Vaigash: Los hechos de los padres son una señal para los hijos

Designed by Freepik
Designed by Freepik

Adaptado de una charla del Rav Yehuda Amital zt¨l

La Tora relata extensamente los sucesos que les pasaron a nuestros patriarcas Avraham, Yitzhak y Yaakov, mientras que otros temas centrales para la fe judía, tal como el “olam haba” (mundo venidero) aparecen solo implícitamente.

El Ramban (Najmanides) afirma que, de hecho, la historia de nuestros patriarcas no es solo una guía ética basada en su ejemplo, sino que la historia misma de su descendencia, es decir, el pueblo de Israel. En palabras del propio Ramban “Maase avot, siman labanim” (Los hechos de los patriarcas son señales para los hijos).

Por ejemplo, acerca de la relación entre el pueblo judío y los descendientes de Esav escribe el Ramban:

“Todo lo que pasó a nuestro patriarca (Yaakov) con Esav su hermano pasará con nosotros siempre con los descendientes de Esav. Por eso, debemos atenernos al camino del Tzadik y prepararnos para las mismas tres cosas a las cuales el mismo se preparó: Para Tefila (plegaria), para regalar o para salvarnos por medio de la guerra”.

Esta afirmación, debe despertarnos una importante pregunta:

¿Por qué justo la vida de los patriarcas y no de otras personalidades como el rey David, son las que definen el futuro del pueblo de Israel? ¿Qué podemos aprender de esto para nuestra generación?

Además, afirma el Ramban, no solo que la historia de los patriarcas define nuestra propia historia, sino que debemos adaptar sus acciones y actitudes por todas generaciones.

Esto es muy difícil de entender, pues cada uno de los patriarcas vivió en un contexto específico muy diferente al contexto actual. Yaakov se preparó al encuentro con Esav reforzando su conexión con D´os (tefila), luego intentó apaciguar a su hermano con regalos y solo por último estaba dispuesto a luchar. ¿Pero quien dice que esta es la mejor manera de afrontar los retos de la convivencia con los descendientes de Esav en todas generaciones? ¿Tal vez hoy esta estrategia no se aplica?

Una posible explicación se encuentra el “guía de los perplejos”, famosa obra filosófica del Rambam (Maimonides). Moshe y los patriarcas fueron los únicos que lograron ocuparse del mundo material y aún así llegar a un nivel espiritual tan alto. La explicación, afirma el Rambam, es que ellos se ocuparon del mundo material “con el exclusivo propósito de formar una nación que conozca a D´s y Lo sirva” sin ningún interés personal o temporal.

Nuestros patriarcas vivieron con una inmensurable conciencia histórica. Ellos sabían que su misión era formar una nueva nación y comprendieron que cada una de sus acciones influirá sobre esta nación. Por ende, en todas sus acciones pensaron en las consecuencias históricas de esta o aquella acción. Este es el verdadero sentido de la expresión “Maase avot, siman le banim”. Los patriarcas vieron a sí mismos como los guías de la nación que surgiría de su descendencia.

En verdad, puede ser que en el momento específico del encuentro con Esav, en términos personales hubiera sido mejor actuar de otra manera (quizá esquivándose del encuentro) pero Yaakov actuó como patriarca y con su ejemplo nos indicó el camino.

Yaakov entendió que cada una de sus acciones tiene un mensaje para las generaciones futuras. El actuó en su presente pensando en nuestro futuro. Antes de hacer cualquier cosa Yaakov se preguntaba: ¿Cuál es el impacto de lo que voy a hacer en términos históricos? ¿Cuál es el mensaje que mis futuras generaciones aprenderán de esto?

En menor escala, cada uno de nosotros es un “patriarca” dentro de su familia y de su circulo de influencia. Debemos aprender a considerar no solo el resultado inmediato de nuestras acciones, sino que su influencia en las generaciones futuras. La historia la hacemos nosotros, día a día, con nuestras aparentemente pequeñas decisiones pero que moldean los valores y las actitudes de nuestros hijos y nietos.

Que D´os nos ilumine el camino para que podamos ser dignos para que seamos dignos ejemplos para nuestros amados hijos y tengamos el merito de guiarlos por el buen camino, el camino del judaísmo, de nuestras tradiciones y valores.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield