Sazonado el fin del año con actitudes positivas

Positivo
Positivo

Por: Becky Krinsky e Iliana Berezovsky de Recetas para la vida©

En el Talmud está escrito que aun cuando la navaja de la espada del enemigo está tocando el cuello, no tenemos el derecho de abandonar la esperanza. Ser positivo es una mitzvah y una obligación.  A pesar de que nadie nos  puede quitar la esperanza hay veces que las personas se rinden voluntariamente y dejan de tener fe. Olvidan que todo lo que sucede en esta vida tiene una razón de ser y que es D-os quien determina su curso. Debido a las limitaciones del ser humano que no podemos ver el cuadro completo y no resulta fácil descifrar los motivos por los cuales algo nos sucede; sin embargo, no hay duda que no es el producto de la casualidad o la mala suerte, sino el resultado de un plan divino que nos beneficia aunque no sea aparente. Por ello debemos tener fe, confianza y una actitud positiva.

¿Será realista desear y creer en un  feliz año, lleno de cosas buenas a pesar de la situación actual?

Llega el  fin de año y es común escuchar  buenos deseos,  un clima de esperanza y alegría  con buenas expectativas. Se espera que  el nuevo año traiga todo lo bueno, y aún mejor.  Pero, ¿será  real poder ser optimista cuando estamos viviendo una época de crisis tan fuerte,  donde la incertidumbre y el miedo están tan presentes?

La respuesta es inequívoca ¡Por supuesto que sí!, Hay que pensar siempre de modo POSITIVO. Es importante, crear hábitos positivos tanto en la mente como en las acciones para poder revertir situaciones y mejorar la condición en que se vive. Lo primero que se tiene que hacer es limpiar el panorama y desarrollar una buena actitud, ser congruente y tener fe. Ciertamente está comprobado  que existen estrategias que se utilizan para mejorar  la salud, la prosperidad y la felicidad. Estas técnicas se enfocan en concentrarse en lo que se quiere lograr, buscar soluciones a los problemas, tener una actitud positiva, reírse más, buscar amistades que motiven y ayuden  a disfrutar la vida, ser generoso y   crear un mejor mundo.

La familia de Iván  está  reunida en sus  usuales vacaciones, comiendo, riendo, y compartiendo lindos momentos. Iván se diferencia de sus hermanos y de su familia, ya que siente que en su vida le tocó lidiar con muchas más dificultades que los demás. A diferencia de sus hermanos, su matrimonio es muy conflictivo, su situación económica es mucho más inestable,  su nivel de vida es más restringido y a pesar de que no se queja,  todos saben que sufre.

Cada fin de año, su familia brinda y le desea que el nuevo año  sea  mejor y que  sus problemas se arreglen. En el pasado, Iván, nunca sintió que mejoraría por más de que  lo deseaba con todo su corazón.

Este año no ha sido muy distinto a los demás en cuanto a los desafíos que Ivan debió afrontar. La salud  de sus padres es cada vez más delicada, los negocios no han prosperado, su pareja no ha hecho cambios y si bien sus hijos y seres queridos han crecido y cambiado acorde con el ritmo natural al que todos estamos sujetos, no hubo ningún cambio radical.

Sin embargo, para Iván hoy todo es distinto, ya que cambió su perspectiva y su actitud. Ve al mundo con otros ojos, está tranquilo y confía en que va a tener un buen año a pesar de la crisis, de los problemas de salud y las dificultades que debe afrontar. Ha encontrado un lenguaje de paz consigo mismo, lo que le permite relacionarse con su mujer con más paciencia, ver a sus hermanos con más cariño y a sus negocios con mejores posibilidades.

Aprendió a ser positivo y toda su vida le cambió.

www.recetasparalavida.com

La receta: Pensamiento positivo

Ingredientes:

·1 taza de aceptación y fe

·1 puño de  flexibilidad

·1 chorrito de  aguante

·5 ramas de valor y fortaleza

·2 hojas confianza

·1 tira de esfuerzo

·3 rajas de generosidad

Condimentos:

Esperanza, paciencia, optimismo

Recordatorio del chef: Cada quien  es dueño de sus pensamientos y  tiene la opción de elegir como piensa. 

Modo de preparación:

1.       La actitud positiva se debe cultivar continuamente. Existen técnicas específicas con las que se puede aprender a cambiar los pensamientos  negativos o destructivos, dejar de enfocarse en los problemas y concentrarse en las posibles soluciones. Una de las más importantes consiste en aprender a agradecer lo que se tiene y dejar de contar lo que a uno le falta.

2.       Ser positivo para vivir mejor. Cuando se logra cambiar la perspectiva de la vida y se intenta percibir los eventos como circunstancias positivas aunque no sean aparentes, entonces  uno es capaz de mejorar su calidad de vida y su salud física y mental. Logra disfrutar más, compartir más, reír con mayor frecuencia y  tener una mejor disposición en general.   

3.       La actitud positiva es la llave de la felicidad e incrementa el sabor de la vida.  Ser positivo no quiere decir no ser realista o negar el dolor y los problemas. Sin embargo una un poco de actitud positiva  puede mejorar  cualquier panorama, trae un mayor alivio y sazona la vida .

Si cuesta el mismo trabajo pensar negativa que positivamente ¿por qué no escoger el segundo que nos asegura vivir mejor?

Copyright © 2005-2011 Recetas para la vida ®. Todos los Derechos Reservados

Te esperamos en Recipes for Life en Facebook y twitter

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Bendición del Rav Harashí para 5677 | Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield