Shabat Zajor: La lucha eterna

Parashat Zajor, por Uriel Edery

zachor

El Shabbat previo a Purim es conocido como “Shabbat Zajor”, en referencia a la porción que es agregada al ciclo normal de la lectura de la Torá, en la cual se relata la obligación de borrar el nombre de Amalek de la faz de la tierra. Con respecto a esto existe en los versículos una aparente contradicción. Por un lado esta obligación recae sobre el pueblo tal como relata la Torá: “Habrás de borrar la mención de Amalek de bajo los cielos“, mientras que por otro lado D”s nos dice que Él mismo se encargará de esto, tal como está escrito: “Pues borrar habré de borrar la mención de Hamalek de bajo los cielos“.

Por lo tanto encontramos acá cierta disyuntiva, sobre quién recae tal función, sobre el hombre, el cual reside en la tierra, determinando así que Amalek corresponde a lo terrenal. O sobre El Creador, determinando que Amalek se encuentra en niveles espirituales superiores los cuales se encuentran alejados de las esferas humanas. Para poder responder a esto, creo que es necesario hacer cierta introducción.

Rabi Israel Salanter, fundador de la corriente del Mussar, en su magnífica obra “Etz Perí” plantea cierto cuestionamiento. Sabemos que el instinto del mal- Ietzer Hará- fue introducido en el ser humano para que éste pueda vencerlo y de esa manera poder recibir recompensa, mientras que por otro lado D”s nos dice que si no fuera por Él, el hombre no podría vencer en la lucha con su propio instinto del mal. Este hecho despierta el cuestionamiento del autor ya que es difícil de comprender cómo puede ser que el hombre tiene una misión la cual desde el comienzo es incumplible a no ser por la ayuda de D”s.

Ante esto explica que en el ser humano existen dos tipos de fuerzas personales a las que las denomina como “Interiores” y “Exteriores”, las cuales hoy en día podríamos identificarlas como “Consciente” e “Inconsciente”. Para poder vencer en la lucha eterna con el instinto del mal, el hombre debe conocer sus propias cualidades y realizar un autoanálisis detectando sus puntos débiles para así poder mejorar y vencer. Esto es posible únicamente en lo que respecta a las fuerzas personales que están a su alcance, es decir a nivel consciente, mientras que a nivel inconsciente la persona no puede luchar ya que no tiene acceso a tal nivel interno. Es ante este punto al que se refiere D”s cuando dice que si no fuera por Él el hombre no podría vencer. En esta eterna lucha, la cual se divide en dos dimensiones, la consiente y la inconsciente, el hombre tiene como función comenzar por lo que está a su alcance. Una vez que esto está hecho no debe preocuparse por el resto, ya que El Creador se encargará de los niveles inconscientes.

Humildemente creo que de esta forma podemos explicar la aparente contradicción citada anteriormente con respecto a Amalek. La misión de eliminar el nombre de Amalek recae primeramente en el ser humano. Existe un Amalek en el “consciente”, en una dimensión en la que el ser humano está capacitado para poder actuar tal como comenta Rashi la parte humana en la eliminación del nombre de Amalek: “Habrás de borrar la mención de Amalek de bajo los cielos- de hombre a mujer, de niño a bebé, de toro a oveja, de tal forma que no quede rastro de Amalek ni siquiera en referencia a los animales, para que no sea dicho: este animal pertenecía a Amalek“.

Paralelamente existe una lucha contra Amalek a nivel celestial tal como lo describe Rashi en los versículos que describen la acción de D”s en esta misión: “Juró D”s que Su Nombre y Su Trono no estarán completos hasta que sea borrado el nombre de Amalek“. Esa es una lucha en el “inconsciente”, a nivel celestial a la que el ser humano no tiene acceso. De todos modos, la condición indispensable para poder eliminar el Amalek celestial es que primeramente la lucha se dé a nivel terrenal. Esto no es solamente en la lucha contra Amalek sino en todos los rubros de la vida. La salvación divina llega únicamente luego que el ser humano hizo su parte.

Personalmente creo que este “Zajor” es un recordatorio no solamente sobre lo que aconteció al salir de Egipto, sino que es un recordatorio para todas las generaciones, tal como está escrito: “Guerra tendrá Hashem contra Amalek, de generación en generación“, es decir, la fórmula de la lucha contra Amalek: la unión de iniciativa y esfuerzo personal con la confianza en D”s, fue, es y será el camino para llegar a la plenitud total en todas las dimensiones, la cuál rezamos para que llegue prontamente en nuestros días, Amen ve Amen.

Shabbat Shalom Umeboraj

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield