Shoftim: ¿Violencia en la Tora?

La Visión Historica de Parashat Shoftim

Por: Dr. Yitzhak Calafi

guerraTodos sabemos que la paz es uno de los principales anhelos del judaísmo. Tres veces al día, a cada vez que comemos pan, pedimos por la paz. Sin embargo, los siguientes versículos en la Parasha de Shoftim parecen contradecir este principio.

Devarim 20:10-17: Cuando te acerques a una ciudad par conquistarla (primeramente) le ofrecerás la paz. Y si te respondieren aceptando la paz y abriéndote sus portales, toda la gente que allí se hallare será tributaria de ti y te servirá. Pero si no aceptaren la paz combatirás contra ellos y sitiarás la ciudad. Y cuando el Eterno tu D-s la haya entregado en tus manos herirás a todo varón a filo de espada, pero tomarás para ti a las mujeres, a los niños y al ganado que hubiere en la ciudad, y también te apoderarás de los despojos, y comerás el botín de tus enemigos que el Eterno tu D-s te dio. Así harás con todas las ciudades que estén muy lejos de ti, o sea que el Eterno no te da por heredad, pero las ciudades que el Eterno tu D-s te da por heredad no dejarás con vida nada que respire, sino que destruirás a esos pueblos, o sea los jeteos, los amorreos, los cananeos, los pereceos, los heveos y los jebuseos, como te lo ordenó el Eterno tu D-s,

Muchos autores ven estos pesukim como un texto apologético de la violencia, y han llegado a afirmar que todas las religiones que se declaran monoteístas son iguales en violencia. Estos pesukim muchas veces son considerados por autores judíos como textos anticuados, superados por la evolución y reforma ética del mismo pueblo judíopaz, plasmada en la reinterpretación rabínica que los ha reformado, suavizado y humanizado.

Los teólogos cristianos se refieren a ellos como parte de una época de crueldad, únicamente superada por los Evangelios gracias “al sacrifico expiatorio de Jesús”.

Los apologistas del Islam justifican los numerosísimos textos en pro de la violencia que impregnan y abundan en el Corán equiparándolos con estos pesukim de este artículo.

¿Cómo el judaísmo explica estos versículos? ¿Acaso la Tora exalta la violencia y las guerras de exterminio?

Contexto histórico de estos pesukim

JosuéDespués de desplazarse durante cuatro décadas por el desierto, el pueblo de Israel necesitará radicarse en una tierra, la tierra prometida por D-s a los Patriarcas, y reconocida por todos como tal. La masa poblacional israelita oscilaba en un rango aproximado de cuatro millones y medio de personas a cinco millones (601.730 varones mayores de 20 años, Bemidbar 26:1-51, al que hay que añadir todas las mujeres y niñas, y los niños varones menores de esa edad).

Eretz, la tierra de Canáan, estaba poco poblada, y sus moradores eran: los hititas, también conocidos por jeteos o jetitas, fueron una población de origen indoeuropeo que se instaló en la región central de la península de Anatolia entre los siglos XVIII y XII a EC teniendo la ciudad de Hattusa como capital. Hablaban una lengua indoeuropea, usando jeroglíficos propios y en otras ocasiones escritura cuneiforme prestada de Asiria. Aglutinó a numerosas ciudades-estado llegando a crear un influyente imperio gracias a su superioridad militar, despiadada brutalidad y gran habilidad diplomática, constituyéndose así como la tercera potencia en Oriente Medio, junto con Babilonia y Egipto, a los que invadieron. Perfeccionaron el carro de combate ligero, empleándolo con gran éxito [1].

Los amorreos, conocidos también por amorritas o martu, fueron un pueblo de origen cananeo constituido por tribus nómadas muy belicosas que ocuparon Siria, Canaán y la región al oeste del río Éufrates, desde la segunda mitad del tercer milenio antes de nuestra era. En el curso de sus correrías llegaron a conquistar en dos ocasiones la molochciudad de Babilonia. Las costumbres de este pueblo eran consideradas groseras y toscas como se ve en una tablilla sumeria: “Los martu no conocen el grano… Los martu no conocen ni la casa, ni la ciudad … no se inclinan para cultivar la tierra, comen carne cruda, no tienen casa durante toda su vida, no se entierran tras su muerte… Los martu son un pueblo saqueador con los instintos de las bestias salvajes”. [2].

Los pereceos, o ferezeos, los jebuseos, y los heveos eran tribus cananeas que estaban esparcidos por toda Mesopotamia. Los cananeos, llamados fenicios por los griegos. [3]

Hace una treintena de años que tenemos, a parte de las referencias bíblicas, los textos descubiertos en Ugarit del segundo milenio aEC sobre el culto religioso de los cananeos en los que se relata que estos eran dados a excesos sexuales con los que se creían promover la fertilidad general, se sacrificaban niños a los dioses, y realizaban prácticas mágicas y adivinatorias. Los templos constaban esencialmente de una habitación reservada o santísimo, precedida de una sala grande y de un patio donde se encontraba el altar de los sacrificios sangrientos. El culto a la fertilidad trajo la prostitución sagrada tanto de hombres como de mujeres, considerada como acto capaz de producir la fecundidad de la naturaleza, y que constituía uno de los ingresos del templo.

Las orgías del templo de Aphaca duraron hasta los tiempos de Constantino el Grande –siglo IV de la EC-; indudablemente, en época tardía y enbook_of_leviticus___molech_sjpg823 los tres primeros siglos del cristianismo, la degradación moral de los adeptos a esta faceta del culto a Astarté era indudable. Luciano nos habla de los Galli, que en momentos de histeria místico-sexual, se auto castraban y vestidos de mujer recorrían diversos lugares llevando una imagen de la diosa, para cuyo culto iban recaudando fondos.

Los sacrificios ofrecidos por los antiguos pueblos de Eretz podían quemarse íntegramente o sólo en parte, comiendo entonces el oferente su parte en comunión con el dios. Se ofrecían bebidas y comidas (sacrificio incruento) o animales. Los sacrificios humanos solían ser de prisioneros, bien como represalia, bien como ofrecimiento, era una práctica común el sacrificio de los niños. Se acudía a ello en los casos de calamidades públicas y graves peligros colectivos; en la misma Jerusalem la costumbre de pasar a los hijos por el fuego fue cosa corriente, para escándalo de los hebreos fieles al monoteísmo. Los cananeos tenían varios dioses, el principal de los cuales era Baal, que significa señor. Cada pueblo, ciudad o villa tenía su Baal particular, el más importante de los cuales era el de Tiro, al que se lo llamaba Baal Melkart, al que los cananeos ofrecían el primer hijo. Este sacrificio se llamaba Molej. La Torá prohibirá estas prácticas criminales y declarará:

Les dirás a los hijos de Israel: “Todo varón de los hijos de Israel y del forastero que habitare con vosotros que diere sus hijos a Molej será castigado con la muerte. El pueblo de la tierra lo lapidará. Y Yo volveré Mi rostro contra tal hombre y lo extirparé de su pueblo, por haber profanado Mi santuario y el Nombre de Mi santidad entregando su simiente a Molej.`[Vayikrá 20:2-3]

Recordemos que los cartagineses, como sus antepasados los cananeos, inmolaban niños a sus dioses. Diodoro Sículo explicaba que había visto una estatua gigantesca de Baal en bronce que tenía las manos tendidas hacia adelante y ligeramente inclinadascartagineses hacia la tierra. En ellas se depositaban los niños que resbalaban y caían en una gran hoguera que ardía ante la estatua. Los niños así sacrificados eran divinizados de manera que los padres no podían lamentarse. Músicos con flautas y tambores acompañaban la ceremonia y las madres iban a entregar sus hijos al sacerdote para que fuesen sacrificados.

Parece ser que estos sacrificios fueron desapareciendo con el tiempo, pero, cuando el año 310 aEC. el tirano de Siracusa Agatocles sitió la ciudad, escribe Diodoro Sículo que creyeron los cartagineses que su dios les era hostil. «En efecto, aquellos que antes sacrificaban al dios los mejores de sus hijos compraban secretamente niños que alimentaban y después enviaban al sacrificio. Se descubrió que muchos niños sacrificados lo habían sido en lugar de otros, y considerando estas cosas y viendo al enemigo acampado ante sus murallas tuvieron el temor de haber descuidado los honores tradicionales debidos al dios. Para reparar el error escogieron doscientos niños de los de mejor familia y los sacrificaron en nombre del Estado. Incluso bajo la dominación romana los fenicios continuaron sacrificando niños, pero los romanos condenaron la costumbdeusesre y ordenaron crucificar a los que continuasen haciéndolo. [4]

En los templos en los que se rendía culto a Moloch se encontraba una enorme estatua de bronce del dios. Dicha estatua estaba hueca, y la figura de Moloch tenía la boca abierta y los brazos extendidos, con las manos juntas y las palmas hacia arriba, dispuesto a recibir el holocausto. Dentro de la estatua se encendía un fuego que se alimentaba continuamente durante el holocausto. En ocasiones los brazos estaban articulados, de manera que los niños que servían de sacrificio se depositaban en las manos de la estatua, que por medio de unas cadenas se levantaban hasta la boca, introduciendo a la víctima dentro del vientre incandescente del dios. Durante el sacrificio, los sacerdotes del templo hacían sonar tambores, trompetas y tímbalos, de manera que no oían los llantos de los niños. [5]

Explicación de los versículos respecto al pasado

En este contexto, la convivencia en pie de igualdad entre credos de Am Israel y el resto, hubiera puesto en peligro las enseñanzas éticas de la Torá. Es por lo que la Torá exigirá que se conquiste las ciudades de Canáan, lo que implica que sus moradores abandonen sus criminales e inmorales tradiciones. Aún a estos pueblos crueles antes de la guerra hay que ofrecerles la paz, lo que llevará al sometimiento a la ley noáquida –de Noaj- para los cananeos, meteos, y en caso de rechazo a estas leyes, se les amenaza con la destrucción, para que estos pobladores no corrompan a Am Israel: “para que nobnei noach os enseñen a hacer las abominaciones que hacen idolatrando a sus dioses y así no porqués contra el Eterno vuestro D-s.” [Devarím 20:18].

La amenaza de eliminar a todos los moradores si no aceptaban “abrir los portales de la ciudad y la paz”, era disuasoria, se trata más de una amenaza que en la practica no se concretó. D-s lo que quería es que estos pueblos cambiasen su actitud, y abandonasen el pecado. Porque no quiero la muerte del que muere, dice D-s el Eterno; convertíos, pues, y viviréis. [Yehezkiel 18:32]

Ramban y Rashi explican que si los moradores cambian su criminal comportamiento y se someten a las leyes de Noaj pueden vivir en paz, o pueden emigrar al territorio de donde procedían. La guerra no es contra las personas sino que contra la ideología del mal, del sacrificio de niños inocentes. Los asesinos deben ser punidos, pero aquellos que quieran abrazar las 7 Mitzvot Noajicas que prohíben el asesinato y exhortan a la justicia, sin tener que convertirse al judaísmo pueden vivir tranquilamente en la tierra de Israel bajo el gobierno judío.

¿Cómo estos versículos se llevaron a cabo?

En la practica lo que históricamente ocurrió fue que las tribus hebreas iniciaron la conquista de Canáan hacia el 1400 aEC, en un proceso lento, que duró varios decenios, y en el que los cananeos finalmente fueron expulsados, o bien en muchísimos casos se fundieron con las tribus isra200px-Dore_joshua_crossingelitas. El primer marido de Bat Sheva, esposa del rey David y madre del rey Salomón, fue Urías el hitita –jeteo-, fiel combatiente de los ejércitos del rey David. [2 Samuel 11:1-27]. El caso de Urías el hitita, el jeteo, refleja la conversión de muchos de estos cananeos y hititas al judaísmo, y su amor por Israel.

Los estudios arqueológicos actuales aseguran que hubo muy pocos combates y se discute si se trató de un movimiento pacífico de deposición poblacional llevado por los israelitas que se sacudieron del dominio explotador de las ciudades-estado cananeas y se asentaron en aldeas recién fundadas (Mendehall). Alt opina que la toma de la tierra por los israelitas fue una ocupación pacífica de las zonas menos pobladas del país.

Los versículos en la actualidad ¿Es correcto decir que la Torá apologiza sobre la violencia? [6]

Las leyes de la Torá en el caso de la conquista de la tierra de Canáan son de tipo excepcional y para un momento concreto, como excepcional era la situación. Tuvieron el efecto de infundir miedo a aquellos habitantes de Canáan cuyo comportamiento era extremadamente inmoral y sin respeto por la vida de sus propios vástagos, por lo que se tuvo que recurrir excepcionalmente a las armas. Se trataba de una orden específica y temporal, dada en un momento específico al pueblo de Israel acerca de un bpaz 2lanco militar concreto. En absoluto es una orden con carácter universal y eterna. Estos pueblos citados en los pesukim ya no existen, o bien abandonaron Eretz, o bien, se fusionaron con Am Israel.

Los textos analizados al inicio de este artículo nunca han sido base argumental para guerras y matanzas por parte de Am Israel. Nunca en la historia del pueblo judío, am Israel ha apologizado y exaltado la violencia en nombre de la Torá.

El ideal de la Torá, repetido machaconamente por los profetas es la Paz.

El ideal y anhelo profético repetido constantemente en la Torá es la paz entre los hombres, entre los pueblos, no una paz en el mundo ideal, sino una paz real y terrenal, como describe Yeshayahú 11:1-9, un mundo en el que “el lobo morará con el cordero, el leopardo con el cabrito se acostará, el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, la vaca y la osa pacerán y sus crías se echarán juntas, y no se hará daño nadie contra nadie.”

Shalom –Paz- es uno de los nombres del Eterno.

Si te gusta este artículo, recomendamos también:

La raíz de toda Guerra

NOTAS

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Hititas

http://www.youtube.com/watch?v=vBvIcyYO3GE

http://es.wikipedia.org/wiki/Ur%C3%ADas_el_hitita

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/HISTORIA%20GENERAL%20RELIGIONES/HITITAS/HITITAS_PRINCIPAL.htm

http://vamosaguerrear.blogspot.com.es/2009/10/los-guerreros-hititas.html

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Amorreos

[3] Los griegos llamaban fenicios a los cananeos, es decir a los pobladores de la región que se ubica entre Mesopotamia y Egipto en el Medio Oriente. Los fenicios se llamaban a sí mismos cananeos. La palabra griega phoinix significa púrpura. Posiblemente Canaán también signifique púrpura. De esa manera ambos vocablos se refieren al “pueblo púrpura “o a “la tierra de la púrpura”.

http://en.wikipedia.org/wiki/Canaan

http://feniciaymas.blogspot.com.es/2009/09/quienes-eran-los-fenicios.html

[4]http://www.saber.golwen.com.ar/muerteen.htmhttp://webquest.infoespacio.net/IMG/pdf/Asimov_Isaac_-_La_Tierra_de_Canaan_1-1_.pdf

[5] Molk es un rito religioso característico de la religión cananea. Se practicaba en honor al dios Moloch y consistía en el sacrificio, por cremación, de un hijo recién nacido en perfectas condiciones. Se celebraba en un recinto al aire libre, diferenciado de templos y cementerios, y las cenizas eran guardadas en vasijas y enterradas en el tofet. El mejor estudiado y documentado es el de Cartago.El rito procede del mundo semita y los hallazgos de Cartago apoyaban la idea de que el molk, como sacrificio cruento, era conocido desde antiguo en Fenicia y desde allí se había difundido por el vecino Israel y el occidente feniciopúnico, hasta Cartago y sus colonias. Uno de los autores que ha tratado con más conocimiento el tema, ha sido de Vaux (1964). La opinión de la mayor parte de los estudios, viene a sostener que dichos sacrificios nada tenían que ver con cuestiones como el infanticidio y la presión demográfica. Esto resultaba particularmente pertinente cuando se establecía una relación entre el molk y el sacrificio de las primicias, por la que se consideraba que tales holocaustos habrían de afectar de forma especial a los primogénitos. http://es.wikipedia.org/wiki/Molk

También lo relata Cleitarchus en un comentario sobre la República de Platón:

Al ver venir al Sumo Sacerdote de Moloch vestido de túnica púrpura, color de pureza, le pregunté cual es el origen del culto. Me contestó que en los tiempos primordiales hubo una gran catástrofe y hoy en día si no fuera por los sacrificios para fertilizar la tierra, serian piedras lo que encontraríamos. Entonces, en medio de una plataforma había una estatua de Cronos, con las manos extendidas sobre un brasero de bronce, las llamas que engullen a los niños. Cuando las llamas alcanzan el cuerpo, sus miembros se contraen y la boca abierta casi parece reír, hasta que el cuerpo contraído se desliza resbalando al fondo del brasero. Así es que esta mueca se conoce como risa sardónica, puesto que ríen al morir

http://www.canalsocial.net/ger/ficha_GER.asp?id=10675&cat=religioncristiana

http://es.wikipedia.org/wiki/Moloch

[6] http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=14983

http://www.thereligionofpeace.com/Pages/Bible-Quran-Violence.htm

2 Comments on Shoftim: ¿Violencia en la Tora?

    • Shalom Jack,
      El Dr. Calafi es uno de los colaboradores del Centro Kehila, el trabaja como medico en un hospital publico y santifica shem shamaim defendiendo el judaísmo y a Israel en toda ocasión. Su vastísima cultura general y su amor por la Tora y Eretz Israel, son los ingredientes de su personalidad que permiten que el escriba estos Dvrei Tora “no convecionales”. Lo bonito, es que con todo esto, sigue siendo una persona sencilla y humilde.
      Shana Tova.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Los esclavos en la Torah | Centro Kehila

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield