¿Qué se debe hacer cuando los padres envejecen o se enferman?

Por: Becky krinsky e Iliana Berezovsky

Agradecemos a “Recetas para la vida” por este importante articulo

Honraras a tus padres, es uno de los primeros cinco mandamientos, que nos dieron en el monte Sinaí; esta sin duda es una de las mitzvot mas difíciles de cumplir. Cada vez la vida se complica más, las relaciones se alejan y simplemente las jerarquías y el respeto se esta diluyendo.

A pesar de que se puede pensar que el respeto a los padres tiene que ver con el agradecimiento por todo lo que dan, enseñan o regalan, realmente esta mitzvah tiene que ver únicamente con el hecho de que ellos nos han regalado la vida y gracias a ellos existimos.

Un hijo tiene la obligación de respetar a sus padres; con esto quiere decir que lo tiene que atender, cuidar, y mostrarle gratitud a pesar de que no siempre tengan una buena relación.

Dolor, desesperación, impotencia, culpa, enojo, malestar, compromiso…, estos y muchos otros sentimientos brotan cuando alguno o ambos de los padres se enferman o comienzan a envejecer y a perder sus habilidades. La relación de dependencia entre padres e hijos se invierte.

Desafortunadamente, circunstancias tales como falta de tiempo o de paciencia impiden atender a las necesidades y demandas de los padres. Algunas preguntas comunes son ¿Qué debo hacer con mis padres? ¿Llevo a papá a una institución para que lo atiendan? ¿A quién debo atender primero: a mi familia, a mi trabajo, o a mis obligaciones como hijo? ¿Yo no tengo vida?

Todas estas preguntas son válidas y cada situación es distinta, pero hay que recordar en todos los casos, el gran respeto y el compromiso que se le debe a la persona que nos dio la vida.

Después de un año muy difícil, Laura y Rosa debieron resignarse a que el padecimiento y el deterioro de su madre son permanentes. Ha perdido su independencia y sus demandas son múltiples. A pesar de estar casadas y tener sus propias familias, siempre se aseguran de que no le falte nada. Le compran la comida, le contratan enfermeras para que la cuiden de día y de noche, la llevan a las citas con los doctores y le compran sus medicinas. Cuidar a su madre realmente les consume mucho tiempo y energía.

Tanto Laura como Rosa tienen el gran dilema de qué hacer con ella, cuánto tiempo le deben dar para no tener que desatender sus vidas personales y sus obligaciones. Se preguntan si es necesario estar presentes a su lado ya que se angustian al verla así y a veces, su mamá ni siquiera las reconoce. ¿Qué deben hacer?

Atendiendo a los padres a pesar de…

Ingredientes:

2 tazas de respeto

1 rebanada de sensibilidad

3 cucharadas de cariño

1 manojo de gentileza

2 piezas de agradecimiento

Condimentos:

Amabilidad, paciencia y obligaciones

Recomendación del chef: Tener presente continuamente las cualidades y atributos de nuestros padres facilita el sentimiento de respeto y agradecimiento.

Modo de preparación:

1. Honrar a los padres es uno de los actos más difíciles. No depende de lo que ellos hacen, fueron o nos dieron ya que ellos nos han regalado la posibilidad de vivir. Tenemos la obligación de respetarlos y cuidarlos aunque puedan ser problemáticos, conflictivos o complicados. Sus errores no eliminan nuestra responsabilidad.

2. La atención de las necesidades físicas y materiales de los padres es inútil si no es con la intención de demostrar gratitud, respeto y dignidad. Es tan importante lo que se hace como el cómo se hace. Hablar en un tono gentil, placentero y amable; hacer las cosas con gusto, cariño y paciencia son ingredientes necesarios para lograr una buena relación sana y respetuosa que además de beneficiar a los padres, nos hace sentir mejor a nosotros mismos.

3. El respeto y el trato que uno da a los otros sirve como ejemplo y parámetro para que nosotros seamos tratados igual. “Así como me ves te verás”. Tarde o temprano todos envejecemos. Hay que tratar a nuestros padres así como queremos que nos traten nuestros hijos cuando seamos mayores.

“Cuando se vive para servir, uno tiene una razón para vivir “

Quiero leer más recetas para la vida

Copyright © 2011 Recetas para la vida®. www.facebook.com/ Recipes for Life @twitter. recipesforlife

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield