TGT: La técnica que traerá emoción al aprendizaje en tu aula

Designed by Freepik
Designed by Freepik

La técnica TGT de aprendizaje colaborativo

¿Cuando fue la última vez que tus alumnos perdieron el autobús porque no podían dejar de estudiar? ¿Cuándo fue la última vez que el alumno menos interesado en los estudios corrió desesperado hacia ti porque necesitaba entender mejor y saber más? ¿Suena surreal cierto? Sin embargo, estos son los resultados que han visto maestros y educadores que han usado y recomiendan la técnica TGT (teams, game, tournament) de aprendizaje colaborativo.

El profesor Robert Slavin de la universidad John Hopkins en Maryland desarrolló esta técnica en la cual después de cada unidad estudiada los alumnos compiten en torneos que tratan sobre el material cubierto. Esta técnica utiliza lo que más le gusta a los niños para involucrarlos en el estudio ¡el juego!

Todos conocemos lo difícil que es para nuestros alumnos parar un juego de futbol a la mitad, la competencia, la emoción y la adrenalina no les permite dejar el juego, el objetivo de TGT es traer esta emoción y diversión al salón de clases.

Este método se puede aplicar en materias el las cuales a las preguntas que formulamos existe una sola respuesta correcta, esto incluye la mayoría del material en matemáticas, mishna, talmud, ciencias, ingles, hebreo o geografía.

Una posible desventaja del TGT es que la emoción y la adrenalina de los torneos pueden crear una sensación de desorden y alborote en el aula. Para evitar esta situación recomendamos combinar está técnica con otras técnicas divertidas pero más tranquilas, por ejemplo la técnica STAD, la cual podrás encontrar en esta sección de pedagogía.

¿Cómo se implementa esta técnica?

Formación de equipos. Se forman grupos de 4 o 5 miembros cada uno, la función de estos equipos es preparase juntos para los torneos. Cada equipo deberá de estar formado por alumnos de diferentes niveles académicos, alto, medio y bajo.

Las lecciones. El maestro presenta el material en una clase frontal. Es importante que el maestro se enfoque únicamente en la unidad sobre la cual va a tratar el torneo. Los alumnos prestaran mucha atención ya que comprender las lecciones será crucial para ganar el torneo.

Trabajo en equipo. Una vez que el maestro haya presentado la unidad, los alumnos repasan el material expuesto, pueden hacerlo en pares, discutiendo en grupo, preguntándose unos a los otros o de cualquier manera que deseen. El objetivo del grupo deberá ser que sus miembros dominen el tema. Recomendamos que el maestro reparta hojas de trabajo para guiar a los alumnos y mantenerlos enfocados.

Torneos. Al final de la semana, una vez que el maestro haya impartido sus lecciones, los equipos hayan repasado el material y lo hayan practicado con las hojas de estudio, se realizan los torneos.

El maestro asigna a los alumnos a mesas de torneo. Cada mesa tiene tres alumnos, si es necesario podrá haber dos mesas con cuatro miembros. Para asegurar que la competencia sea justa, al asignar las mesas colocamos alumnos de nivel académico similar. En la mesa 1 están los tres alumnos con el nivel académico más alto, en la mesa 2 con los siguientes tres y así sucesivamente.

El maestro prepara una hoja con treinta preguntas, una hoja con treinta respuestas y tarjetas enumeradas del 1 al 30. Cada mesa recibirá una copia de la hoja de respuestas una de la hoja de preguntas y 30 tarjetas.

Se revuelven las tarjetas, cada alumno toma una, aquel que saco la tarjeta con el número más alto, comienza. Toma otra tarjeta y ve el número que le toco, el alumno a su izquierda leerá la pregunta, si se escogió la tarjeta 24 se leerá la pregunta 24. El alumno contesta la pregunta, el tercer alumno puede desafiar la respuesta y ofrecer otra, a su vez el alumno que leyó la pregunta puede desafiar la respuesta de este tercer alumno y ofrecer su propia respuesta.

Aquel que contesto correctamente gana la tarjeta, si alguno contestó mal deberá de regresar una tarjeta (si ya tiene) al montón. El siguiente turno es del alumno que leyó la pregunta en el turno anterior, aquel que esta a su izquierda lee la pregunta y el alumno que tuvo el turno anterior es el primero en desafiar. Si terminaron todas las preguntas y todavía hay tarjetas en el montón se sigue jugando hasta que se terminan las tarjetas o termine el periodo.

Los alumnos cuentan sus tarjetas, aquel que recibió más tarjetas gana 6 puntos para su equipo, el siguiente gana 4 puntos y el que adquirió el menor número de tarjetas gana únicamente dos.

En caso que dos empataron en primer lugar los dos ganan 5 puntos. En caso que dos hayan empatado en segundo lugar, los dos obtienen 3 puntos en caso que los tres hayan empatado los tres recibirán 4 puntos. Los alumnos escriben sus resultados en una hoja y la entregan al maestro. Recomendamos parar el juego 10 minutos antes que termine el periodo para que los alumnos puedan contar y anotar sus resultados.

Reasignación de mesas. El maestro recibe las hojas con los resultados de los torneos y descuerdo a ellos reasigna las mesas para el siguiente torneo, esto sucede de la siguiente manera:

 Observamos cada mesa por separado, el alumno que tuvo el mayor puntaje sube a la siguiente mesa, aquel que tuvo el menor puntaje baja de mesa, aquel que quedo en segundo lugar se queda en esa mesa.

Por ejemplo, en la mesa número 3, aquel que saco mayor puntaje sube a la mesa 2, el que saco el menor puntaje baja a la mesa 4 y el que quedo en segundo lugar se queda en la mesa 3. En caso que haya un empate el maestro decide al azar quien sube o quien baja de mesa. El ganador de la mesa 1 se queda ahí y el que recibió el menor puntaje de la mesa más baja también se queda ahí. Una vez que el maestro haya descifrado la nueva asignación de mesas la presenta a los alumnos.

Es importante que los alumnos no sepan como decide el maestro que mesa se les asigna, más les debe de asegurar que siempre tendrán una competencia justa.

Reconocimiento de los ganadores. Cada semana el maestro cuenta los puntos de cada equipo y nombra al equipo ganador ya sea anunciándolos en el periodico mural del aula o a través de un boletín semanal que prepara. Además de anunciar a los ganadores el maestro deberá de pensar en otros caminos para premiarlos.

Evaluación. Para evaluar a los alumnos no es posible basarse en los resultados de los torneos, muchos maestros que implementan esta técnica hacen una prueba a la mitad y al final de plazo (bimestre, trimestre o semestre dependiendo el sistema que siga el colegio).

El trabajo en equipo TGT

Al utilizar esta técnica nuestros alumnos aprenderán a trabajar en equipo. Los equipos hacen lo posible para que sus miembros tengan éxito y a su vez cada miembro inclusive los menos interesados en los estudios hacen su mayor esfuerzo para no defraudar a sus compañeros.

El equipo es el componente más importante de TGT, los compañeros proveen un apoyo y respeto único que puede ser la clave para que los alumnos mejoren su desempeño académico y desarrollen curiosidad y deseo de seguir aprendiendo.

Lo mejor que le podemos aportar a nuestros alumnos.

Como maestros es nuestro deber impartir conocimientos y desarrollar las habilidades cognitivas de nuestros alumnos. Sin embargo, lo más valiosos que les podemos aportar es despertar en ellos una gran sed por saber más y un amor sincero por el estudio. Esto es justo lo que buscamos lograr al implementar esta técnica.

Si podemos lograr que nuestros alumnos relacionen el aprendizaje con la diversión, les aportaríamos algo invaluable, que sin duda los va a alludar durante el transcurso de su desarrollo personal y profesional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield