Ree: Tiempo no es dinero, tiempo es…

Para la mesa de Shabat – Parashat Ree, por Daniel Herc

Disfruta de esta bonita reflexión para la mesa de Shabat. Puedes utilizarla como un disparador de una enriquecedora vivencia familiar en la cual se pueden debatir varios temas como por ejemplo: La calidad del tiempo que compartimos como familia, el tiempo que dedicamos a lo que realmente es importante comparado al tiempo que “quemamos” con actividades de menor importancia, etc. Disfruta y comparte con tus amigos.

Hay momentos donde parece que el tiempo no pasa y hay momentos donde parece que el tiempo vuela. Podemos estar en la mitad de una situación especial, pero si nos resulta aburrida, el tiempo se detiene. Por otro lado, situaciones alegres pasan demasiado rápido. ¿Cuántas veces nos gustaría parar el tiempo para disfrutar más y cuántas veces nos gustaría acelerarlo para que ya termine el mal estar? Lo que es seguro es que el tiempo es subjetivo. Depende del valor que le damos al tiempo, este se puede volver preciado o invaloro. El tiempo no nos define, somos nosotros quien lo definimos.

Cuenta una vieja fábula que un hombre decidió pasar algunas semanas en un monasterio de Nepal.

Cierta tarde entró en uno de los numerosos templos de la región y encontró a un monje sentado en el altar, sonriendo. Le preguntó por qué sonreía.
suscribete– Porque entiendo el significado de los plátanos – fue su respuesta.
Dicho esto, abrió la bolsa que llevaba, extrayendo de ella un plátano podrido.

 – Esta es la vida que pasó y no fue aprovechada en el momento adecuado; ahora es demasiado tarde.
Seguidamente, sacó de la bolsa un plátano aún verde, lo mostró y volvió a guardarlo.
– Esta es la vida que aún no sucedió, es necesario esperar el momento adecuado.
Finalmente, tomó un plátano maduro, lo peló y lo compartió con él.
– Esta es la vida en el momento presente. Aliméntate con ella y vívela sin miedos y sin culpas.

Nuestro deber es aprender a vivir el presente con los conocimientos ganados del pasado para preparar un futuro mejor. No adelantar las cosas antes de tiempo ni dejarlas pasar. El tiempo es tan preciado que debemos saber utilizarlo de manera que sintiéramos que estamos alimentándonos de él, de manera que podamos testificar que cada minuto y minuto valieron la pena.

Tiempo no es dinero, ¡tiempo es vida!

Nuestra Parasha, Ree, empieza diciendo: “Ved, Yo presento ante vosotros hoy una bendición y una maldición. La bendición será si obedecéis los preceptos de El Eterno, vuestro D´s, que yo os ordeno hoy. Y la maldición si no obedecéis los preceptos de El Eterno, vuestro D´s, y os descarriáis del sendero que os ordeno hoy para ir tras los dioses de otros, que no conocisteis”. El Gaón de Vilna explica que el libre albedrío funciona a base diaria. Es decir, tus decisiones no te ponen sobre un carril del cual no puedes bajar ni cambiar el rumbo. Constantemente tienes la opción de cambiar, de mejorar.

Por eso debemos siempre parar y pensar qué tan bien aprovechamos nuestro tiempo. Todos los días debemos calcular y mejorar lo mal aprovechado el día anterior. Es verdad que tiempo mal aprovechado es tiempo muerto, pero incluso de él se puede aprender. Aprender a cómo vivir el día siguiente de manera correcta.

Justamente en la próxima semana entramos en el mes de Elul, el último mes del calendario Judío antes de Rosh Hashana, el día que nos juzgan por nuestros actos. Este mes es conocido también como el mes de introspección. Durante todo el mes analizamos cómo mejorar, cómo corregir nuestros actos malos y cómo mejorar los buenos. Cómo volvernos mejores personas. Pero lo principal del mes, es que aprendamos que nunca es tarde, que el tiempo es ahora, este instante y que no lo debemos dejar pasar. Que día a día podemos aprovechar el tiempo de manera especial, podemos hacer del tiempo algo especial.

Quiera D-os que le demos tiempo al tiempo. Que aprendamos a vivir cada segundo de nuestra vida y que el presente se vuelva un presente, ¡Un regalo!

Shabat Shalom

Si este artículo te gustó, recomendamos también:

corazonesEl amor invertido y revertido. Video de 32 segundos

Una palabra que puede cambiar tu vida. Artículo

Otros artículos de la categoría: Para la mesa de Shabat

Suscríbete a nuestro boletín e entérate de la las novedades del Centro Kehila.

2 Comments on Ree: Tiempo no es dinero, tiempo es…

  1. Bellissimo!!! Cuantas toneladas de plátanos tiramos cada día? Muchas personas invierten su precioso tiempo persiguiendo vanidades… y mas que todo … el dinero… Buena reflexión para shabbat, y para cada día de nuestra vida!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield