Itro: Un Reinado de Sacerdotes


Parashat Itro, por Uriel Edery

phpThumb.php

Luego de la grandiosa salida del Pueblo de Israel de Egipto, éste se halla en su camino hacia el Monte Sinai para recibir la Torá. Es en los días previos a este famoso acontecimiento que ocurre cierto hecho, que si bien es fundamental en nuestra historia, puede pasar desapercibido: D”s determina la función de nuestro pueblo en el mundo.

Empero vosotros seréis para Mí un reino de sacerdotes y nación consagrada. Estas son las palabras que habrás de hablar a los hijos de Israel“.

Reconocemos en este versículo una unión de dos grandes conceptos que son el reinado y los sacerdotes. A lo largo de la historia, El Rey, quien era la máxima referencia, se encargaba de las finanzas del pueblo, era juez supremo y comandante en jefe del ejército.

Por otro lado tenemos a los Sacerdotes, los cuales eran la máxima referencia religiosa, siendo ellos los encargados de conectar al rey con la palabra de D”s, tanto en la vida diaria como en épocas de guerra, junto con las obligaciones religiosas diarias en el Bet Hamikdash, el Templo (sacrificios, incienso, etc). Esta unión resulta bastante sorprendente ya que aparentemente ésta es contradictoria. En la teoría el rey y los sacerdotes forman parte de sistemas totalmente diferentes.

Nuestros sabios nos enseñan que la santificación del nombre de D”s, Kidush Hashem, tiene lugar no solo en la “vida judaica” practicada en el Bet Haknesset o la Yeshivá, sino también en todos los rubros de nuestra vida personal y general del pueblo como la política, la economía, el ejercito, el arte, la música, tal como escribe el rey Shelomó en Mishlé: “Tenlo presente en todos tus caminos”.

001bar

Humildemente creo que este es el mensaje que se desprende de los versículos citados anteriormente que contienen en sí mismos la definción del pueblo de Israel. El camino para ser una nación consagrada, es siendo un reinado de sacerdotes, es decir, reuniendo las cualidades de Rey y de Sacerdote, esto quiere decir, poder consagrar el nombre de D”s en todos los aspectos de la vida, tanto en la cotidianeidad la cual es conocida como netamente material, como en lo que comúnmente se lo llama “vida religiosa”.

En los últimos sesenta años está acontenciendo un proceso histórico. Nuevamente luego de miles de años estamos teniendo la posibilidad de llevar a cabo nuestra escencia como pueblo. Tenemos un Estado que funciona como plataforma para poder reunir estos dos conceptos que se resumen en el Rey y los Sacerdotes. Tenemos en nuestros días un gran mérito de poder ser testigos de este proceso, pero este mérito viene acompañado de una gran responsabilidad. Como ciudadanos debemos colaborar para que nuestro Estado siga creciendo y mejorando para que pueda transormarse en un auténtico Trono de D”s en este mundo.

Quiera el Todopoderoso que podamos llevar a cabo nuestra misión en este mundo tanto en la vida personal de cada uno y uno de nosotros como en la vida general del Pueblo de Israel, siendo un Reinado de Sacerdotes y que podamos ver el restablecimiento del Reinado de David, el cual será eterno, prontamente en nuestros días, Amen ve Amen.

Shabbat Shalom Umeboraj

Articulos recomendados

Las mitzvot: ¿acciones que benefician el alma o el cuerpo?

¿A qué le tienes miedo?

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield