Pesaj, más que liberación nacional

Designed by Freepik
Designed by Freepik

Por: Dr. Yitzhak Calafi

En este sensacional artículo el Dr. Clafi enseña la diferencia entre lo que se conoce del origen de las naciones y el origen de Am Israel. ¿Cómo Pesaj está relacionado a esto? ¿Qué implicación tiene esa diferencia para mi diario vivir? Para saberlo, no dejes de leer este impresionante artículo.

¿Quién conoce el origen de las naciones?

China: La historia de China tiene sus orígenes en la cuenca del Río Amarillo, donde surgieron las primeras dinastías Xia y Shang. La existencia de documentos escritos de hace 3500 años ha permitido el desarrollo en China de una tradición historiográfica muy precisa, que ofrece una narración continua desde las primeras dinastías hasta la edad contemporánea. La civilización china es una de las más antiguas del mundo con continuidad hasta la actualidad.

El Emperador Amarillo Huangdi es considerado como el verdadero creador de la cultura china que reinó, según la tradición, desde el 2698 al 2598 a EC. El taoísmo lo considera una figura inmortal identificada con el dios del trueno, que corresponde a otras divinidades indoeuropeas, como el dios germánico Wotan, el griego Apolo y el celta Lug.

Hasta fecha muy reciente los chinos creían, que su madre quedó embarazada por un rayo caído del cielo nocturno y que tras veinte años de embarazo nació Huangdi, que ya hablaba desde el nacimiento. La leyenda de su retirada hacia el oeste en la guerra contra el emperador del Este, Chi You, en la batalla de Zhuolu, se considera como el establecimiento de la etnia “Han”, la mayoritaria en China.

El establecimiento del régimen comunista ha acabado con esta leyenda, que aún es creída por nonagenarios. Será con el establecimiento del comunismo que los chinos de la etnia han sabrán que todo esto era una leyenda, irreal y sin fundamento histórico. [1]

Francia: Naciones muchísimo más jóvenes que la china, como la francesa que celebra el 14 de julio como el aniversario de la toma de la Bastilla, acontecimiento considerado como el punto de inicio de la Revolución francesa, pero no es, ni tampoco es considerado, el nacimiento de la nación ni de su identidad, que ha cambiado a lo largo del breve periodo de tiempo que lleva en la historia. [2]

Estados Unidos: Mucho más reciente es la historia de la nación americana. El 4 de julio se celebra el día de la Independencia de los Estados Unidos rememorando la firma de la Declaración de Independencia en 1776 en la cual el país americano proclamó su separación formal del Imperio británico. [3]

Así podríamos pasar por toda la historia de las naciones y no podríamos dilucidar cuando realmente nació la nación acadia, sumeria, asiria, babilónica, medo-persa, helena-griega, romana, vikinga, rusa, etc. Muchas de ellas sin apenas constancia de su propia existencia, y algunas pocas de ellas envueltas en halos de misterio y leyendas, pero de las que nadie tiene memoria ni recuerdo, ignorando la fecha de su inicio, siendo que se formaron por pueblos asentados en una tierra concreta y que con el tiempo, y tras múltiples guerras, pérdidas e incorporaciones poblacionales se gestaron unas ciertas identidades alrededor de reyes y sacerdotes de religiones que consolidaban su poder hasta que eran invadidos por otros pueblos, agregando sincréticamente sus divinidades y religiones.

El origen de Am Israel

En todo el orbe sólo existe un único pueblo que sabe con exactitud su fecha de inicio y de nacimiento como pueblo, aún sin estar afincado en su tierra, y que aún incorporando personas extranjeras desde el inicio de su génesis no sucumbió, ni ha sucumbido, al sincretismo, y ha mantenido la singularidad de su religión y valores, aún disperso entre todas las naciones y que recuerda su pertenencia e identidad y persiste su voluntad de volver a la tierra que fue herencia de sus patriarcas, ancestros físicos y espirituales. Este pueblo es Am Israel.

Am Israel se gestó como pueblo, como identidad, como nación en búsqueda de la libertad, de redimirse del yugo a que estaba sometido por los egipcios, la noche del 14 al 15 de Nissan del año 2448 del calendario hebreo. Cada año revivimos en el Seder de Pesaj lo que comieron, y no comemos lo que tuvieron, y tenemos, prohibido.

5-books-torah

Sabemos el trayecto que realizaron hasta llegar a la Tierra Prometida, así como las paradas, el tiempo que tardaron, todos los eventos, sus subidas y bajadas espirituales, su grandeza y sus errores, las leyes que se dieron en Har Sinái, todas las ordenanzas, sociales, colectivas, individuales, higiénico-sanitarias, económicas, las leyes éticas y morales, y que perduran a pesar de todos los vaivenes de la humanidad.

Así como cuando es concebido un ser humano, el embrión, que devendrá en feto, necesita estar en el seno materno, 40 semanas; mientras se gesta es protegido en el útero del medio ambiente que le rodea, recibiendo sus nutrientes de la madre. Así el Pueblo de Israel estuvo 40 años en el desierto, protegido por el Eterno, aislado de otros pueblos, recibiendo como nutriente el man y la Toráh y teniendo una relación especial y singular con el Todopoderoso.

¿Qué otra nación sabe o conoce con precisión su origen?

¿Qué otra nación recuerda tan fielmente su identidad, aun a pesar de estar dispersa?

¿Qué  otra nación ha mantenido a lo largo del tiempo sus leyes?

¿Qué otra nación se ha mantenido firme en sus principios a pesar de todas las adversidades?

¿Qué otra nación no ha sucumbido religiosa, y/o ideológicamente a los que la han vencido en el campo de batalla?

¿Qué otra nación ha sido objeto del odio, de la ira, de la envidia persistente a lo largo de toda la historia desde el mismo día de su nacimiento?

¿Qué otra nación está volviendo a su tierra después de dos milenios de diáspora forzada?

Israel sin la Toráh no sería más que otra nación, de todas estas que han nacido, crecido y fenecido.

La eternidad de Israel está vinculada a su estrecha relación con D-s y con la Toráh, con las promesas que el Eterno dio a nuestros Patriarcas, promesas que se ven cumpliendo todas ellas.

Am Israel perdura, y perdurará, pero no por nuestros meritos, ni por nuestra voluntad, ni por nuestra perseverancia, por mucha que pudiera llegar a ser, sino por que el Eterno recuerda el Pacto con nuestros Patriarcas, Abraham, Yitzhak y Yaacob, y por nuestro vínculo con la Toráh y sus ordenanzas.

En Pesaj del 2448 del calendario hebreo nacimos como nación, con identidad propia y con voluntad de ser fieles al Eterno. Pesaj es más que liberación nacional, es liberación espiritual. Es el inicio de la ascensión espiritual de cada yehudí.

¡Que todos los pertenecientes y descendientes de Am Israel persistamos en la senda trazada por nuestros Abot, y que las bendiciones que el Eterno prometió a nuestros Patriarcas podamos verlas en nuestra vida!

Amén veamén

NOTAS

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Emperador_Amarillo

http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_China

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Fiesta_de_la_Federaci%C3%B3n_(Francia)

[3]http://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_la_Independencia_de_los_Estados_Unidos

1 Comment on Pesaj, más que liberación nacional

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield