Naso – La bendición de los Cohanim

Birkat Cohanim
Birkat Cohanim

Por: Rabino Ilan Ariel Rubinstein. Todos los Derechos Reservados

“D-os te bendiga y te guarde. D-os te ilumine con su presencia y te agracie. D-os se torne hacia ti y te conceda la paz” (Bamidbar 6:24–26).

La bendición más bonita al pueblo de Israel se encuentra en esta parashá. Bendición que expresa cuatro principios fundamentales. Protección, prosperidad material, prosperidad espiritual y paz. Los interlocutores de D-os eran los Cohanim, quienes luego de realizar el servicio del Beit HaMikdash bendecían al pueblo.

Hoy en día, a pesar de no tener el Beit HaMikdash, los Cohanim siguen bendiciendo a sus hermanos en los rezos de Shajarit y Musaf. Cuando D-os les ordena a los Cohanim bendecir al pueblo lo hace de esta forma: “Así bendecirán al pueblo de Israel: “D-os te bendiga y te guarde…””.

La expresión “así bendecirán” quiere transmitirnos una enseñanza muy importante. Muchas leyes de esta bendición se aprenden de esta expresión, como que los Cohanim bendigan de pie, en voz alta, de frente al pueblo, en hebreo y con los brazos en alto y las manos extendidas. Más el Ktav Sofer deduce de esta expresión otro concepto importante.

Había pasado la boda, ya la tensión se había ido y los flamantes esposos comenzaban una nueva vida. Sus primeros momentos para compartir a solas inspiraron al esposo, quien con voz segura le preguntó a su esposa:

–Mi amor, ¿te habrías casado conmigo si mi padre no me hubiera dejado una fortuna?
–Cariño, – respondió con dulzura la mujer – me habría casado contigo sin importar quién te hubiera dejado la fortuna.

El Ktav Sofer explica que la expresión “Así bendecirán” hace alusión a que esta bendición debe ser desinteresada. Los Cohanim recibían del pueblo la Terumá y el diezmo de las cosechas, por lo tanto su bendición pudiera tener la intención de que se aumenten las cosechas del pueblo para así recibir más. Pero esta bendición fue ordenada en el desierto cuando todavía comían el “maná”, la comida que milagrosamente recibían de D-os diariamente. Entonces “Así bendecirán” quiere expresar que así como en el desierto su bendición era desinteresada ya que no iban a recibir nada del pueblo, así debía ser una vez que entren a la tierra de Israel, también que los bendigan independientemente de los
beneficios que pudieran recibir, sea poco o sea mucho.

Quizá por este motivo la bendición que establecieron los Sabios para ser dicha antes de la propia bendición de los Cohanim, dice: “…nos ordenaste bendecir al pueblo Israel con amor”, ya que sólo cuando se bendice con amor es que se busca el beneficio del prójimo por encima de los intereses personales.

La bendición de los Cohanim nos enseña la vocación del servicio a la comunidad, un servicio consagrado al prójimo y desligado de cualquier beneficio personal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield