Ekev: La lucha de la avispa contra las abejas

 

Por Dr. Itzhak Calafi para Centro Kehila

En este corto artículo el Dr. Calafi traduce los versículos de la Tora y a la actualidad de los recientes ataques terroristas en Israel y Europa. ¡Imperdible!

Las Abejas

Y salieron a vuestro encuentro los amorreos, que os persiguieron  como hacen las abejas  [הַדְּבֹרִים] y os dispersaron en Seír, hasta Jormá. [Devarim 1:44]

 Así la abeja cuando pica al ser humano de inmediato muere, así también ellos, los emorim, cuando los tocaban a ustedes, de inmediato morían. [Rashi]

Rashi se basa en el Midrash Tanjumá Yashán, Hosafá, Shelaj 20 (ed. Buber, pa´g. 84). La comparación con las abejas no pretende sugerir que el ataque de los emorim contra los israelíes fue realizado con multitudes de soldados, como un enjambre de abejas, sino a la forma misma de atacar (Mizrají). Según esto el pasuk indica que aunque los emorim cargaron con muchas pérdidas debido a su ataque contra Israel, aun así fueron capaces de derrotarlos “en Seir hasta Jormá” (Baer Heteb). Rashi explica que cuando los cnaanim atacaban a los hijos de Israel, morían y sufrían bajas, así como las abejas dejan de existir inmediatamente después de picar a una persona.

En Tehilim vemos que la comparación con las abejas es extensiva a otros enemigos de Israel:

 “Me rodean como abejas [כִדְבֹרִים]. Son apagadas como fuego de espinos” [Tehilim 118:12].

 Cómo atacan las abejas

 Las abejas tienen un aguijón que sirve para combatir con miembros de otras colmenas, pero en caso de atacar a un mamífero y/o a un ser humano, el aguijón se aloja en la piel de la víctima juntamente con el tórax, el tracto digestivo, músculos y nervios de la abeja. Esta ruptura abdominal masiva es la causante de la propia muerte de la abeja.

Tres mil años después del relato del salmista, y tres milenios y medio del relato de Moshé, podemos comprobar como se repite estos días. Los enemigos del Eterno atacan a Israel como las abejas, y la explicación de hace casi un milenio de Rashi es válida.

Los islamistas de Hamás, Al Fataj, Yihad Islámica, y grupos afines, atacan a Israel en sus atentados suicidas, en su culto a la muerte, como las abejas, reventándose con sus cinturones cargados de explosivos al asesinar israelíes.

Quién podía haber calculado o previsto hace más de tres milenios y medio que hoy Am Israel sería rodeado y atacado por enemigos que se lanzan como abejas, de una manera suicida, como lo hacen los islamikaces –shahids- contra nuestra población, contra nuestros defensores, explosionándose con cinturones bombas, con sus hijos como escudos humanos, muriendo ellos mismos como explica hace cerca de mil años Rashi, basándose en el Midrash.

avispaLa Avispa

Así como se cumple la profecía respecto al ataque de las naciones que rodean a Eretz, y en concreto de Hamás, Hisbuláh, también sabemos con total certeza que se cumplirá lo que leemos en la Torá:

Y también a la avispa [הַצִּרְעָה] enviará Ado-nai tu D-s, contra ellos; hasta perderse los que hubieren quedado y los que se hubieren ocultado ante ti.[Devarim 7:20]

 Yo enviaré delante de ti la avispa [הַצִּרְעָה],  la cual echará de tu presencia a los heveos, cananeos y jeteos. [Shemot 23:28]

 Cómo atacan las avispas

La picadura de una avispa es una excelente defensa para las colonias de estos himenópteros contra los depredadores y otros peligros potenciales que representan una amenaza para los nidos y sus ocupantes.

Las avispas poseen un aguijón retráctil que les permite picar en diferentes ocasiones, y no mueren al atacar a sus enemigos. El aguijón de la avispa es en realidad una modificación del tubo de la puesta de huevos que está conectado a un saco de veneno en el cuerpo del insecto. La avispa es capaz picar varias veces ya que puede retirar su aguijón de la puerta de entrada. Cuando una avispa  pica, curva su abdomen hacía abajo, pincha la piel de la víctima con su aguijón afilado, empleando sus músculos para penetrar profundamente el aguijón en la carne y el veneno es bombeado a través del aguijón, de manera similar a cómo funciona una aguja hipodérmica.

Cuando Israel se defiende del ataque de las “abejas” suicidas asesinas de Hamás, Al-Fataj, Yihad Islámica y otros especímenes afines,  la “avispa” israelí defiende a Am Israel “sin suicidarse”, persiguiendo a los criminales hasta en los túneles y escondrijos en los que se ocultan y/o fabrican su material de terror.

Termino con el deseo de que pronto podamos vivir la profecía de Ishayahu (cap. 2):

“No levantará la espada una nación contra otra ni se adiestrarán más para la guerra”.

Amén veamén

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield