vayetze: Los sentimientos según la Tora

Adaptado del comentario del Rav Yehuda Amital zt¨l

Y Yaakov amó a Rajel

Yaakov y RajelNuestra parasha nos cuenta del encuentro entre Yaakov y Rajel y enfatiza los fuertes sentimientos que Yaakov sintió por ella.

“Entonces Yaakov besó a Rajel y alzó su voz, y lloró”.

Luego, nos cuenta la Tora que los siete años que Yaakov trabajó por Rajel, le parecieron como pocos días, por el inmenso amor que sentía por Rajel.

Este es sin duda uno de los pasajes más

románticos de la Tora. Sin embargo, todo este romance y sentimentalismo, nos despierta una pregunta: ¿Acaso estos sentimientos son dignos de una persona tal elevada espiritualmente como Yaakov, el ápice de los patriarcas que vive en los mundos superiores a quien los ángeles celestiales se revelan a cada paso que da?

En el “Jeder” me enseñaron que Yaakov lloró después de besar a Rajel, porque se arrepintió del pecado. Yaakov inmediatamente se preguntó “¿qué hice?” y de tanto arrepentimiento se puso a llorar.

Esta respuesta del “melamed” en el Jeder, es típica de una visión de mundo que menosprecia toda forma de expresión de los sentimientos humanos. El amor tan intenso de Yaakov es una debilidad y por eso hay que explicar y corregir la conducta tan humana de Yaakov.

Pero, me parece que justo el énfasis que la Tora pone en la descripción del lado humano, sentimental de Yaakov nos enseña todo lo contrario. Es decir, no hay ninguna contradicción entre el amor entre el hombre y la mujer y la grandeza espiritual.

Sobre el versículo “Personas santas seréis para Mí” el Rabí de Kotzk solía explicar que D´s dice al pueblo de Israel “ya tengo suficientes ángeles, ¡lo que quiero de ustedes es que sean personas!”. La Tora no pide que rechacemos nuestros deseos o que reprimamos nuestro sentimientos. Sino que los direccionemos, con toda su intensidad, al servicio de D´s: “Personas santas seréis para Mí”.

Desgraciadamente, con el tiempo esta visión del valor de los sentimientos naturales humanos se perdió. Esto es muy grave, pues una persona que es incapaz de amar intensamente a otro ser humano, que no consigue identificarse con los sentimientos y deseos del prójimo, tampoco es capaz de amar a D´s o de identificarse con Sus deseos.

boton apoya el ckLa romántica tiene una función positiva en nuestro mundo. D´s creó ángeles y creó a seres humanos. Creó a los humanos para que puedan sentir todo tipo de sentimientos y utilizar a todos ellos en la mejora de su personalidad y para profundizar y fortalecer su conexión con el creador.

Si D´s quisiera que fuéramos como los ángeles, así nos hubiera hecho y ¿quién lo podría impedir? Pero D´s nos creó humanos y nos exige:

“Personas santas seréis para Mí”.

 

Si este artículo le gustó, sugerimos también:

autoestima¿Cuál es la diferencia entre vanidad y autoestima? Recetas para la vida

La dignificación del trabajo en el judaísmo Por: Dr. Yitzhak Calafi

Otros artículos de la categoría “Para la mesa de Shabat

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield