Vayshlaj: Quienes son los descendentes de Esav?

Edom
Image by Dawn Armfield via Attribution Engine. Licensed under CC0.

Por el Dr. Yitzjak Calafi

Con un destacamento de cuatrocientos hombres armados Esav se dirige al encuentro de su mellizo Yaacob cuando éste huía de Labán. Yaacob piensa que sale del fuego para ir a las brasas. Le parece que ha salido airoso de la persecución de su suegro. El Eterno se le apareció a Labán en sueño nocturno ordenándole que no hablara bien o mal con su yerno [1], el rashá supo que se acercaba Esav, y que este podría salir en defensa de su hermano mellizo Yaacob. Nuestro patriarca teme, sabe que Esav no es creyente ni temiente del Eterno y que ha deseado asesinarle, motivo por el que huyó de su presencia.

Ignora si Labán y Esav se han aliado para destruirle. Explica el midrash que Labán envió un mensaje a Esav buscando su complicidad, en el que le explica que Yaacob llegó con las manos vacías a su casa, le ofreció hospitalidad, lo educó, le dio sus cuatro hijas por esposas, y que gracias a él, Yaacob pudo acumular una fortuna considerable, y que después de haber prosperado enormemente en su casa le robó a sus hijas y sus nietos -como si fueran cautivas de guerra-, sus tesoros, e incluso sus dioses, abusando de su confianza, cómo hizo con el mismo Esav, que le había robado la primogenitura. Finalmente le dirá que sepa que él (Labán) no ayudará a Yaacob, y que Esav puede actuar con total libertad, como mejor le plazca.

Toda esta tergiversación y falsificación de los hechos, narrados por Labán, será repetida en diferentes versiones por los antisemitas cíclicamente a lo largo de la historia como subterfugio para perseguir a Am Israel.

Al enterarse Yaacob de la “visita” de su mellizo Esav con el destacamento divide el campamento por temor [2] a tener que entrar en combate porque Esav deseaba matarlo [3] teme tener que matar a su hermano en defensa propia [Rashí], o a la posibilidad de morir al haber vivido fuera de Eretz durante veinte años, ya que Esav tenía el merito de haber honrado a sus padres. Yaacob ora al Eterno y pide que le libre de la mano de su hermano y le recuerda las promesas que Él le había dicho [4] , y dice el Midrash que Yaacob le dijo a D-s: “¡Amo del Universo! Si mis descendientes están destinados a sufrir aflicciones, que no les lleguen en forma consecutiva, una detrás de otra. Que vengan separadas, así pueden al menos tomarse un respiro entre una y otra.” [Bereshit Rabá, Vayishláj].

Esa noche pernoctó solo, y lucho un varón con él hasta el amanecer. Y cuando vio que no podía vencerlo, le presionó la articulación de la cadera, en su lucha con él, y la descoyuntó. Y le dijo (a Yaacob): “Déjame ir, pues ya ha despuntado el alba”. Pero Yaacob le contestó: “No te dejaré ir hasta que me bendigas. Entonces le preguntó: “¿Cómo te llamas?” Y contestó Yaacob. Dijo: ¡No más Yaacob será llamado tu nombre, sino Yisrael pues has contendido ante “lo Divino” y con los hombres y has prevalecido! [5]. Yaacob llamó el nombre del lugar P´niel (rostro de D-s), porque dijo: “He visto a “lo Divino” cara a cara, empero mi vida ha sido librada.” [6] Yaacob luchó con el Ángel de D-s y prevaleció, entonces supo automáticamente que podía vencer a Esav con sus cuatrocientos guerreros. No sólo era la promesa del Eterno, sino que acaba de vivirlo, ¡había predominado en su lucha contra el ángel!

Actitud de Yaacob ante Esav

Yaacob actuará con seguridad, confianza, astucia e inteligencia. Seguridad –Bitajón- con la fuerza que el Eterno le había dado; confianza en la promesa del ángel de D-s, de que se llamaría Yisrael por haber contendido, no contra un mortal como Esav, sino contra el ángel y haber vencido, por lo que contra los hombres también prevalecería; astucia al haber enviado presentes y riquezas materiales a Esav [7] y haber dividió todo en dos campamentos. [8] Ambos mellizos se conocen mutuamente, Yaacob sabe que Esav no es creyente ni temiente del Eterno, y que es plenamente consciente que él (Yaacob) no le robó en absoluto nada, que lo del robo de la primogenitura es un libelo que le ha servido (a Esav) para alimentar el odio contra nuestro patriarca, y que Esav reconoce que Yaacob es creyente y temiente del Eterno. Yaacob saluda a su hermano, se prosterna ante él siete veces, se le acerca, le besa y ambos lloraron, le presenta la familia, y le ruega e insiste que tome su presente de su mano [9].

Puede que a Esav se le despertase la misericordia al ver a Yaacob postrándose ante él [Rashí, y Midrash Rabbá] e inteligentemente le dice (Yaacob a Esav):“Si ahora he hallado gracia en tus ojos, habrás de tomar mi presente de mi mano, ya que he visto tu rostro, como quien ve el rostro de “lo Divino”, y me recibiste benévolamente” [10]. Esav le preguntará (no lo dice el texto sagrado, pero es lógico que lo preguntase) porqué iba cojo, y Yaacob le explicará que ha luchado contra el ángel de D-s, y que éste se lo causó, pero que él (Yaacob) ha prevalecido, y que la lucha con el ángel fue para confirmar la bendición [Rashí XXXV,10]. La mención del combate con el ángel infundirá temor a Esav [Sotá 41b; Bereshit 77:3], y este deducirá que si Yaacob ha vencido al ángel y se ha salvado, él (Esav) no podrá hacer nada contra su hermano.

Posteriormente Esav, que es Edom, [11] tomó a sus esposas, descendientes, personal de su casa, y sus posesiones y se fue de Canaán a Sehir. A partir de ahora los caminos de los dos hermanos se separan definitivamente.

Esav versus Yaacob/ Edom versus Am Israel

La historia nos muestra constantemente que después de cada decreto devastador de expulsión y/o persecución y de cada destrucción de Am Israel, los sobrevivientes se recuperaban, reconstruían y se rehabilitaban nuevas comunidades rebosantes de vida judía y de estudio de la Torá. Este fenómeno se ha hecho patente y constante a lo largo de la historia.

Esav es Edom, en las fuentes talmúdicas y en el midrash los nombres de Esav y Edom suelen estar identificados con Roma, y por extensión con el mundo cristiano en general.

La continua supervivencia de Am Israel es “sorprendente” y “anormal, en la lógica histórica humana, especialmente cuando vemos que jamás ha habido una generación de yehudim que no haya enfrentado a algún enemigo decidido a destruirlo físicamente, últimamente el Holocausto europeo, los intentos del bloque soviético de borrar el estudio y observancia de la Torá, los todavía persistentes intentos de destruir Eretz y Am Israel por parte de Irán y del totalitarismo islámico con su caballo de Troya, el falsamente autocalificado “pueblo palestino”. La falta de convicciones ancladas en la Torá hará que Esav fluctúe entre su deseo de asesinar a Yaacob, usurparle la primogenitura, -que el mismo Esav despreció y vendió por riquezas materiales-, negarle los derechos a la berajá, a recibirle con un ejército -con el que estaba dispuesto a asesinarle- despertándose transitoriamente la misericordia, al ver cojear a su hermano y verlo postrado ante él.

Am Israel perdura, y perdurará. Nosotros somos una realidad viviente

Los descendientes espirituales de Esav han oscilado desde el odio, personificado en el arzobispo de Constantinopla, Juan Crisóstomo [conocido como el predicador de “boca de oro”] (años 387-407) al que podríamos calificar de un “Esav en estado puro”, es una figura importantísima de la Patrística cristiana y Santo de la Iglesia, Siempre fue considerado uno de los más importantes Santos Padres de la Iglesia y el papa Pío X lo proclamó “patrón de todos los predicadores católicos del mundo”, cuyos discursos han sido leídos durante siglos por millones de cristianos en los que afirmaba que la Iglesia debe saber que ella es la verdadera Israel, que Eretz no le pertenece a los judíos, y que es falso que Israel sea bendita entre todas las naciones, y que “es verdad que los judíos mataron a Cristo por lo que deben ser castigados” (Homilía 6:4), y que el Antiguo Testamento [Tanaj] está muerto y ha sido reemplazado por el Nuevo Testamento y que los judíos son los culpables de todos los males que azotan a la humanidad, y “¿Cómo pueden los cristianos tener nada que ver con los abominables judíos, que son gente rapaz, mentirosa, ladrones, bandidos y asesinos?” (Homilía 4:1).

Sobre las sinagogas decía: “Son casas de prostitución, cavernas de ladrones y cuevas de animales rapaces y sanguinarios. La sinagoga no es solamente un centro de prostitución y un teatro; es también una casa de ladrones y hospedaje para bestias salvajes. Ningún judío adora a Dios. Los judíos son asesinos empedernidos, poseídos por el Diablo; su libertinaje y borrachera les da los modales de un cerdo. Se matan y se mutilan entre sí…” “mi verdadera guerra es contra los judíos…los judíos han sido abandonados por Dios, y por el crimen de este deicidio no hay expiación posible.” (Homilía 1:6). El edomita Juan Crisóstomo llegó a escribir hasta ocho Homilías contra los judíos, en las que insiste en que “el pueblo judío es un pueblo Deicida y es por esto que odio a los judíos”. [12]

La oscilación ha llegado después de la derrota nazi en que Esav ha visto a Yaacob cojeando y gravemente malherido pero salvado por el Eterno y llevado in crescendo a Eretz por lo que el máximo jerarca de la Cristiandad en época reciente, el papa Juan XXIII compuso la siguiente oración, justo antes de su muerte, que ha sido cuestionada y rechazada por numerosos edomitas, en la que reconoce la primogenitura de Israel: “Confesemos ahora que, durante siglos y siglos, nuestros ojos han padecido tal ceguera, que ya no veíamos la belleza de Tu Pueblo elegido y no reconocíamos en su cara los rasgos de nuestro hermano Primogénito. Sabemos que está marcado sobre nuestras frentes el signo de Caín. Siglos y siglos ha vertido sangre y lágrimas Abel, Porque nosotros olvidamos Tu amor. Perdónanos la maldición que injustamente echamos contra el nombre de los judíos. Perdónanos que, maldiciéndoles, Te crucificamos por segunda vez, porque no sabíamos lo que hacíamos……” [13]

La historia de Am Israel nos muestra que cuando el pueblo judío practica las mitzvot para cumplir con la bendición del Eterno, no es derrotado en ningún aspecto, y que nuestro punto débil, nuestro talón de Aquiles, como muy bien supo el nieto de Labán, Bilam, es la transgresión que nosotros mismos hacemos de las mitzvot. Si somos fieles a las mitzvot ¿quién contra el Eterno y Su Pueblo?

Sigamos la senda que nuestro patriarca Yaacob marcó, y que el Eterno extienda sus alas sobre Am Israel y que le haga retornar pronto a un Eretz Israel completo, su eterna heredad.

Amén veamén

NOTAS

[1] Bereshit 31:24 [2] Bereshit 32:8-10 [3] Bereshit 27:41-42 [4] Bereshit 32:10-13 [5] [Bereshit 32:25-29] אֱלֹהִים normalmente significa D-s, pero en este contexto es difícil de traducir. Esta traducción sería problemática aquí, ya que Yaacob no lucho realmente con D-s, sino con el ángel enviado por Él. El Targum Yonatán ben Uziel la traduce por “has luchado con el ángel de D-s”. El Targum la traduce por “has luchado frente a D-s”

Rashi comenta que se refiere al ángel de D-s, por lo que se ha traducido como “lo Divino”

[6] [Bereshit 32:31] [7] Bereshit 32:14-21 [8] Bereshit 33:1-2 [9] Bereshit 33:3-9 [10] Bereshit 33:10 [11] Bereshit 36:1,6 y 8

[12] http://lapuertaangosta.blogspot.com/2009/07/san-juan-crisostomo.html

http://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/judasmo-y-cristianismo/

http://www.lafecatolica.com/biografia-y-homilias-de-san-juan-crisostomo/894/

http://www.renuevodeplenitud.com/blogs-cristianos/contra-los-judios-cont.html

http://www.slideshare.net/MinisteriosGilgal/antisemitismo-cristiano

[13] The Reign of Mary, “John XXIII and the Jews” [Juan XXIII y los judíos], edición inglesa de la primavera de 1986, p. 11.

B’nai B’rith Messenger [El mensajero de B‘nai B‘rith], edición inglesa, viernes 4 de noviembre de 1964.

http://www.raoulwallenberg.net/wp-content/files_flutter/1310655046ebookroncalli-ENGLISHcorrected.pdf

http://www.raoulwallenberg.net/es/prensa/dialogo-judeo-catolico-proceso/

http://www.mostholyfamilymonastery.com/13_JohnXXIII.pdf

http://www.gees.org/articulos/el_objetivo_es_israel_el_arbol_y_despues_caeran_las_ramas_occidente_por_la_tormenta_del_islamismo_5216#_edn8

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651028_nostra-aetate_sp.html

http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php/14952-Oraci%C3%B3n-q-escribi%C3%B3-Juan-XXIII-antes-de-morir

http://www.anajnu.cl/iglesiayjudios.htm

http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2008/02/12/misal_de_benedicto_xvi_los_judios_no_son

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Toldot: ¿Qué despertó la ira de Esav? | Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield