¿Es la “prueba de la revelación pública” irrefutable?

Har Sinai
Har Sinai

Por Dr. Yithak Calafi

Pregunta: Estimado Dr. Yithak Calafi, uno de los argumentos más empleados para probar la veracidad de la Tora es el de la revelación pública en el Sinai. La multitud de testigos que además cambiaron radicalmente su forma de vida, transforma la revelación de la Tora en un hecho historico. Qué opinas de la “prueba de la revelación pública”, realmente satisface los critério de la história como ciencia?

Respuesta: Sobre si puede ser válida la revelación pública. Todo puede ser cuestionado, una colectividad, generalmente pequeña, puede decir que ha tenido “revelaciones” colectivas, pero con el tiempo se diluye y no perdura, me refiero al cabo de pocos meses o años.

Científicamente a nivel de ciencia sociológica cuando todo un pueblo ha vivido, sufrido, padecido, un acontecimiento que lo ha marcado podemos asegurar que es cierto, y más cuando hay diversidad de opiniones y disensiones, como el caso de Coraj, y aún más cuando el relato de Pesaj es transmitido del abuelo al hijo y de este al nieto sin intervención “sancionadora” o fiscalizadora de los cohanim, que podría ser considerada la guardia pretoriana del poder, en caso de ser una imposición en siglos posteriores por parte de la élite de Am Israel, élite religiosa, a la cual se le podría imputar un relato uniformador.

Ningún relato uniformador impuesto por una élite gobernante ha durado mucho tiempo. Los no pertenecientes a la élite son más propensos a rechazar la teoría -revelación- pretendidamente impuesta, los descendientes de la élite al cabo de un tiempo no sostienen la teoría “impuesta”.

Coraj y todos los que se rebelaron más los que huyeron de la esclavitud de Egipto no hubieran soportado la disciplina y pretendida tiranía de Moshé y de los Cohanim para mantener un relato falso, pues al cabo de un tiempo de desplazarse por el desierto hubieran rechazado completamente a Moshé por no llevarlos a “buen puerto”, al camino de la liberación. Sólo podían seguri fieles a Moshé por dos motivos: 1. o por una brutal, cruel y asesina dictadura de Moshé, los Cohanims y Leviim , o por 2. por que el pueblo sabía que había algo más a parte de Moshé y la élite sacerdotal. Esto “más” lo tenían que haber vivido y sentido, por eso no podían rechazarlo.

Si hubiera sido por su tiranía, Moshé y la élite sacerdotal no hubieran podido contener a un pueblo durante tanto tiempo y posteriormente la gente hubiera explotado. Como en el caso de España con Franco, después de la dictadura nacional-católica los españoles buscan la memoria colectiva, aprueban leyes como el matrimonio homosexual, etc y hay un rechazo muy fuerte y popular contra el nacional-catolicismo y el catolicismo. Hasta los herederos del franquismo se desconectan de Franco.

Un régimen dictatorial no ha permitido nunca que la historia se transmita en casa, sino que los textos oficiales son los únicos válidos, y la gente no comenta nada de lo oficial.

La teoría que Moshé impuso la Torá o que fueron en tiempos del exilio en Babilonia por los Cohanim no resiste un análisis serio, pues el pueblo hubiera rechazado aquellos que le imponen y es diferente de lo que se les ha explicado en casa, clandestinamente. Ningún pueblo hubiera soportado todas las penalidades a lo largo de la historia, como las que ha sufrido Am Israel, si no hubiera tenido la certeza de sus ancestros, no de las élites, de que todo lo que estaba en la Torá fue vivido realmente.

Lo normal, inteligente, lógico y humano es desprenderse de aquello que no es cierto, de aquello que es impuesto por un régimen, y más cuando como consecuencia se sufre tanto. La asimilación es la constante en todos los pueblos. Los humanos divinizamos fácilmente, el dinero, el poder, etc.

El judaísmo es puro monoteísmo y va contra la corriente normal y sociológica de la historia. Ningún pueblo, excepto Am Israel, se reprocha y considera que es castigado por un Ser que busca su perfeccionamiento. Si no lo hubieran vivido en el Sinai, en el desierto, etc, nadie, con un poco de inteligencia, hubiera seguido las “teorías” del “dictador” Moshé, que hacía siglos estaba muerto y que sólo llevaban a la ruina como pueblo, (persecuciones, esclavitud, etc).

No sólo el argumento de la revelación es colectiva, sino que rechazarlo es poco inteligente y no puede explicar el curso histórico de Am Israel. Si fuera un sueño o una invención de Moshé o yo qué sé quién, no podría sostenerse por generaciones. Ni por los mismos israelitas que “vagaban” por el desierto.

Los pueblos siguen a sus dictadores mientras les dan riqueza y poder, pero cuando son derrotados, o empobrecidos, son abandonados. ¿Quién sigue a A. Hitler en Alemania después de la derrota? (Hay nazis pero no toda la población lo sigue y que sea borrado su nombre).

En este sentido, “sociológicamente” la derrota de Moshé sería no haber llegado inmediatamente a Canaán. Ni él mismo llegó. Vaya derrota – hablo sociológicamente. Pero cómo se valora su victoria, pues en que Am Israel ve que no es Moshé el que libera a Am Israel sino el Todopoderoso, y que el relato de la Torá es el que sus padres y abuelos les explicaron.

Esto penetrará con la máxima potencia en los cerebros, mentes y corazones de los hijos de Israel, y por eso estamos donde estamos.

Imágen:  Mohammed Moussa (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. Portal de Pesaj: materiales, juegos, artículos | Centro Kehila
  2. Nitzavim: Desde el talador de árboles hasta el aguatero | Judaísmo para Morim y Rabanim | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield