Juntos aprendemos mejor: El aprendizaje colaborativo

Designed by Freepik

Como maestros, siempre estamos en la búsqueda de nuevos métodos y tácticas para mejorar nuestras lecciones, hacerlas más amenas y mejorar el desempeño de nuestros alumnos. Uno de los métodos más efectivos es el del “aprendizaje colaborativo”, es decir, cuando los alumnos investigan un tema en grupos.

Cuando dividimos nuestra aula en grupos para que realicen una tarea o investiguen un tema vemos resultados muy positivos, nuestros alumnos entienden el tema mejor, desarrollan su habilidades analíticas y sociales.

Para poder resultados todavía mejores es básico entender cómo funciona este método de aprendizaje. Es por eso por lo que en el Centro Kehila estaremos publicando una serie de artículos que explican este método y presentan las mejores técnicas para aplicarlo. Los temas que trataremos son:

  • Juntos aprendemos mejor: El aprendizaje colaborativo.
  • Cómo lograr que mis alumnos aprendan en grupos: Los niveles del aprendizaje colaborativo.
  • ¡Compañero NECESITO que tengas éxito! El método S.T.A.D
  • Juegos y torneos en el aula: El método T.G.T.
  • Ya somos expertos: El método Jigsaw
  • Nuevas tecnologías para aprender juntos.

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

El aprendizaje colaborativo, es un enfoque educacional que busca organizar las actividades en las aulas de manera social. Este aprendizaje se da cuando dos o más personas buscan explorar un tema en conjunto. En otras palabras, los estudiantes trabajan en grupo para realizar las tareas de manera colectiva.

A diferencia del aprendizaje individual, en el aprendizaje colaborativo los involucrados dependen de los recursos y habilidades de sus compañeros para aprender.

Javruta, Javura, Javerim: el estudio colaborativo en nuestras fuentes

Nuestros Sabios recalcan la importancia de estudiar con los compañeros. Ellos enseñan que la Torá únicamente puede ser adquirida en una “Javura” (Brajot 63 a). La palabra Javura proviene de la palabra “Javer” la cual significa amigo.

En Pirkei Avot (Cap. 6), los sabios enumeran 48 caminos que llevan a la persona a adquirir el conocimiento de la Torá, uno de ellos es “Divuk Javerim” lo cual significa acercamiento entre los amigos.

La manera tradicional que los judíos hemos estudiado por siglos es a través de Javruta. Una Javruta es un compañero de estudio, para que el estudio sea fructífero, la javruta debe de ser una persona con la cual uno se sienta cómodo para discutir desafiar y ser desafiado.

Los sabios en el tratado de Baba Metzia relatan lo insoportable que fue para el famoso Rav Yojanan cuando falleció su Javruta, Reish Lakish, pues él era el único que lo podía desafiar adecuadamente.

Los 5 componentes del aprendizaje colaborativo

Johnson, Johnson y Holubec (1999) señalan que son cinco los elementos básicos que forman el aprendizaje colaborativo:

  1. La interdependencia positiva: Si todos consiguen sus objetivos, se logrará el objetivo final de la tarea. Pero si uno falla, será imposible alcanzar el objetivo final. De este modo todos necesitarán a los demás y, a la vez, se sentirán parte importante para la consecución de la tarea.
  2. La interacción entre los alumnos: Los estudiantes tienen que trabajar juntos, “aprender con otros”, favoreciendo, de esta manera, que compartan conocimientos, recursos, ayuda o apoyo.
  3. La responsabilidad individual: Cada miembro, individualmente, tiene que asumir la responsabilidad de conseguir las metas que se le han asignado. Sentir que algo depende de uno mismo y que los demás confían su capacidad de trabajo (y viceversa) aumenta la motivación hacia la tarea y el rendimiento individual y grupal.
  4. Las habilidades sociales: Necesarias para el buen funcionamiento y armonía del grupo, en lo referente al aprendizaje y también vinculadas a las relaciones entre los miembros.
  5. La autoevaluación del grupo: implica, que a los alumnos, guiados por el profesor, se les de la oportunidad de evaluar el proceso de aprendizaje que ha seguido su grupo.

¿Cuáles son las ventajas del aprendizaje colaborativo?

1) Mejora el rendimiento académico y aumenta la motivación hacia el aprendizaje escolar

Las investigaciones demuestran que los alumnos aprenden más y mejor en contextos cooperativos que en aquellas aulas presididas por un clima competitivo o individualista. Esto se aplica a todas las áreas de estudio, sea cual sea el nivel de rendimiento de los alumnos.

El aprendizaje cooperativo tiende hacia una motivación intrínseca, basada en el placer y el gozo de incrementar los conocimientos y las habilidades propios, además de la satisfacción de beneficiar a los otros.

2) Contribuye al desarrollo cognitivo

  • Alumnos con menor capacidad cognitiva: el contacto con los más aventajados les sirve para abrir nuevas perspectivas y posibilidades que por sí mismo habrían tardado mucho en descubrir.
  • Alumnos con nivel medio: las discusiones en grupo abren nuevas perspectivas para su trabajo individual. Ese trabajo vuelve a ser confrontado por el grupo, lo que da paso a reestructuraciones cognitivas sucesivas, propias de la evolución cognitiva.
  • Alumnos más aventajados: cuando ejercen de tutores consolidan sus conocimientos, porque deben estructurarlos mejor para explicarlos más eficazmente. Los estudios demuestran que para que una persona pueda memorizar información y recurrir a ella en un futuro, primero debe de procesarla, la mejor manera de procesar información es explicándola a otra persona.

3) Fomenta la interacción y favorece el desarrollo socioafectivo

Los contextos cooperativos contribuyen significativamente al aumento de la cantidad y calidad de las interacciones entre alumnos, lo que fomenta el desarrollo de habilidades sociales y comunicativas (aprender a relacionarse, escuchar activamente, hablar por turnos, intercambiar ideas y sentimientos, aceptar la diversidad…) y habilidades para el trabajo en grupo (tomar decisiones, planificar, incorporar las expectativas de todos, determinar su propia organización…). Esta interacción constante se traduce en una mayor cohesión dentro del grupo.

Estos son sin duda instrumentos esenciales que les permitirán navegar su vida adulta con éxito.

4) Fomenta la autonomía e independencia

Dentro de una dinámica cooperativa se reduce considerablemente la dependencia de los alumnos con respecto al profesor, ya que los compañeros pueden proporcionar el tipo de apoyo que antes corría a cargo del docente.

5) Permite la adecuación de los contenidos al nivel de los alumnos

Los investigadores demostraron que a través del aprendizaje colaborativo, los estudiantes tienen más éxito en hacer que sus compañeros entiendan ciertos conceptos que los profesores. La razón de esto radica en el hecho que los niños de edades similares operan en las mismas zonas de desarrollo proximal que sus compañeros, esto crea el ambiente optimo para aprender.

6) Promueve el desarrollo de destrezas complejas de pensamiento crítico

A través del aprendizaje colaborativo, los alumnos ejercen habilidades analíticas que de otra manera no lo hubiesen hecho, aprenden a criticar su pensamiento y considerarlo.

Posibles desventajas del aprendizaje colaborativo

En general cuando formamos grupos de estudio lo ideal es buscar que el grupo sea lo más heterogenico posible. Esto puede causar ciertos problemas que debemos de tener en cuenta para que el estudio grupal sea efectivo.

1) Algunos alumnos pueden perder el enfoque

En ocasiones alumnos de bajo rendimiento académico al ser agrupados con otros alumnos pueden ser demasiado pasivos y perder el enfoque. Por otro lado, aquellos alumnos más hábiles no experimentan la estimulación y el desafio que experimentarían si estuvieran agrupados con compañeros de su mismo nivel.

2) Se pueden crear tensiones que llevan a conflictos

A la hora de formar grupos que tienen que realizar una tarea juntos, se pueden crear tensiones que llevan a conflictos dentro del grupo, en estos casos existe el riesgo que los miembros del grupo carezcan de los instrumentos necesarios para resolver conflictos.

3) Los alumnos no siempre están concentrados en la tarea

Además, no siempre es fácil para el profesor asegurar que los miembros del grupo estén discutiendo el tema que les asigno y no otros temas.

Es importante recalcar, que si desean introducir este método de aprendizaje en sus aulas, lo hagan de manera gradual. En el siguiente artículo trataremos los diferentes niveles del aprendizaje colaborativo, para que puedan hacerlo.

4 Trackbacks & Pingbacks

  1. Nueva serie de artículos sobre pedagogía – Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila
  2. Nueva sección sobre pedagogía – Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila
  3. Cómo lograr que mis alumnos aprendan en grupos: Los niveles del aprendizaje colaborativo | Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila
  4. Uno por todos y todos por uno | Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield