La raíz de toda Guerra

La Visión Historica de Parashat Vaetjanan

Por: Dr. Yitzhak Calafi

greedDevarim 5:18: No desearás la mujer de tu prójimo ni desearás la casa de tu prójimo, ni su campo, ni su siervo, ni su sierva, ni su ganado, ni su asno ni ninguna otra cosa de tu prójimo.

Shemot 20:17: No codiciarás la casa de tu prójimo, ni su mujer, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno ni ningún otro bien de tu prójimo.

El Eterno concertó este Pacto no sólo con nuestros padres, sino también con nosotros, que estamos vivos aquí. [1]

Codiciar, desear, es una actitud mental. Este mandamiento tiene un aspecto mental y espiritual y no se refiere a una acción como los cuatro anteriores. Es un llamamiento al ser humano para que controle sus actitudes, sus tendencias, sus pensamientos y no solamente sus acciones. Las actitudes y pensamientos generarán las acciones correspondientes. Ninguna ley humana no puede prohibir o condenar los pensamientos, ningún ser humano puede saber lo que realmente piensa su prójimo, pero el Eterno si conoce los actos y pensamientos del hombre y mujer, hasta los más íntimos. a ley de la Torá –que es de origen divina- es más que la ley. Torá quiere decir enseñanza, por lo que hay que educar al ser humano y crearle una nueva mentalidad.

Así como el relato de la vida de nuestros Patriarcas es un microcosmos en el que se reflejará la historia posterior de Am Israel, la historia de la familia de Adam y Javá es un microcosmos que explicará el comportamiento de la raza humana, ambos primeros padres y sus hijos son el prototipo del ser humano. Nuestros sabios explican los motivos por los que Cáyin asesinó a su hermano Hével, y que serán los motivos que causarán las guerras entre los humanos, entre hermanos, ya que todos somos hermanos al tener los mismos progenitores.

קין והבל

Aunque el relato bíblico sobre el primer asesinato es muy parco en detalles, la Torá resalta que fueron los celos lo que motivaron que el agricultor Cáyin asesinara a su hermano, el pastor Hével. [2]

“Y le refirió (eso) Cáyin a su hermano Hével… Y ocurrió que, estando ambos en el campo, alzóse Cáyin contra su hermano Hével y lo mató”. [3]

No sabemos lo que dijo Cáyin a Hével cuando estaban en el campo, ni sobre que discutían en la hora de los actos.

Los jajamim han llenado este vacío con diversos Midrashim, en Bereshit Rabá 22:7, que explican el por qué ambos hermanos tuvieron una discusión acalorada que terminó en asesinato, dando tres razones posibles para la disputa:

1. La disputa antes de la muerte fue por la propiedad de bienes raíces, de la riqueza material. [4] En una ocasión en que Cáyin estaba arando sus campos se encontró a Hével conduciendo a sus rebaños a los pastos cruzando el terreno que él (Cáyin) estaba labrando. En un espíritu iracundo, el hermano mayor le espetó al menor: ¿Por eso vienes con tus ovejas para alimentarse en la tierra que me pertenece a mí? A lo que Hével le respondió: ¿Por qué tú te comes la carne de mis ovejas? ¿Por qué te vistes con la lana de mis ovejas? ¡Págame por la carne que has comido, por las prendas de vestir con que te cubres! ¡Sácate la ropa! Cáyin replicó: ¡Elévate por el aire para no pisar mi tierra! Y Hével añadirá: ¡el suelo es tuyo, el aire es mío! Finalmente Cáyin se levantó contra su hermano Hével y lo mató.

El Midrash nos muestra que el criminal incidente está relacionado con el apego a la propiedad privada. Aquella fue la primera vez en la que un hombre se levantó y dijo implícitamente: ¡Esto es mío!

2. El Rav Joshua de Sijnin, siguiendo a su maestro el Rav Levy, tiene una opinión diferente al afirmar que ambos hermanos se plantearon: ¿Quién será el dueño del Monte sobre el cual se construirá el Templo en el futuro?

קין והבל.jpg2El segundo motivo es por el poder ideológico-político-religioso Ya imaginando su herencia, la mitad física del mundo para cada uno de ellos, la controversia devendrá relativa a la ubicación del asentamiento del Beit Hamikdash (el Templo de Jerusalem). “Va a ser construido en mi territorio”, cada uno de los hermanos proclaman, como preludio a la conclusión fatal.

3. El tercer dictamen en el Midrash es el de Rabí Yehuda, hijo de Rav Yehuda Hanassi, quien cree que el fondo de la controversia fue sexual. “La discusión giró concerniente al dominio sexual sobre la primera mujer, su madre Javá”. El Midrash explica que Cáyin nació con una melliza, sin embargo Hével nació con dos mellizas. Los dos hermanos discutieron por poseer las hermanas.

Rav Iehoshúa Ben Korjá dijo: “Sólo dos entraron a la cama y siete la dejaron: Cáyin y su hermana melliza, Hével y sus dos hermanas mellizas” (Midrash Rabá – Génesis 22:2).

Cáyin es el hermano mayor, “el niño de oro”. Las esperanzas y aspiraciones de Javá descansan sobre él. Cáyin cuestiona el decoro de D-s al darle al hermano menor dos hermanas, cuando él mismo tiene sólo una. Después de todo, si alguien tenía que recibir una parte doble, debía haber sido Cáyin, el que nació primero. Esto forma el escenario para el resto del Libro de Bereshit, donde el hermano menor consistentemente alcanza superioridad sobre el hermano más grande que inevitablemente cae.

El primer motivo, la riqueza, explica muchas luchas y peleas individuales, sociales, y estatales. Nos permite entender muchos robos, choques y guerras, así como el histórico conflicto de intereses entre campesinos y ganaderos, o entre imperios que han querido acumular más tierras y enriquecerse del pillaje de los vencidos.bandeirasisraelpalestina

El pensador judío Karl Marx será el primero en teorizar sobre esta premisa dada miles de años antes por los jajamim. El filósofo judío basará toda su teoría social de la historia humana en la economía y las contradicciones entre las diversas clases sociales como motor de cambio social. La economía será el determinante en última instancia de todos los fenómenos y conflictos sociales. El pensamiento marxista ha cuajado en Europa hasta el punto que actualmente los políticos, analistas y pensadores que se declaran no marxistas, o en muchos casos, de anti comunistas o anti socialistas, analizan los fenómenos sociales desde una óptica marxista, explicando cualquier conflicto bélico desde el punto de vista economicista. ¿Cuántos no piensan erróneamente que el conflicto árabe-palestino-israelí obedece a una cuestión territorial?

El segundo motivo se puede resumir como la lucha por el poder ideológico.

Afirma la psicoanalista Gloria Martínez Ayala no hay nada que produzca tanta atracción y apego como el poder, se habla de la erótica del poder. Una de las definiciones de la RAE para erótica es atracción y excitación muy intensa, que se siente ante ciertas cosas como el poder, el dinero, la fama, etc. El erotismo tiene mucho de fantasía y proyección, no se trata tanto del hecho en sí mismo, sino de la forma en que la persona lo interpreta, algunos psicoanalistas hablan de estructuras perversas cuando se refieren a las redes en las que el individuo se queda atrapado cuando persigue y ejerce el poder, según esa lectura, el poder sería algo perverso. Cuando hablamos de la erótica del poder, nos referimos a dos vertientes, por un lado a la atracción y excitación que sienten los poderosos al ejercer esa función, que hace que luchen y se empeñen en llegar a la cúspide por el placer que les produce, y por otro lado a la atracción que sienten unos y otros hacia los poderosos, permitiendo que alguien absolutamente anodino, se convierta de repente en objeto de deseo.

kissingerEl que fuera secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger, en su momento uno de los personajes más influyentes del planeta, reconocía que “el poder es el último afrodisíaco”. El filosofo Thomas Hobbes, decía que “la primera inclinación natural de toda la humanidad es un perpetuo e incansable deseo de conseguir poder, que sólo cesa con la muerte”. Algunos no se detienen ante nada ni nadie con tal de conseguirlo y lo convierten en el objetivo de su vida. El poder se ostenta en cualquier ámbito de la vida, no solo los políticos son poderosos, líderes empresariales, sindicales, sociales, culturales religiosos, militares, intelectuales, etc., acumulan y ejercen poder en muchos campos. [5]

La psicología afirma que la orientación al poder de cada individuo se encuentra muy relacionada con su carácter, que a su vez depende de ciertos componentes genéticos. Lo cierto es que la relación entre genética y poder ha sido un tema olvidado durante décadas, pero un estudio realizado en 2006, por un equipo de investigación de la Universidad de Minnesota, concluye que la relación no es trivial. Dicho estudio muestra la existencia de una tendencia heredada hacia la búsqueda de poder; es decir, el ansia de poder es una propensión natural de determinados individuos, que evidentemente puede ser modelada por las experiencias vitales y el proceso de socialización.

Muchas personas muestran una sorprendente tendencia a dominar, a someter, a imponerse a otros y manipularlos; a conseguir que los demás acepten sus objetivos, deseos e intereses. De hecho, las luchas de poder están detrás de la mayoría de las interacciones sociales, sean éstas del tipo que sean: políticas, empresariales, deportivas, culturales, ideológicas… El ansia de poder es una de las grandes motivaciones humanas. Una motivación que muestra distintos niveles de intensidad. [6]

¿Quién será el dueño del Monte sobre el cual se construirá el Templo en el futuro? Va a ser construido en mi territorio”, cada uno de los hermanos proclaman, Cruzadas, assalto de Tirocomo preludio a la conclusión fatal, comentario del Rav Joshua de Sijnin, al afirmar que ambos hermanos se plantearon, y su interpretación literal permite explicar la guerra casi bimilenaria de la Cristiandad y edomitas en sus Cruzadas contra Am Israel y los intentos de controlar Eretz.

También la historia de los ismaelitas que combaten contra Am Israel, el único y legítimo heredero de Eretz. La República islámica de Irán, muy alejada de la frontera con Israel, así como la gran mayoría de los 52 países de la Organización de la Conferencia Islámica, financian la guerra y el terrorismo contra Israel, pretendiéndose justificar al afirmar que condenan la “ocupación sionista de Palestina”, lenguaje islámico que no hace más que esconder el interés no disimulado de ocupar islámicamente Eretz y eliminar la presencia judía de Eretz desde hace más de tres mil quinientos años.

El tercer motivo, el deseo e impulso sexual explica enormes conflictos individuales, sociales y estatales. ¿Cuántos trastornos mentales originados por el deseo sexual reprimido o mal dirigido? ¿Cuántos asesinatos por celos, y de honor, se han dado, y se dan, en la historia humana? ¿Cuánto dinero mueve la pornografía y la prostitución? Muchas guerras se han desatado con el motivo de llevarse las mujeres del “enemigo” para dejarles a estos sin “maquinas reproductoras” e incorporarlas a la propia tribu o colectividad.

El pensador judío Sigmund Freud será el primero en teorizar sobre el impulso erótico y tanático en el individuo. El creador y fundador del psicoanálisis elaborará su teoría afirmando que nuestra existencia y actos transcurren en una constante lucha entre la vida y la muerte, lucha que se libra entre la pulsión de vida (Eros) y la de muerte (Tánatos), y estos impulsos “gemelos” hacen que el ser humano actúe y viva.

10 comandmentEl Décimo Mandamiento pide que no se desee ni codicie a la mujer del prójimo, (podemos hacerlo extensivo a la mujer que ésta no desee ni codicie al esposo de otra mujer), ni la riqueza material al exigir que no se desee la casa, ni su campo, ni su ganado, ni ninguna otra cosa del prójimo/a. También se exige no desear el poder del prójimo cuando dice que no desee ni codicie ni su siervo ni su sierva.

El poder de una persona se manifiesta en las relaciones hacia sus siervos, adquiridos, a la fuerza o voluntarios. Un siervo obedece a su amo, el poder del poderoso se evidencia en los siervos que le obedecen. ¿Cuántos siervos tuvo el Führer en la Gran Alemania, o el Gran Timonel de la República Popular de China, o Fidel Castro, o Stalin, etc.?

Los jajamim vieron cuales son los motivos del crimen de Cáyin contra Hével, que son los que se dan en todos los crímenes que se perpetran entre los humanos a lo largo de la historia de la Humanidad.

¿La tendencia criminal es genética, hereditaria, o es cultural? ¿Puede ser controlada?

Ha habido épocas recientes en Occidente que la medicina creía que la tendencia al crimen era genética. Los psiquiatras buscaban estigmas o señales biológicas que pudieran marcar y distinguir al criminal en potencia.פשז

La Torá nos explica que el ser humano puede controlar el impulso criminal: “Ciertamente si obrares bien serás acepto, pero si no obrares bien el pecado se agazapará a la puerta y te tentará, más tú puedes dominarlo”. [7]

¿Cómo dominarlo?

El Décimo Mandamiento, en la parashá de Vaetjannán y la de Yitró, nos lo aclara: No deseando del prójimo, ni su mujer, ni su riqueza, ni su poder.

El cumplimiento de este Mandamiento llevaría a la paz en la Humanidad y en el interior de cada individuo, el Shalom, la eterna aspiración del judaísmo. No en vano D-s recibe el nombre de Shalom. [8]

Si te gusta este artículo, recomendamos también:

Las mitzvot: ¿acciones que benefician el alma o el cuerpo?

NOTAS

[1] Devarim 5:3, [2] Bereshit 4:1-8, [3] Bereshit 4:8, [4] Philo, The Sacrifice of Abel and Cain, 52; Philo with English translation, vol. 2, by F.H. Colson and G.H. Whitaker, Heinemann and Harvard University Press, Cambridge Massachusetts 1952, p.

[5] http://forum-psicologos.blogspot.com.es/2012/06/la-erotica-del-poder.html

[6] http://juancarrion.wordpress.com/2010/05/04/genetica-y-ansia-de-poder/

[7] Bereshit 4:7, [8] La Guemará nos va a plantear que la palabra Shalom es uno de los nombres de D-s, la Paz es uno de los 70 nombres que recibe D-s según la tradición de Israel

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Hay que destriur | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield