3 pasos para implementar el aprendizage colaborativo en mi aula

Designed by Freepik

Los niveles del aprendizaje colaborativo

La interacción con otras personas es parte de nuestra vida diaria, es un proceso totalmente natural y dinámico. Sin embargo, el colaborar con ellos para alcanzar un objetivo común es ajeno a nosotros y puede resultar complejo.

Desde pequeños estamos acostumbrados a ser recompensados por nuestros esfuerzos individuales, recibimos buenas notas por nuestro desempeño en el colegio, premios por nuestro buen comportamiento en casa y demás. No estamos habituados a depender del compromiso y entrega de otras personas para alcanzar nuestros objetivos.

En el artículo anterior recalcamos las grades ventajas que tiene el aprendizaje colaborativo, nuestros alumnos entienden mejor y desarrollan habilidades cognitivas y sociales que les servirán para toda la vida, sin embargo, no es fácil trabajar en grupo. Cuando comenzamos tareas en conjunto tenemos que expresar nuestras opiniones, ceder cuando estas no son adoptadas, criticar y ser criticados.

¿Cómo podemos enseñar a nuestros alumnos a trabajar en conjunto? ¿Cómo podemos superar los desafíos que presenta este método pedagógico?

La respuesta es que para poder llegar a los mejores resultados y minimizar las frustraciones es necesario que introduzcamos el trabajo colaborativo de manera gradual. Al hacer esto estamos asegurando que el nivel de confianza que existe entre ellos incremente y profundice.

Para lograr la exitosa introducción del trabajo colaborativo, la Dra. Janet Salmons de Walden University, elaboró un esquema que describe tres procesos esenciales y tres niveles progresivamente más complejos de actividades colaborativas. Este esquema está diseñado para que el maestro pueda diseñar un sistema progresivo del desarrollo de las habilidades de sus alumnos.

La idea básica de este esquema es profundizar de manera gradual el nivel de confianza de los alumnos. Los pasos descritos en este esquema buscan desarrollar sistemas de comunicación y de examinación mutua entre ellos.

Prosesos de colaboración

1. Reflexión

Los alumnos alinean su conocimiento, habilidades y perspectivas con el esfuerzo del grupo, los individuos se preparan para el trabajo colaborativo.

2. Diálogo

Los participantes comparten ideas y se escuchan unos a los otros, el objetivo es crear un ambiente de confianza entre los participantes, en el cual cada quien se siente comodo para expresar su opinión sin temer ser criticado. Además, el escuchar lo que piensan sus compañeros sobre sus opiniones, invita al estudiante a exminar sus posturas y extenderlas. Este ejercicio fortalece la capacidad de introspección de nuestros alumnos.

El diálogo, surge en encuentros de aprendizaje colectivos, por ejemplo cuando hacemos un debate sobre algún tema.

3. Revisión por pares

Los alumnos revisan el trabajo de sus compañeros, lo analizan y comentan. El propósito es profundizar el nivel de confianza entre los alumnos, establecer normas de participación y desarrollar su liderazgo.

Para que nuestros alumnos puedan proporcionar perspectivas objetivas sobre el trabajo de sus compañeros es necesario establecer un claro sistema de criterios para la revisón del trabajo.

Niveles de colaboración

1. Colaboración paralela

El maestro asigna una tarea común al grupo, cada miembro está encargado de realizar una parte de la asignación y el grupo trabaja de manera paralela. Una vez que los miembros hayan terminado su parte integran el trabajo de los miembros para obtener un resultado común.

Por ejemplo, el maestro asigna al grupo un trabajo sobre el Mishkan, cada alumno labora sobre uno de los artefactos y juntos construyen el Mishkan. La unión de los trabajos de los individuos incluye diálogo y crítica de los compañeros, durante en el curso de la labor se desarrollan habilidades de cooperación y manejo de tareas grupales.

2. Colaboración secuencial

Se asigna al grupo una tarea, que para ser completada es necesario seguir un número de pasos, cada etapa de la tarea se basa en la anterior. En cada fase los estudiantes dependen de las contribuciones de cada uno de los miembros del grupo. Ellos deberán planear, crear y evaluar su labor de manera grupal. La evaluación de los alumnos, deberá ser grupal y no individual.

3. Colaboración sinérgica

El maestro asigna una tarea la cual requiere la colaboración plena de los estudiantes e integración de sus ideas en todas las fases de la labor para obtener un resultado final.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield