la ley del descanso dominical” como otros crímenes y delitos de menor gravedad. Después de la Reforma, bajo la influencia de los puritanos, se aprobaron muchas leyes cuyo efecto es todavía visible en el rigor del Shabat inglés. [12]

Ley del descanso dominical

cerrado domingoUna de las primeras iniciativas legislativas de Europa que se inmiscuían en el terreno del Derecho Laboral, y ello a pesar de su relativo atraso industrial fue la ley promulgada en España el 3 de marzo 1904: Ley del descanso dominical, fue una conquista social y apoyada por los partidos obreros y sindicatos. La ley tenía algunas excepciones: permitía las corridas de toros, y el trabajo en la minería, siderurgia y tabernas. Esto causó tedio y aburrimiento en muchos trabajadores que se refugiaron en las tabernas y en los toros, aumentando la asistencia a los toros y el número de alcohólicos. [13].

Y en estos términos se refería un ama de casa al periódico El Imparcial contestando a un periodista: Mi marido es oficial de panadería y trabajo por su turno desde las siete de la tarde hasta las nueve de la mañana del día siguiente, claro que durante la noche tenía dos horas de descanso para comer y fumar; y cuando llegaba a casa, descansaba de sus fatigas, saliendo por la tarde hacia su trabajo bien, atendido bien por mí y por mis hijos. No negaré a usted que siendo un oficio tan penoso, mi marido se bebía durante la noche, una botella de vino, pero fuera de su trabajo siempre estaba con nosotros y el domingo lo pasábamos juntos haciendo algún extraordinario. Como ahora mi marido no trabaja los domingos, sale a las doce de la noche del sábado de la panadería, se reúne con sus amigos desde bien temprano y ya no le vemos por todo el día, gastándose lo que nos hace falta para vivir. Esto es lo que me ha traído a esta casa, llena de paz y gloria, la ley del descanso dominical.

El PSOE (Partido Socialista Obrero Español) intentó, viendo el problema que estaba generando la intoxicación por vino y otros espirituosos, a través del Congreso que se prohibiera la apertura de las tabernas e incluso que se suspendieran las corridas de toros que al igual que en las tabernas había crecido el número de usuarios del espectáculo. [14]

La santificación del Shabat

ShabatEl cristianismo y el Islam han aceptado la idea de un día de descanso, el domingo y el viernes, respectivamente. Pero ni el Domingo cristiano ni el Viernes musulmán son el equivalente al Shabat. El Shabat no sólo es únicamente un día dedicado al rezo, es un día de descanso y de enriquecimiento espiritual. “Más que guardar Israel el Shabat, el Shabat ha guardado a Israel”.

Durante la larga historia del pueblo judío, el judaísmo ha enfatizado la observancia del Shabat. Aun así el Shabat se tiene que profanar para salvar la vida en caso de necesidad. Durante los siglos en los cuales Am Israel estuvo errando de país en país, fue el ritmo del calendario judío, con sus fiestas y días de expiación, lo que dio al judío la única estabilidad de que disponía en su vida. El Shabat es una isla en el tiempo. “Los judíos establecieron su hogar no en el espacio sino en el tiempo y la eternidad” (H. Kohn, “Die Politischel Idee des Judentums”, 1924).

Abraham Yoshua Heschel, uno de los filósofos judíos más importantes de nuestra época, explica cómo el hombre siente el “temor” del tiempo, porque los días pasan rápidamente, y cómo el hombre trata de dominar el “miedo” proyectándose en el espacio, tratando continuamente de amasar más posesiones y riquezas. Heschel sostiene que semejante enfoque es falaz y que quien quiera dominar el tiempo debe hacerlo sólo en términos de tiempo. Sólo prestando atención consciente al tiempo y santificándolo, puede uno realmente “conquistarlo”: “El judaísmo es una religión del tiempo que aspira a la santificación del tiempo. Contrariamente al hombre con conciencia de espacio para quien el tiempo es invariable, reiterativo, homogéneo, y para quien todas las horas son iguales, indefinidas, cáscaras sin contenido, la Torá tiene conciencia del carácter diversificado del tiempo. No hay dos horas iguales. Cada hora es incomparable y es la única que se da en el momento, exclusiva e infinitamente preciosa. [15]

Te acordarás del día del Shabat para santificarlo. Seis días trabajarás y harás en ellos toda tu labor, pero el día séptimo, sábado, lo consagrarás al Eterno, tu D-s, y ese día no harás labor alguna, ni tú ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu animal ni el extranjero que esté en tu casa, porque en seis días hizo el Eterno el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y descansó el día séptimo; por eso bendijo el día sábado y lo santificó. [Shemot 20:8-11]

Guardarás el día del Shabat para santificarlo, como el Eterno, tu D-s, te ha mandado. Seis días trabajarás y en ellos harás tus obras, pero el día séptimo es de descanso para el Eterno, tu D-s. En el no harás trabajo alguno ni tampoco tu hijo ni tu hija ni tu siervo ni tu sierva ni tu ganado ni tu asno ni el forastero que habitare dentro de tus puertas. Tu siervo y tu sierva descansarán como tu. Acuérdate de que fuiste siervo en la tierra de Egipto y que el Eterno tu D-s te sacó de allí con mano poderosa y brazo extendido. Por consiguiente, el Eterno tu D-s te ordena que guardes el día de descanso. [Devarim 5:12-15]

El Shabat libera al ser humano de las preocupaciones diarias, del stress, de las presiones rutinarias y también de la diversión secular. Es un día de pacífica tranquilidad, de alegría interior, goce y elevación espiritual animado con canciones y estudio de la Torá junto con nuestros hermanos en la sinagoga. El Shabat es una ruptura con los días laborables y todo lo que ello conlleva. El Talmud afirma que “el Shabat fue dado a Israel para que en él se pueda estudiar la Torá”. El Shabat es el reposo que el cuerpo y el alma necesitan. Se han necesitado siglos y milenios por parte de la Humanidad para reconocer el valor de un día de descanso semanal y hacer la semana de seis días laborables. Los comunistas soviéticos tuvieron que anular su pretendido revolucionario calendario y reinstaurar la vieja semana de siete días y de un día de descanso. [16]

Para gozar plenamente del Shabat, disfrutar del día de alegría y deleite que es el Shabat, el ser humano debe de cesar de manipular la naturaleza y desistir de trabajar. En caso contrario, en caso de profanar el Shabat, este pierde su santidad, deviene un día de recreo que puede llegar a esclavizar al judío, como lo fue para muchos trabajadores españoles de principios del siglo XX.

La sociedad actual post industrial es marcadamente consumista en la que el día de descanso semanal se ha transformado en un día del consumo compulsivo, tanto de bienes como de actividades culturales, en la que el hombre productor deviene además en hombre consumidor, esclavo de las posesiones y riquezas, alienando su vida espiritual. La falta de la santificación del Shabat no permite al ser humano el necesario descanso reparador del cuerpo y del alma. El Shabat, repetido semanalmente, ha elevado al observante de los afanes, agobios y penosas fatigas del resto de la semana. El Shabat es el día semanal que nos brinda y permite la restauración física, emocional, anímica, psicológica y espiritual y ha permitido superar las condiciones adversas a nuestro pueblo, Am Israel.

Aprovechemos semanalmente la Delicia del Shabat congregándonos junto con nuestros hermanos en el Bet Knesset en el estudio de la Torá, alabando y rezando al Eterno que nos entregó la preciosa joya del Shabat.

suscribeteSi este artículo le gustó recomendamos también:

Shabat: Un GPS para la vida (video charla, 4:08 min.)

Más artículos del Dr. Calafi

NOTAS

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Sabbat

http://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Fromm

[2] El calendario solar del antiguo Egipto surgió en el tercer milenio antes EC y es el primer calendario solar conocido de la Historia. Este nació de la necesidad de predecir con exactitud el momento del inicio de la crecida del río Nilo, que tiene una periodicidad anual, acontecimiento fundamental en una sociedad que vivía exclusivamente de la agricultura. En este calendario no había un solo día de asueto ni descanso. Desde los albores del Imperio Egipcio sus sacerdotes registraban cuidadosamente el nivel de las aguas, que medían con los nilómetros. El momento de la siembra o de la cosecha dependía de ello, y tras años de observaciones descubrieron que cada 365 días el ciclo se repetía. Este calendario de 365 días, dividido en tres estaciones, 12 meses de 30 días organizados en decanos de diez días. Al final del último mes de cada año se añadían los cinco días (epagómenos) que faltaban para completar el año solar, dedicados a varios dioses egipcios. http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_egipcio

Los babilonios agruparon los días de siete en siete, constituyendo las semanas, cada siete días tenían que ofrecer sacrificios a los dioses para aplacar su ira y el 28º día era un “día de descanso” para las clases altas y amos de esclavos descanso obligatorio y de tristeza para evitar el enfado de las divinidades [3]. El calendario babilonio era lunisolar como el hebreo, budista, helénico, hindú, birmano, tibetano, incaico, chino, vietnamita, mongol, coreano, y el japonés hasta 1873. [4]

El mes sinódico puede indicarse con los términos de lunación, revolución sinódica o mes lunar. La durada del mes sinódico es de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,9 segundos. Los 12 meses sinódicos constituyen un año lunar, integrado por 354 días, 9 horas y 48 minutos. El año trópico (del término griego τρόπος (tropos): rotación) o año solar, es el tiempo transcurrido entre dos tránsitos del Sol por el cénit de un mismo trópico, es decir, entre dos solsticios o dos equinoccios con el mismo nombre; un período igual a 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_lunisolar

El calendario hebreo fue precedido por el calendario babilónico, incluyendo la semana de siete días, el ajuste intercalar lunisolar y los nombres de los meses. Hasta el período Tannaítico (aproximadamente 10-220 dEC) el calendario empleó una nueva luna creciente, con un mes adicional normalmente añadido cada dos o tres años para corregir la diferencia entre doce meses lunares y años solares. Al añadir que se basa en la observación de los fenómenos naturales relacionados con la agricultura. Durante el período Amoráico (200-500 dEC) y en el período Geónico, este sistema fue desplazado gradualmente por las reglas matemáticas utilizadas en la actualidad. Los principios y normas estaban completamente codificados por Maimónides en el Mishné Torá en el siglo XII EC. [http://en.wikipedia.org/wiki/Jewish_calendar]

El año 45 aEC Julio Cesar encargó al astrónomo judío alejandrino Sósígenes la elaboración de un calendario.[http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario] .El astrónomo y filósofo hebreo Sósigenes fijo la duración del año en 365 días y seis horas. El calendario romano o juliano, implementado por Julio Cesar el año 46 a.EC en todo el Imperio Romano fue adoptado en todos los países europeos y sus colonias hasta la implantación del reformado por el papa Gregorio XIII, en 1582. Sin embargo, en los países de religión cristiana ortodoxa se mantuvo hasta principios del siglo XX: en Bulgaria hasta 1916, en Rusia hasta 1918, en Rumanía hasta 1919 y en Grecia hasta 1923. El calendario juliano es el antecesor del calendario gregoriano y se basa en el movimiento aparente del sol para medir el tiempo. Desde su implantación en el 46 a. C., se adoptó gradualmente en los países europeos y sus colonias hasta la implantación de la reforma gregoriana, del Papa Gregorio XIII, en 1582. [http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_juliano]

http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_gregoriano

http://en.wikipedia.org/wiki/Sabbath_in_Christianity

[3] La altamente organizada población mesopotámica se proveyó de un eficaz instrumento para calcular el tiempo, el calendario asirio-babilónico, que inicialmente fue lunar y estaba constituido por 12 meses de 30 días por lo que tenía casi cinco días y cuarto menos del ciclo solar. Para resolver el desajuste fue estructurado en forma lunisolar, en el que el mes lunar corresponde a la rotación sinódica de la Luna y se determinó su duración de 29,5 días, y el inicio del mes se estableció en el día del Novilunio, día en el que coincidiendo con el sol, la luna se interpone entre éste y la Tierra. Se intentó armonizar el calendario lunar con otra importante unidad del cálculo de tiempo, la del año trópico o solar, con la durada de 365,25 días. Así, puesto que 12 meses lunares de 29,5 días cada uno, suman un total de 354 días, para cubrir los 11 restantes días del año solar se hacía necesario añadir de tanto en tanto, un 13º mes. La necesidad de esta armonización o sincronización es evidente si consideramos la necesidad de que cada estación astronómica comenzase siempre en el mismo mes.

http://en.wikipedia.org/wiki/Babylonian_calendar

http://www.lavia.org/espanol/archivo/CalendarioAkkadSP.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Assyrian_calendar

[8] http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%A1bado

http://es.wikipedia.org/wiki/Concilio_de_Nicea_I

[9] http://en.wikipedia.org/wiki/Council_of_Laodicea

[10] http://ec.aciprensa.com/wiki/Domingo#.UkA3DIa9UwZ

[11] http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%A1bado

[12,] http://en.wikipedia.org/wiki/Sabbath_in_Christianity

http://ec.aciprensa.com/wiki/Domingo#.UkA2soa9UwY

[13] http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_del_descanso_dominical

[14] http://blogs.libertaddigital.com/almanaque-de-la-historia-de-espana/1903-el-congreso-aprueba-la-ley-de-descanso-dominical-8688/

http://www.europeansundayalliance.eu/

[15] Extraído de “El shabat – Tiempo y Experiencia”, David Zisenwine-Karen Abramovitz, Universidad de Tel Aviv,1985, en la Unidad Didáctica “Haluaj Haivrí”

Elaborada por el Tzevet de Lomdim – BAMÁ – 2006

http://bama.org.ar/merkaz/jomer_on_line/shabat_tiempo.pdf

[16] Poco después de la revolución rusa, el primer gobierno soviético de Lenin decretó el abandono del calendario juliano en favor del calendario gregoriano, que ya se usaba en prácticamente toda Europa. Este cambio supuso, que tras el día 1 de febrero de 1918, siguiera el 13 de febrero.

A partir del día 1 de octubre de 1929, se comenzó a usar un calendario “revolucionario” en el que todos los meses tenían 30 días, y los 5 días restantes, se añadían entre medias, sin pertenecer a ningún mes ni a ninguna semana. La semana de siete días se reemplazó por una de cinco días. Se eliminó el domingo, tradicional día de descanso cristiano y en su lugar, se organizó a los trabajadores en cinco grupos, a los que se asignó un color (amarillo, rosa, rojo, morado y verde), teniendo cada grupo un día distinto de la semana para el descanso. La intención de esta medida era mejorar la productividad de la industria, evitando la interrupción de un día no laborable. Posiblemente los trabajadores tuvieran más días de descanso bajo este nuevo sistema (uno de cada cinco, en vez de uno de cada siete), pero la separación en cinco grupos hizo más difícil la vida social y familiar, por lo que se volvió bastante impopular. Además, los beneficios económicos de una semana más corta no se vieron reflejados en la realidad. A partir del 1 de diciembre de 1931, se volvió a la duración tradicional de los meses, y se implantó una semana de seis días, con día de descanso común, los días 6, 12, 18, 24 y 30 de cada mes. El día 31 se mantenía fuera de la semana, cambiando entre día festivo y laborable.

En la práctica, eliminar el tradicional descanso dominical se reveló una tarea difícil, tomándose a menudo el domingo y el nuevo día de descanso. Finalmente, en 1940, la vieja semana de siete días fue restaurada.

http://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_revolucionario_sovi%C3%A9tico

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield