La riqueza y los sacerdotes

Por: Dr. Yitzhak Calafi

El Tabernáculo, será financiado por Am Israel. Todos estarán obligados a financiarlo pagando medio shekel, lo que también servirá para censar al pueblo [1]  y también habrá contribuciones voluntarias y generosas de oro, plata y cobre, telas, y materiales, tanto de los más pudientes como del resto del pueblo [2], así como el aporte del trabajo cualificado de especialistas, hombres y mujeres,  [3]  dirigidos por Betzalel, de la tribu de Yehudá, y Oholiav de la tribu de Dan.

Se vislumbra una división de poderes en Am Israel, el judicial, con Moshé a la cabeza y los jueces de diversa instancia, a raíz del consejo de Yitró [4], el ejecutivo dirigido por Moshé, auxiliado por el “ministro de Defensa”, Yehoshuah [5], y el legislativo-sacerdotal, con Aharón a la cabeza, siendo este poder el único hereditario, que mantendrá fielmente y sin intromisiones extrañas el culto y la fidelidad a la ley emitida por D-s en el Har Sinái, y un Parlamento de 70 ancianos[6]     

Las propiedades de los templos en todas las religiones [7]

En Egipto los sacerdotes eran los propietarios de los templos y de grandes extensiones de tierras. Muchos faraones antes de iniciar el reinado habían ostentado cargos de sacerdotes en el culto, sea de Ptah o Amón. La acumulación de recursos terrenales de los sacerdotes y de los templos llegó a tal nivel que comenzó a ensombrecer la posición del faraón, y por ejemplo en la Dinastía XX muchos sacerdotes terminan reemplazando al faraón en su puesto, como es el caso de Herihor.

Las donaciones de Ramsés II son muy significativas, en sus 33 años de reinado concedió a los templos el 15% del suelo cultivable, más de cien mil personas como personal de servicio, casi medio millón de cabezas de ganado, 88 embarcaciones, y un sin fin de riquezas [8]. En la época de los lágidas –período helenístico-  los sacerdotes de Egipto eran los propietarios de sus templos, y estos poseían la renta de las tierras sagradas, del producto del trabajo de esclavos de ambos sexos, de la explotación de algunas industrias, del exclusivo monopolio de la prostitución y operaciones de crédito.

En la Antigua Grecia, los templos eran propiedad de sus sacerdotes, y entre sus funciones sacerdotales destacaba la de prestamistas al Estado y a particulares,

también arrendaban las tierras sagradas de los templos; durante las guerras dinásticas en tiempos de Seleuco II determinados Estados-Templos declararon su independencia. Estrabón describe excelentemente las funciones sociales y políticas de los templos del Ponto, Capadocia y Armenia, y sus sacerdotes, en los que resalta que estos eran dueños y señores de todos los habitantes del templo mismo y de la ciudad del templo y de las aldeas de la región. Todos éstos eran esclavos del dios y de la diosa “protectores”. Una parte importante de la vida del templo la representaban las muchachas esclavas o prostitutas del templo.

Las tribus celtas, germanas, y escandinavas estaban gobernadas por jefes-sacerdotes propietarios del Templo y de la aldea, que en el curso del tiempo delegaron el ejercicio de la función sacerdotal en un representante suyo, reteniendo la propiedad, y en Escandinavia tendrán una parte considerable en los beneficios del culto. La comunidad resultaba incompleta sin sacerdote y sin templo y sus miembros estaban obligados a asistir a los servicios como la estaban a atender a otros deberes tribales. Así, cuando la comunidad, siguiendo el ejemplo de su señor, se hizo cristiana, había ya una fuente obvia de sostenimiento del sacerdote del nuevo culto. Los hombres no podían ser menos generosos con él que con su predecesor pagano. Así, la Iglesia heredó del paganismo el patronato eclesiástico y la tierra de la gleba. El sacerdote cristiano será el heredero de su sucesor pagano.

Entre los teutones el rey pagano parece haber sido el principal sacerdote que representaba el aspecto sagrado de la realeza y que en cierto modo fue el precursor del obispo cristiano que le sucedió. En la tradición anglosajona del tiempo del rey Alfredo éste es conocido con el nombre de obispo mayor o principal. Como representante religioso del rey debía ser nombrado por éste como el sacerdote local era nombrado por el señor local, y no es casualidad que el obispo arriano fuese nombrado por el rey godo y que estuviese más vinculado a él que a su diócesis.

El obispo, bajo el sistema del Imperio Romano cristiano, era un autócrata. Su posición era similar a la de un gobernador de una zona civil y los límites de sus territorios eran los mismos que los de un gobernador. Al llegar el siglo V de la EC había aumentado extraordinariamente la propiedad de la Iglesia. Ya antes de esta época Constantino concedió a la Iglesia el derecho de adquirir bienes. Desde la época de los hijos de Constantino se inició la suspensión del culto pagano y empezaron a confiscarse los bienes de los templos paganos y su transferencia por donación a los templos cristianos. Durante el siglo V se implantó la costumbre de nombrar heredera a la Iglesia cuando se carecía de hijos y se hacían donativos de parte del patrimonio para comprar a la Iglesia la salvación del alma. Los templos cristianos y la Iglesia acumularon enormes riquezas siendo estos un contrapoder al de los reyes. Los obispos y los abades serán barones feudales. Se arrogarán de títulos feudales y crearán verdaderas dinastías que transmitían sus poderes a sus hijos y a sus bastardos, amparados en sus templos.

Obispos y monjes administraban los dominios de sus templos tan duramente como los señores y exigían los diezmos y los tributos con análogo rigor. La inmensa mayoría de las sublevaciones de los campesinos en Europa se produjeron en tierras eclesiásticas. La servidumbre persistió en éstas durante más tiempo que en las de los nobles y los reyes. En el caso que los campesinos no pagasen a su templo cristiano correspondiente el diezmo se les aplicaba la orden del papa Pío V en el siglo XVI que  declaró: “Un hombre común que no puede pagar su multa, debe estar la primera vez de pie con las manos atadas a la espalda un día entero ante la puerta de la iglesia; la segunda vez ha de recorrer la ciudad siendo azotado, y la tercera vez ha de perforársele la lengua enviándosele a las galeras”.

Muchos templos cristianos fueron destruidos en las revueltas de campesinos contra la Iglesia. La Inquisición confiscaba los bienes de los judaizantes, de herejes y brujas que pasaban a ser propiedades de sus templos. La base para torturar y asesinar a miles de judíos, brujas y herejes en Europa fue la autorización por el Papa del Malleus maleficarum, el libro llamado “El martillo de brujas”, que describe detalladamente los métodos de tortura más diversos y crueles. El Papa Inocencio III mandó confiscar las propiedades de los judíos.

Durante el Renacimiento, algunos Papas tenían incluso sus propios burdeles, y a los sacerdotes que vivían en concubinato se les exigía un denominado impuesto a las prostitutas. Había regiones en las que además era normal que quienes no tenían mujer también tuvieran que pagar el impuesto “por prostitución”, con la excusa que así la Iglesia fomentaba el matrimonio, dinero que servía para enriquecer los diferentes templos cristianos. El papa Sixto IV (1471-1484) que tuvo seis hijos ilegítimos, uno de ellos incestuosamente con su hermana, financió la Capilla Sixtina con el impuesto que el Vaticano imponía a las prostitutas de Roma y a los sacerdotes con amantes. [9] 

Actualmente, un tercio de los edificios de Roma son propiedad del Vaticano. Los bienes raíces que ambas Iglesias (Católica y Protestante) poseen en Alemania alcanzan los ocho mil kilómetros cuadrados de las mejores superficies edificadas del país y participa en unas 50.000 empresas en inmobiliarias, bancos, sociedades de inversiones en fondos, medios de comunicación, en sociedades aseguradoras, etc., y en total ocupan a 1.300.000 personas y tienen un movimiento anual de operaciones comerciales que asciende a 125 mil millones de euros [10]. La Iglesia es el mayor propietario inmobiliario de España, más incluso que algunas de las empresas del sector de la construcción, que en los últimos años adquirieron considerables cantidades de suelo para ubicar sus promociones urbanísticas [11].

Los templos hindúes poseen enormes riquezas, y el reciente descubrimiento de los tesoros que yacen en las bóvedas de un antiguo templo de India pueden valer más de 25.000 millones de dólares pone en cuestión la propiedad de la vasta riqueza que poseen los sitios sagrados de este país [12]. Los monasterios budistas y los lamas, los monjes, y sus templos en el Tíbet poseían la mayor riqueza del país –que habían acumulado a lo largo del tiempo- y a sus habitantes en régimen de servidumbre hasta que este fue ocupado por el Ejército de  China en 1950. Durante la Revolución Cultural en China más de seis mil monasterios budistas fueron destruidos en el Tíbet [13].

En el Islam, el Califa representa la máxima autoridad religiosa y política, no existiendo separación entre ambos poderes. Los Cuatro Primeros Califas, Abu Bakr, Umar ibn al-Jattab, Uthman ibn Affan, y Ali ibn Abi Talib, aceptados por todos los musulmanes de todas las ramas y sectas, y que fueron asesinados por correligionarios musulmanes, fueron los jefes del Estado musulmán, que gobernaron según la ley islámica, Shari´a; también son llamados los Califas Bien Guiados o Califas Ortodoxos. De ellos destaca el Tercero, Uthmān ibn ‘Affān, pariente lejano de Muhammad, y el primer habitante de La Meca en convertirse al Islam, tras Muhammad y sus familiares directos. Sus relaciones con Muhammad eran excelentes, ya que se casó sucesivamente con dos de sus hijas, Rukayya y Umm Kulthum. Fue elegido Califa en el año 644 EC, al asesinato de Umar. Este doble yerno de Muhammad acumuló una gran fortuna, y el día de su asesinato, perpetrado por otro musulmán, su fortuna personal ascendía a 150.000 dinares y 20 millones de dirhams en efectivo. Era dueño de la propiedad en Wadiu’l-Qura y Hunain por valor de 100.000 dinares y enormes manadas de ganado vacuno, ovejas y camellos. Los líderes religiosos acumulaban grandes fortunas producto del botín de guerra en su expansión militar. 14]. El Califa Abderramán III, el más poderoso del Al Andalus, poseía personalmente más de 700.000 dinares, fruto de los impuestos religiosos que él cobraba [15].

Las propiedades de los templos en el judaísmo

A diferencia de todas las otras religiones, la casta sacerdotal –leviím y cohanim- no tendrá derecho a poseer más que un insignificante terreno de circunvalación en las 48 ciudades a las que se les asigne [16], no pudiendo tener derecho a la propiedad de la tierra, ni del mismo Tabernáculo, ni del Templo de Jerusalem. Serán sus servidores.

El Templo no será propiedad ni de Moshé, ni de Aharón, ni de sus descendientes, los cohanim, ni de las élites, ni de los príncipes, ni de los futuros reyes, ni de los leviím, ni del Estado, sino únicamente del Pueblo, al que se le asignará una clerecía hereditaria y funcionarial.

El Tabernáculo, y después el Templo de Jerusalem, son propiedad del Pueblo, de Am Israel, y  El Tabernáculo, y el Beit Hamikdash serán siempre el Templo de Am Israel, del pueblo y para el pueblo.

NOTAS

[1] Shemot 30:11-17, [2]  Shemot 35: 5, Shemot 36:3-6, [3]  Shemot 35:21-35, [4] Shemot 18:25-26, [5] Shemot 17:9, [6] Shemot 24:1, 9

[7]   http://www.vallenajerilla.com/notabene/olmeda.htm

http://www.universelles-leben.org/cms/es/quien-esta-sentado-en-la-silla-de-san-pedro/parte-14.html

[8] http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_las_instituciones_en_el_Antiguo_Egipto

[9] http://www.thesmartset.com/article/article05111001.aspx

http://www.lilith-ezine.com/articles/religion/Papal-Impropriety.html

http://historyofafricaotherwise.blogspot.com/2012/01/vatican-sistine-chapel-has-been.html

[10] http://www.universelles-leben.org/cms/es/quien-esta-sentado-en-la-silla-de-san-pedro/parte-14.html

[11]  http://blogs.periodistadigital.com/religion.php/2008/11/20/p203801

[12]  http://www.thehindu.com/news/national/article2210758.ece

http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98678

[13]  http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%ADbet

[14]  http://en.wikipedia.org/wiki/Caliphate

http://www.religionfacts.com/islam/history/caliphs.htm

http://www.alhassanain.com/english/book/book/beliefs_library/debates_and_replies/peshawar_nights/025.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Cuatro_Califas_Ortodoxos

http://en.wikipedia.org.es.mk.gd/wiki/Caliphate

[15] http://lahistoriaeninternet.blogspot.com/2009/04/el-califato-de-cordoba-abderraman-iii-6.html

[16] Bemidbar 35:1-7

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Tetzave: ¿Sobre o dentro? | Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield